¿Necesitamos un bachillerato más largo?

Andrea Lavín

Durante los últimos años se ha estado barajando la posibilidad de ampliar el bachillerato a tres cursos. Esto es debido a que se cree que dos años no son suficientes para que los chavales que cursen esta modalidad puedan así alcanzar una mayor preparación para poder afrontar sin problemas la universidad y no encontrarse con ningún problema en la vida laboral. En España un 30% de los alumnos abandona sus estudios en bachillerato al verse incapaces de poder superarlo por el poco tiempo dedicado al mismo.

Por estas razones la ampliación del periodo de bachillerato ha sido aprobada y apoyada por miles de alumnos y profesores que creen que esto haría posible reducir el volumen de fracasos en el bachillerato y superarlo con óptimos resultados. Recientemente, el posicionamiento a favor de esta medida por la UGT, ha impulsado la posibilidad de este cambio. En consecuencia, 4º de E.S.O. se convertiría en un curso de preparación para las enseñanzas no obligatorias.
Y parece ir bien encaminado, ya que la L.O.E. establece un margen de autonomía por el cual se podría adoptar una organización propia, siempre que no se alteren las condiciones para la obtención del título y que las materias que se estudien sean las mismas.
Las materias cursadas serían las mismas, pero sería en tres años. Lo cual supondría menos presión para los chavales. Y el marco legal se cumpliría, ya que el bachillerato consta de dos cursos, pero se puede cursar durante cuatro años en régimen ordinario.
Lo bueno que tendría sería que no sería algo obligatorio, sino algo opcional a lo que los centros se acogiesen según su decisión.
Como bien dije antes, las asignaturas y modalidades cursadas serían las mismas; por una parte estaría la modalidad de ciencias y por otra la de letras.
En la modalidad de ciencias encontraríamos el bachillerato científico-tecnológico y ciencias naturales o ciencias de la salud.
En la modalidad de letras encontraríamos el bachillerato humanístico-artístico y sociales.
En mi opinión esto sería una ventaja para todos aquellos que quieran tener un buen futuro, tanto profesional como no. Cursar el bachillerato en tres años daría más tranquilidad a los estudiantes, ya que no tendrían presión por la necesidad de concentrar en tan poco tiempo tantos contenidos, y así asimilarlos mejor y aprender a hacerlo con otros que nos irán apareciendo a lo largo de la vida.
El actual bachillerato de dos cursos concentra en tan sólo dos años todos los conocimientos necesarios para afrontar la universidad, lo cual es poco, debido a que en este periodo de estudio es fundamental aprender a valernos como personas y asimilar todo aquello que nos pueda ayudar. Sinceramente veo muy buena la idea de ampliar el bachillerato a tres cursos.
En el tiempo que se permanece en bachillerato se debe aprender a conocerse y aceptarse, para así no tener ningún problema en el futuro y afrontar todo con seriedad y determinación.
Además, la ampliación del bachillerato tendrá la gran ventaja de conseguir, como dije antes, la formación personal de los alumnos, por lo cual tienen más tiempo para aprender a conocerse, quererse y aceptarse, en conclusión a ser persona.
Se conseguiría enseñar el esfuerzo personal que hay que dedicarle al trabajo, y no conformarse con mínimos.
Educarse en el respeto a las personas y sentir el centro de estudios como un lugar donde se acude a formarse y aprender, y no como una cárcel.
En conclusión, la ampliación del bachillerato a tres años sería una mejoría para muchos estudiantes.

Las abejas de Cantabria

Nuestras compañeras se han trasladado al pueblo de Las Presillas para conocer a los apicultores de esta zona, conocer como es este sector y los problemas que atraviesa.

