Carlos Alonso "Santillana"

Francisco Pereda Fernandez
“Es para mi un orgullo recibir la medalla, sea ahora o hace 36 años, porque es el equipo de mi tierra.”
Cántabro de 55 años, Santillana ha sido uno de los grandes del Real Madrid. Desde sus comienzos en el Barreda, tras su paso por el Racing y hasta su trayectoria deportiva como madridista, Carlos ha sido uno de los mejores cabeceadores de todos los tiempos, aparte de ser un señor dentro y fuera del campo. Ahora mismo es miembro del club de veteranos del Real Madrid y ejecutivo de la marca de playeras Reebok. El pasado 2 de diciembre, Carlos recibia la insignia de oro y brillantes por parte del Racing.

¿Practicó algún otro deporte aparte del fútbol durante su infancia?

Realmente no, lo único que hacíamos era montar en bicicleta y eso solo los más ricos del pueblo, que eran los que más vacas y fincas tenían. Y al fútbol, hacíamos lo que podíamos ya que no teníamos campo de fútbol en Santillana del Mar, entonces colocábamos dos piedrecillas de portería y jugábamos en la calle o en cualquier sitio. En aquellas circunstancias no podíamos exigir nada, era lo que había, y muchísimo menos practicar otros deportes. Y cuesta asimilar que sucediese no hace tantos años, pero en un pueblecito así el único deporte que practicábamos era el de los bolos, típico deporte montañés eso era lo que hacíamos, jugar a los bolos y al fútbol cuando podíamos.
Sus inicios fueron en el equipo de la localidad de Barreda, ¿guarda buenos recuerdos sobre este pequeño club?

Claro, muchos y buenos. Porque realmente fue cuando pisé por primera vez un campo de fútbol, ya que en Santillana no había, y entonces había que bajar a Barreda, y Juan Antonio “el platanito” y yo bajábamos en el camión de la leche cuando recogía las perolas por Camplengo, Santillana,…, hacía un recorrido hasta Santander y nosotros nos bajábamos en Barreda. Nos quedábamos allí en Barreda, él seguía, entregaba la leche y mientras, nosotros entrenábamos y luego nos quedábamos en un bar esperando a que volviera a las 9 de la noche de Santander de dejar la leche, nos recogía en Barreda y volvía a pasar por Santillana. Así era lo que hacíamos para poder bajar a entrenar.
Toda mi cortita carrera hasta los 17-18 años fue en el Barreda. Por lo tanto tengo buenos recuerdos sobre mi primer entrenador, Valentín Cuétara, que además fue el culpable de mi apodo “Santillana”, ya que yo no me apellido así, yo soy Carlos Alonso González, entonces como bajábamos muchos niños pequeñitos, el hombre no se acordaba de los nombres de todos, y cuando yo faltaba, pues decía: ¿Dónde esta ese de Santillana? ¿Ha bajado el de Santillana?… y al final me quedé con el apodo.
En general fue una época muy bonita, jugando con gente mayor que yo, aprendiendo poco a poco, e inmediatamente después pase al Racing de Santander.
Después de su paso por el Racing, ¿Cómo fue su llegada al Real Madrid?

Bueno, mi paso por el Racing también me gustaría comentarlo, ya que fue mi primera experiencia en la categoría nacional, jugaba en un equipo profesional en lo que ahora seria 2ª A y con jugadores que habían jugado en primera.
Entonces yo hacia Preuniversitario, y lo compaginaba con el fútbol como podía. Estudiaba por las noches, por las tardes iba al instituto José Maria Pereda, solía entrenar por las mañanas o cuando me decían. De ahí guardo buenos recuerdos sobre jugadores profesionales de los que aprendí mucho, sobre todo Luís García, que había jugado en varios equipos en primera división y me enseño mucho sobre el fútbol y sobre la vida. Y después de ahí sin cumplir 19 años llegue al Real Madrid.
¿Le costo mucho conseguir la titularidad?

