Pasos en el cielo

Eugenio Fernández Abad

El avance en los objetivos científicos en la estación Alfa, abre una esperanza sobre la cooperación internacional pacífica y la mejora del bienestar de la humanidad.
Aunque tímidamente, en un escenario internacional lleno de acechanzas e incertidumbres, se abre camino el esfuerzo que la comunidad científica internacional está llevando a cabo para la construcción de la ISS. A mediados de abril, los tripulantes del transbordador Atlantis; Lee M.E. Morin, Steven Smith y Rex Walheim, en misión de apoyo y avituallamiento, han conseguido, junto al ingeniero de la ISS, Carl Walz, instalar y hacer operativo un rail de 13,40 metros que servirá para el desplazamiento de un pequeño tren espacial. 

Este dispositivo permitirá, a una velocidad de 2,5 metros por segundo, mover el brazo articulado de la estación, necesario para el montaje de los nuevos módulos que entorno al cuerpo principal se van a ir construyendo. El trabajo realizado en estas últimas fechas resulta especialmente significativo pues posibilita las posteriores labores en el acoplamiento del complejo, y, sobre todo, fortalece la confianza en este proyecto de la humanidad. Cimentado en los acuerdos de colaboración espacial firmados en 1993 entre Rusia y Estados Unidos, que confirman el fin de uno de los mayores peligros para la humanidad en los últimos tiempos, la tensión latente entre las super potencias nucleares y su sustitución por la colaboración científica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s