Año histórico del Racing

Ainhoa Gómez, Tamara González


Todo el sueño racinguista empezó el 26 de Agosto del 2007, cuando el Racing consiguió el empate contra el F.C Barcelona dando buenas sensaciones.
Después puntuaron en Zaragoza y ganaron en el Sardinero al Levante, la gente se iba enganchando al Racing y cada domingo había más abonados.
Se jugo la primera eliminatoria de Copa contra el Málaga, al que se eliminó. El día de reyes se jugó contra el Bilbao y a todos los aficionados los regalaron una bufanda, fue el primer día que se canto la fuente de cacho con las bufandas al aire, poco a poco la fuente de cacho se ha ido convirtiendo en el himno del Racing.

Los resultados en liga jornada tras jornada eran muy buenos, poco a poco nos íbamos aproximando a puestos Europeos.
La siguiente eliminatoria de Copa se jugó en Zaragoza donde se empató a uno, en la vuelta el ambiente en el Sardinero era extraordinario y la ilusión era tremenda, empezaron perdiendo el partido pero remontaron y ganaron la eliminatoria de forma espectacular.
La siguiente eliminatoria se jugaba contra el Athletic de Bilbao, una eliminatoria que el Racing nunca había conseguido pasar. El primer partido se jugaba en El Sardinero, el equipo de Marcelino, viendo la expectación de la grada ante una cita histórica , salió a por todas. El partido estaba dominado por el equipo cantabro y los dos goles de Tchité y Smolarek llegaron en la segunda parte, tras los goles del Racing se veía al Athletic muy apagado y el Racing consiguió la victoria.
El 31 de Enero llego la noche que hizo grande al Racing , fueron 90 minutos de goles, intensidad, emoción, ambiente y polémica. A los 25 minutos el Racing iba perdiendo 2-0, tras el descanso salió a por el partido y en muy poco tiempo marca el primer gol pero a los 3 minutos los leones volvieron a marcar. Después marcó el visitante y ya eran 3-2. El Athletic ya no daba más de si, pero el Racing no perdió el sitio y consiguió el último gol, ya se había hecho historia. Cantabria muy ilusionada con su equipo lo demostró en la celebración después de esta clasificación, cerca de 2000 personas se dieron cita en Hoznayo para recibir al equipo nada mas acabar el partido, la fuente del parque de Mesones también vivió la euforia racinguista.
Todo el esfuerzo que dio este equipo en su último partido de copa se vio reflejado en algún partido de liga como el del Levante, pero seguían en puestos Europeos o cerca de ellos.
Getafe-Racing comenzaron el día 28 de febrero la lucha por la final de la copa, 4000 personas (21 autobuses) se desplazaron a Getafe para presenciar este partido, los cantabros recibieron a su equipo a su llegada al Coliseum, los jugadores se quedaron impresionados con el recibimiento de sus aficionados.
El partido comenzó con ocasiones para los dos equipos pero se adelanto el equipo local, el Racing marcó en pocos minutos un gol y así acabó la primera parte. En la segunda parte el equipo visitante tuvo muchos fallos que el Getafe aprovecho y así finalizo el partido 3-1, este fue un día inolvidable para todos los racinguistas que se desplazaron a Getafe, aunque muchos pensaban este era el fin de un sueño, pero todavía quedaba un gran partido en el sardinero.
El equipo seguía jugando en liga manteniéndose en puestos UEFA y cerca de Champions.
Por fin llegó el gran día para Cantabria, pasase lo que pasase iban hacer historia. El Racing apoyado por más de 22.000 seguidores necesitaba remontar el 3-1 del partido de ida para alcanzar la final de la copa del rey. En este día la ciudad al completo se preparo para vivir una fiesta en la que las instituciones, tanto municipales como autonómicas también se volcaron con el equipo. Santander se vistió verde y blanca para apoyar al Racing y ya desde horas antes de comenzar el partido la gente estaba por los alrededores del estadio cantando y celebrando este día, así llegaron las 8.45 de la noche y el sardinero con los colores de su equipo cantaron y animaron todo lo que pudieron durante todo el partido. El Racing jugó un magnífico partido, fueron los cantabros los que buscaban el pase a la final. Con garra, con entrega, con trabajo…con buen fútbol el Racing llegó al descanso con un gol marcado por Munitis, tras este gol el Sardinero estalló en una explosión de euforia consciente de que todavía quedaba mucho partido. En la segunda parte había mucho nerviosismo en el terreno de juego, hasta que en el minuto 80 Casquero dio el gol al C.F Getafe en una acción muy polémica. Después de este gol el partido quedo sentenciado y recordado por mucho tiempo por todos los aficionados verdiblancos…y por los jugadores. A pesar de esta derrota tan dolorosa los aficionados obligaron a salir a sus jugadores al campo a saludar entre gritos de ánimo y lagrimas entre racinguistas y jugadores. Fue bonito mientras duro, pero todos los sueños tienen un final y el de esa noche para el Racing no fue feliz.
Ahora solo nos queda pensar en la liga, tras vencer el domingo pasado en Barcelona por 0-3, nos queda otro sueño que es la UEFA.
Como racinguistas que somos el equipo nos ha hecho reír, llorar, sufrir en los peores momentos de los partidos, pero así todo tenemos que darles las GRACIAS por habernos hecho sentir lo que hemos sentido. Pero todos los racinguistas sabemos que nuestro sueño no acaba aquí, que nuestro equipo puede con esto y con mucho más.
Solo nos queda decir ¡AUPA RACING!