No, pero por fortuna. Yo estaba en el Racing de Santander y este tenia una deuda de unos 23 millones con el Real Madrid, que entonces era mucho dinero para un equipo como el Racing. Pero en el Racing la estrella era Aguilar, el cual me vino muy bien para mi forma de jugar. Entonces el Madrid daba unos quince millones por este y para saldar por completo la deuda fuimos Corral y yo.
Entonces lo primero que hice según llegue fue decirle a D. Santiago Bernabeu que si a mi no me querían en el Madrid que me mandasen otra vez para la tierruca. Pero tuve la suerte que en ese momento en el Madrid no había un delantero-centro, y entonces, bueno, llego un chico joven, 18 años, mucho ímpetu, remataba bien de cabeza… y el entrenador Miguel Muñoz me puso de titular, y claro, yo asustado porque jugaba con jugadores como Pirri, Velázquez, Amancio…, que para mi eran míticos y los tenia idolatrados, y me costó mucho trabajo.
Primero estoy muy agradecido a Muñoz por confiar en mí, me puso en el equipo a pesar de mis dificultades técnicas. Entonces me tocó jugar de titular y encima quedarme después de los entrenamientos a mejorar mi técnica.
Al final fue una suerte que no me cedieran a otro club.
He visto una foto suya varias veces en los diarios deportivos en la que sale usted rematando de cabeza el balón a una altura increíble frente a un portero del Elche llamado Esteban.¿Como hacia para mantenerse tanto tiempo suspendido en el aire?

Yo siempre he dicho que saltaba mucho porque cuando iba a robar ciruelas a las huertas tenía que saltar muy rápido el muro porque el perro no tardaba en venir.
En realidad es una cualidad innata que yo tenia, no se explicarlo. Digamos que practiqué un poco en el Racing con el entrenador Fernández Mora.
Hay tres cosas que son fundamentales en los remates de cabeza: la anticipación, el salto y la más difícil de todas que es dirigir el balón hacia donde quieres, y si me preguntas que como se dirigía, no tengo ni idea.
Lo que si te puedo decir, es que ahora me veo jugando con los veteranos y no tengo ni esa anticipación ni esa capacidad para saltar, y eso me da mucha rabia. El problema es que he perdido esa intuición que yo tenia.
Usted fue muy famoso por sus goles de cabeza, ¿pero no cree que su gol más recordado fue el marcado con los pies frente al Derby County?

Si, bueno, al final sabes lo que pasa, que los goles de cabeza son muy espectaculares y yo en aquella época cubrí muchas portadas de periódicos deportivos con fotos extraordinarias de goles de cabeza. Pero en realidad yo marque más goles con los pies que con la cabeza. Usted me recuerda el quinto gol ante el Derby County que fue el que nos dio la clasificación, pero en realidad fue mucho más bonito el tercero que quedo tapado por el otro. En parte también quedo tapado por que en ese momento se estaba hablando mucho del tema Gibraltar y claro, el Derby era un equipo inglés, por lo que se junto un poco la política con el deporte, además de las 130.000 personas que había viendo el partido. Si alguien llega a encender una cerilla en ese momento, explotamos todos, era espectacular.
¿Fueron muy duros los duelos con los centrales y defensores del Barcelona y del Atlético de Madrid?

Mucho. El fútbol antes era mucho mas violento. Normalmente los defensas centrales eran muy poderosos, fuertes y grandes, y solían dar mucha leña, y yo era un chico muy bajo que tenia que luchar con ellos. Siempre se recuerdan las peleas con Migueli del Barcelona y Arteche en el Atlético de Madrid, ya que eran ambos muy grandes y era muy difícil jugar contra ellos. Pero entonces los árbitros también te permitían más violencia y no sacaban ni tarjetas amarillas.
¿Cree usted que se ha recuperado ahora el espíritu del Real Madrid de su época con la llegada de Schuster?
Es que es muy difícil de recuperar eso, no sé como explicarte, Camacho, por ejemplo, cuando estuvo en el Real Madrid intentó hacer eso y Schuster supongo que habrá vivido una época también parecida y lo intenta hacer. Pero el problema es que en nuestra época solo había dos extranjeros y también había unas jerarquías que se ganaban a través de los años. Entonces había una gran unión, era una convivencia como la de un equipo amateur. Ahora los equipos están llenos de extranjeros y cada uno tiene una forma de ver el fútbol, y de esto es muy difícil crear una unión, aunque estoy seguro que Fernando y Raúl lo hayan intentado. Lo ideal sería trasladar aquella forma de llevar el vestuario con estos jugadores, pero eso es lo difícil.
Yo digo muchas veces que antes nosotros vivíamos sólo para el fútbol y jugábamos para el fútbol, no había otra cosa, y ahora muchos futbolistas son una empresa, cada futbolista es una empresa.
Hoy día el fútbol es mucho más complicado y Camacho me lo dice muchas veces: ¡Que no, Charlie, que el fútbol no tiene nada que ver con lo que tú piensas, que el fútbol es otra cosa!
¿Qué le parece la figura de Robinho?

