Assa larson, esplendor nórdico

Juan Carlos González


De sonrisa permanente, tez blanca como la nieve y fina estética subía al estrado una mujer con ganas de expresar ideas, de mantener un diálogo personal e intelectual con un grupo de personas interesadas por sus palabras. Su objetivo, además de contar sus experiencias a través de su obra, era dar a conocer una literatura que ella considera habitual pero que para muchos es una sorprendente novedad.
Larsson, Larsson… se preguntaban todos los presentes. El primer pensamiento nos transporta a la multipremiada y leída trilogía “Millenium” pero Assa nos aclara, entre risas, que el conocido apellido es muy común en su país de origen. Además, pronto nos damos cuenta de que la escritora revelación no tiene nada que envidiar al propio Stieg ni a su obra. La comandante de este viaje por la novela negra nórdica es una embarazada Ana Pastor, periodista reconocida en España y fan confesa de Larsson. Precisamente será el hecho de la futura maternidad un punto de unión entre las dos protagonistas del coloquio. 

Assa nos confiesa que escribió su primera obra, “Aurora Boreal”, estando embarazada. La escritora confiesa que escribir su primera novela estando embarazada fue sorprendente ya que por su cabeza extrañamente no solo pasaban sentimientos de ternura y alegría sino un deseo por contar las desigualdades e injusticias a las que se enfrentaban las mujeres en su Suecia natal. Ella misma se considera una “feminista comprometida”.
Un dialogo entre dos mujeres de armas tomar, entre dos mentes geográficamente incompatibles pero intelectualmente defensoras de principios comunes.
Sus dos primeras obras son retratos de la figura femenina en la zona nórdica. Assa afirma que las dos protagonistas son reflejo de ella misma, son una especie de “alter ego” de su persona: “me identifico con la abogada y la mujer embarazada por su compromiso y sentimiento impregnados” añadió la escritora.
Los hombres en las novelas de Larsson son sensibles, rompiendo con el tópico de hombres duros y violentos.
La religión es otro de sus puntos de influencia. El entorno familiar más próximo de Assa rechazaba la religión, pero sus abuelos paternos y maternos eran fervientes protestantes e introdujeron a la inocente Assa al rezo continuo. Profundamente influida por la religión, decide escribir como terapia contra “la imposición de la religión”. También refleja los abusos de la propia iglesia protestante en su país. Ana Pastor se confiesa sorprendida por la naturalidad con la que la escritora refleja esos abusos junto a la separación de sus padres, algo lejano de ver en nuestro país.
La crudeza de sus novelas refleja una vida de contradicciones, de imposiciones, de sentimientos encontrados. La historia de mujeres vejadas, despreciadas por la violencia, la iglesia, la comunidad en sí. Reflejar la muerte en sus novelas es para Assa “una terapia”. En ellas también influye un entorno geográfico frío, “es más divertido contar historias en ese ambiente” confiesa Larsson.
Dicen los que las han leído que no solo enganchan sino que conmueven.
Un viaje que progresa por fríos paisajes nórdicos y metáforas de lobos en manada. Se confiesa una amante de estos animales desde pequeña, cuando su padre le contaba historias relacionadas con ellos. Los lobos son para Assa “animales fuertes que pueden sobrevivir al frio, animales fieles a su manada”. Las “lobas” de sus novelas no consiguen mezclarse con su grupo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s