¿Cual es tu raza?, humana, por supuesto

Cada vez que salta a la tarima informativa una noticia impactante, días mas tarde se producen los clásicos ecos, que informan sobre hechos que en otras circunstancias habrían sido ignorados.
En concreto me refiero al caso de la joven Barcelonesa agredida en el metro por un cobarde sin un ápice de dignidad. Y también en el hecho ocurrido hoy, en el que una banda de neo-nazis agredió a personas de color a la entrada de un metro. Ojala se pudiese decir que estos son casos aislados, pero la verdad es que todos los días y muchas veces, se producen agresiones mayoritariamente verbales, pero también físicas, contra personas extranjeras.

Si, es verdaderamente vergonzoso, que aun hoy, en el mundo se discrimine a nuestros semejantes por sus rasgos o por su origen. Pero es aun mas triste en nuestro caso porque, si mal no recuerdo, nuestra historia y nosotros los españoles, nos hemos relacionados con diferentes culturas, y nuestra misma cultura es una mezcla de ellas.
No estoy muy seguro, pero creo que nuestro sistema numérico nos lo enseñaron los árabes, si, igual si. Y tal vez, ¿ El Cristo al que muchos adoran no será judío? No se, o tal vez no lo saben, o hacen como que no lo saben, los que se atreven a delimitar el mundo y hablar de países y naciones, y partiendo de ello, clasificar a la raza humana según donde haya nacido. Tal vez olvidan, ( o no pueden soportar sus mentes enquistadas) que el ser humano surgió en África y de allí emigro al resto del mundo. Es por esta razón, que se debería considerar absurdo hablar de racismo o de razas, cuando todos somos parte de una misma raza, la humana…
No nos confundamos, o mejor dicho, no dejemos que nos confundan. Rechazar a los “extranjeros”, rechazar al inmigrante, es rechazarnos a nosotros mismos, es negar lo que la ciencia y la razón gritan al oído de cualquier ser pensante. Si no, mirad las “razones” (falacias al fin y al cabo) que nos dan los que hablan en contra de la inmigración, hablan de delincuencia, hablan de peligro y muchos pronuncian la palabra “mezcla” como si se hablase de un crimen. Se dice que el aumento de la delincuencia se debe a el aumento de la inmigración. No deberíamos olvidar que las grandes potencias, lo fueron, lo son y lo serán, gracias a la mano de obra proporcionada por los inmigrantes. Tanto en el caso de Estados Unidos, como en el caso de Alemania, fueron los inmigrantes los que trabajando en los puestos que nadie quería, los que levantaron la economía.
Que seria de España, si no viniesen inmigrantes, parecen olvidar, que cada vez hay menos nacimientos, y por tanto menos trabajadores. Parecen olvidar que sectores como la hostelería y la construcción se nutren de estos como principal mano de obra nueva.
Escribiendo todo esto me ha venido a la cabeza aquella famosa respuesta del científico Albert Einstein, cuando al ser preguntado (en la Alemania nazi) por a que raza pertenecía Einstein respondió: “Humano por supuesto”.
Javier Compostizo
Estudiante de bachillerato, Colegio La Paz, Torrelavega (Cantabria)

Imagen dgdiego.blogspot.com