A mí me parece que es un jugador que vive el fútbol como brasileño que es, pero me da la sensación de que él es un jugador muy individual, que basa parte de su juego en sus movimientos, en su velocidad, en su dribling. Me gustaría que fuera un jugador más colectivo, que jugara un fútbol más colectivo, que no solamente se dedicara a hacer su jugada, esas bicicletas que a veces valen un gol, pero otras muchas veces no valen para nada. A mí me parece que es un jugador interesante pero que está por desarrollar, yo diría que está por desarrollar tanto a nivel personal como a nivel táctico, como equipo. Creo que tiene unas cualidades extraordinarias y que si madura un poco más su capacidad de esquema de juego, sería un jugador muy interesante para el Real Madrid.
Raúl, ¿jugador indispensable en el equipo?

Raúl es un poco jugador de la vieja escuela, es un jugador que de alguna manera es un poquito ejemplo para los demás, es capitán del equipo y debe hacer la función que nosotros hacíamos en nuestra época cuando éramos capitanes, pero a él le costará más trabajo y seguramente que le esté costando mucho trabajo. En estos momentos está dando mejores resultados en los partidos que juega más lejos de su estadio, pero sigue siendo un jugador muy importante en el Bernabéu y en el equipo. Va cumpliendo años y lógicamente no está como hace 7 años pero yo creo que Raúl, si juega en su sitio, porque ése es otro de los problemas que ha tenido, el equipo juega mejor, hay mejores resultados y yo creo que si sigue jugando ahí, Raúl tiene todavía cuerda para seguir dando guerra porque aún tiene 30 años. Pienso que es un jugador muy importante en el equipo, posiblemente mucho más en los partidos en el Bernabéu que en los de fuera de casa, que también ahí es importante pero yo creo que menos.
O sea, ¿Qué piensa que debe estar en la selección?

Si, perfectamente puede estar, pero al final yo no me planteo si tiene que estar o no, eso es decisión de Luís, y si Luís cree conveniente no convocarle, hay que respetar su decisión. Yo respeto la decisión del seleccionador, siempre considero que el entrenador y el seleccionador no van a tirar piedras contra su propio tejado. Si no le lleva es porque pensará que hay otros jugadores que para su sistema de juego le vienen mejor.
Carlos, ¿Qué opina sobre la buena situación actual del Racing en la liga?

La verdad es que yo no me esperaba que estuviera en la situación en la que está. Siguen con Munitis que continúa ahí de jefe. Han hecho un equipo muy compacto, con jugadores muy jóvenes y otros no tanto como Colsa que está haciendo una labor fundamental en medio campo, han formado un equipo muy majete y difícil de ganar.
Es un equipo muy bien plantado en el campo, con las ideas muy claras, muy peleón, luchador y este tipo de equipos siempre cuesta mucho ganarlos.
Ahora está ahí, pero también puede suceder a lo largo de la liga, pues, tener problemas de plantilla porque al final estas cosas pasan factura y si se lesionan 3 jugadores importantes que no pueden jugar, esto el equipo lo nota mucho ya que no tiene para cambiar jugadores del mismo nivel, y también puede venir algún resultado malo y la gente se viene un poco abajo, porque no tienen mentalidad de campeones, de luchar por títulos…pero de momento que le quiten lo bailado.
En este momento tienen un montón de puntos y vamos a ver lo que pasa el domingo en el Bernabéu.
Hace 36 años les concedieron a usted, a Ico Aguilar y a Pedro Corral la insignia de oro y brillantes del Racing. ¿Por qué no la recibieron en su momento y les va a ser entregada ahora?

Eso me gustaría saber a mí, la verdad es que te voy a contar cómo ha surgido todo esto porque sino no la hubieran entregado.
Cuando nos traspasaron del Racing nos dijeron a Aguilar, a Corral y a mí que nos iban a dar la insignia de oro y brillantes porque era como algo histórico que se fueran al Madrid 3 jugadores cántabros a la vez. Y así quedó, pasaron los años y a mí nunca se me ha ocurrido, ni en broma, decir que ni el presidente actual, ni el anterior, ni de ninguno de los que han estado, que no la habían entregado y que yo quería una insignia de oro y brillantes. Me hubiera hecho más ilusión en su momento porque era de mi tierra, del Racing. Entonces, el año pasado cuando estaba Miguel Ángel Portugal de seleccionador, me llama un día y me dice que está en una comida con el presidente del Racing y están cerrando un acuerdo para ficharle como entrenador. Después me dice si quiero saludar al presidente del Racing y le comento en broma: “No, pero si todavía tienen una insignia que nos deben a Aguilar, a Corral y a mí desde hace 50.000 años”, y comenta Portugal: “Pues vienes un día aquí al partido del Racing y te dan la insignia”.
Y así se quedó y de repente ahora, hace una semana se ha reactivado esto un poco por el tema de que me llamaron de Radio Nacional de España porque me quieren dar un trofeo en el Bernabéu el próximo domingo que jugamos con el Racing y entonces ha salido el tema de entregarnos la insignia del Racing.!Yo en el Racing sólo he jugado 1 año y en Madrid el resto de mi vida, de hecho me he casado en Madrid, he hecho mi vida en Madrid, lógicamente mi corazón está repartido.
En el Racing jugué 1 año de titular, muy jovencito, tengo muchos recuerdos de allí y para mí es un orgullo recibir ahora la medalla, no importa que sea ahora o hace 36 años, porque es el equipo de mi tierra.

Ruth Beitia

Miguel Aguirreburualde, Alberto Arroyo


Ruth Beitia es sin duda uno de los iconos actuales de la sociedad cantabra, atleta nacida el 1 de abril del año 1979, es una de las figuras más indiscutibles de este deporte. Su especialidad es el salto de altura, siendo la primera y hasta ahora única mujer española que ha superado la barrera de los dos metros, habiendo conseguido sus mejores resultados internacionales bajo techo. Su primer record de España cayo en 1998, superando en esa ocasión los 1’89 m.
Ostenta los 2’02 m desde que los superara en agosto de 2007 en San Sebastián, siendo la primera española en superar los dos metros, y la novena mejor saltadora mundial.

Entre sus títulos se la medalla de plata en los Campeonatos de Europa indoor 2005 de Madrid, bronce en 2006 en los campeonatos del Mundo Indoor de Moscú, finalista en los Campeonatos del Mundo al aire libre de París 2003, finalista en los Campeonatos de Europa de Munich en 2002, campeona de España 3n 2003, y cuatro veces en modalidad indoor. 28 veces internacional ha participado en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.
En la actualidad pertenece al Club Valencia Terra i Mar, siendo su entrenador Ramón Torralbo.
Hoy nos ha recibido, con una gran amabilidad en las instalaciones de La Albericia, donde entrena cada día, contando como es su vida y su carrera para los lectores de eolapaz e interaulas.
¿Cómo y por qué te decantaste por el salto de altura como disciplina a realizar?

Al principio, empecé realizando atletismo en general. Con doce años comencé a destacar en el salto de altura y, además, era la actividad que mas me gustaba.
¿A qué edad comenzaste a practicarlo?

Empecé a realizar atletismo con seis años y salto de altura a los doce.
Aunque no fue hasta los catorce años cuando comencé a tomármelo más enserio, asistiendo ya a campeonatos nacionales e internacionales.
¿Cuál fue tu primera competición oficial de salto de altura?

No lo recuerdo muy bien …Supongo que seria en algún campeonato escolar con unos siete años. Recuerdo que esta escrito que tengo el record regional en la categoría benjamín.
¿Has desarrollado alguna actividad olímpica además del salto?

Si, he realizado otras modalidades a parte de salto de salto del altura, como salto de longitud, lanzamiento de jabalina …
¿A nivel mundial estas contenta con tus resultados?

Con respecto al último mundial, al principio no estaba muy contenta, pensaba que lo podía haber hecho mejor, ya que quede sexta con una marca de 1,97m., cuando durante la temporada había conseguido llegar a los 2.02 m. pero con el tiempo te das cuenta de que eres una de las mejores del mundo y por tanto hay que estar orgullosa de ello
¿Qué piensa uno al competir en los campeonatos de Europa representando a tu país?

Al ponerme el chándal de España me entra una especie de cosquilleo en el cuerpo [emocionada], que no desaparece con el paso del tiempo, me parece algo precioso que siempre estará ahí y me siento muy orgullosa de representar a mi país.
¿Tu mejor experiencia profesional? ¿Y la peor?

La mejor, la primera vez que escuche el himno nacional, estando en lo mas alto del podium, tras quedar campeona en el campeonato de Europa sub.-23.
La peor, las dos veces que he estado lesionada, ya que me parece una pena haber entrenado duro tanto tiempo para que a la hora de la verdad, no puedas estar allí.
¿Cuál es tu gran motivación o meta en el plano profesional?

La gente siempre me pregunta cuando me voy a retirar [risas] y yo siempre contesto que cuando me falte la ilusión. Y esa ilusión es que me encanta, Y que en lo al salto se refiere todavía tengo mucho que mejorar.
Olvidemos por un momento a la campeona, ¿Quién es Ruth Beitia personalmente?

Aparte del atletismo soy una persona totalmente corriente, me considero sencilla y familiar, el problema es que no salgo mucho de fiesta porque estoy muy ocupada.
¿Nos podrías contar alguna anécdota en el mundillo del atletismo?

<>[Risas] bueno pues en el atletismo, yo estoy operada de la vista, y me acuerdo que una vez, estaba saltando y mi entrenador me estaba haciendo señas y yo no le veía, y desde entonces salto con gafas. De pequeña me mordió un perro mientras corría, y desde entonces les tengo mucho miedo
.
¿Quién es tu ídolo, si lo tienes?

Tengo la gran suerte de que mi ídolo de la infancia, Javier Sotomayor, ahora es un gran amigo. Es la persona que ostenta el record del mundo en salto de altura, con nada más y nada menos que 2.45 metros.
¿Que te aporta el deporte en la vida personal?

Creo que me lo aporta todo [lo dice con gran seguridad], además tengo la suerte de que mi marido comprende mi profesión.
¿Tienes algún hobby exótico o fuera de lo corriente?

Uf, exótico [risas], nunca me habían hecho esa pregunta, me gusta probar comidas de otras culturas, además como no salgo mucho cuando lo hago me gustar ir con mi pareja a restaurantes de otras culturas.
¿Qué tal ves el futuro del atletismo en España?

Bueno creo que la juventud ha perdido el espíritu del sacrificio, a parte que si no tienen un buen material se piensan que no pueden saltar bien…y bueno es como todo, hay partes del atletismo que están mejor que otras.
¿Qué consejo nos darías a los chicos y chicas de nuestra edad?¿Les recomendarías el atletismo?

Por supuesto, yo siempre lo recomiendo, puesto que tiene cabida para todo el mundo, el gordo, el flaco, el alto, el bajo… se lo recomiendo a todo el mundo, porque además cuando se empieza de niño, es muy divertido puesto que los monitores realizan muchos juegos y los chicos se lo pasan muy bien, y sin darse cuenta aprenden nuevos movimientos técnicos.

Así vivimos el At. Madrid- Racing de copa

Mario Vara
El jueves 4 de febrero el Racing vivió un dia histórico, el partido de ida de las semifinales de la Copadel Rey de fútbol 2010. Una oportunidad, perdida, de entrar en la leyenda accediendo a una final copera. Por segundo año no pudo ser. A falta del partido de vuelta, una desastrosa actuación del equipo les trajo de regreso con un 4-0 que se antoja insuperable. Para tal ocasión, eolapaz realizó un importante despliegue, con nuestro compañero Mario Vara desplazado a Madrid, donde, acreditado como medio de prensa por el Atlético de Madrid, club que nos dio todo tipo de facilidades, narro en directo a través de la web el encuentro, mientras Álvaro Saenz le acompañaba desde el Palacio del mar de Santander. Una noche con muchos visitantes en la vivimos el final de un sueño. Estas son las imágenes.

Mario, antes de comenzar el encuentro, en los aledaños del calderón, junto a J y Rafa, desplazados desde Santander para ver el partido
Junto al periodista de la SERy Cuatro, Manolo Lama, esa noche compañero de trabajo
Tampoco Marcelino, ex entrenador del Racing quiso perderse el encuentro
 
Lacen, uno de los peores del encuentro, en rojo, la manga de Mario
Canales, cabizbajo, en la sala de prensa