 

  Sara Fernández, Marta Pérez Estudiantes de bachillerato, Colegio La Paz, Torrelavega, (Cantabria) Imagen, El País

AMICA

Maria Dosal  –


Esta semana nuestro protagonista es Tomás Castillo, el alma de AMICA, así que buen momento para recordar que es esta importante iniciativa social.
Amica es una iniciativa social cuya misión es ayudar a todas aquellas personas que tengan dificultades en su vida cotidiana durante cualquier etapa de su vida.
Amica quiere promover la igual de oportunidades para evitar la discriminación social y también promueve la igualdad de derechos.
Amica surge en marzo de 1993 y se mantiene a base de fondos públicos, a través de subvenciones y conciertos, donaciones de entidades privadas y también del dinero aportado por las personas que pertenecen a esta entidad.
La Asociación está formada por familiares, personas con discapacidad y profesionales. Es un modelo de gestión directa y participan las personas afectadas, en los órganos de gobierno, y en las actividades de mantenimiento y mejora de los centros, ayudando a las familias afectadas.
Aquí cada persona recibe la atención que necesita, ajustándose a sus necesidades, además de las personas que trabajan aquí es imprescindible la ayuda familiar.

Los objetivos de Amica son los siguientes:
–Favorecer el ejercicio de los derechos de las personas
–Impulsar el desarrollo de apoyos a las personas que permitan la participación en la sociedad
–Poner en marcha acciones que refuercen la misión de Amica
–Desarrollar un modelo organizativo que optimice la eficacia y la eficiencia de Amica
–Profundizar en la investigación e innovación para cambiar la visión de la discapacidad, como una circunstancia que limita pero no impide el desarrollo como persona.
Amica cuenta con varios centros en Cantabria y también tiene centros en Bolivia, además de realizar otras muchas actividades.
Amica es una asociación sin ánimo de lucro, que esta activa en Cantabria desde 1984 y fue reconocida de utilidad pública en 1993, combinando profesionales, personas con discapacidad y familiares.
El Grupo está formado por la Asociación, que realiza las tareas de apoyo y formación de las personas, y dos sociedades Soemca SL y Saema SL, que dan oportunidades de empleo a más de 300 personas con discapacidades. Después de 25 años cuenta con 1050 socios, 26 centros y núcleos de actividad repartidos por toda la Región, donde trabajan alrededor de 500 trabajadores y trabajadoras, entre profesionales y personas con discapacidad.
Desde 1999 crea un proyecto de cooperación al desarrollo en Bolivia, creando servicios de atención de día, formación para el empleo y ayuda a domicilio para mas de 50 personas, atendidas por 11 profesionales. Y recientemente se ha iniciado una colaboración con dos entidades en Argentina, y una en Nicaragua.
Amica pretende enseñar los conocimientos básicos a las personas discapacitadas a partir de los 16 años, los aprendizajes que se pretenden enseñar son los básicos como la lectura, la escritura o el calculo para que se puedan defender en la vida y también se pretende que aprendan los conocimientos básicos de la sociedad para que puedan llevar una vida independiente.
Todo esto daría lugar a que estas personas podrían mantener relaciones de amistad y puedan vivir en pareja rigiéndose por unas normas básicas de convivencia y que también puedan realizar actividades de trabajo productivas. Esta actividad se realiza en Santander y en Torrelavega (en el Centro de Formación de Adultos).
En Amica también enseñas a las personas con algún tipo de discapacidad a utilizar el ordenador, como por ejemplo saber utilizar los programas básicos del ordenador o saber acceder fácilmente a redes de Internet para poder relacionarse socialmente y para que puedan desarrollar sus posibilidades formativas. Este programa al igual que el anterior del que hemos hablado también se desarrollara en Torrelavega y Santander. Para mejorar el rendimiento de los alumnos se realizaran evaluaciones para establecer un Amica es una asociación sin ánimo de lucro, que esta activa en Cantabria desde 1984 y fue reconocida de utilidad pública en 1993, combinando profesionales, personas con discapacidad y familiares.
El Grupo está formado por la Asociación que realiza las tareas de apoyo y formación de las personas, y dos sociedades Soemca SL y Saema SL, que dan oportunidades de empleo a más de 300 personas con discapacidades. Después de 25 años cuenta con 1050 socios, 26 centros y núcleos de actividad repartidos por toda la Región, donde trabajan alrededor de 500 trabajadores y trabajadoras, entre profesionales y personas con discapacidad.
Desde 1999 crea un proyecto de cooperación al desarrollo en Bolivia, creando servicios de atención de día, formación para el empleo y ayuda a domicilio para más de 50 personas, atendidas por 11 profesionales. Y recientemente se ha iniciado una colaboración con dos entidades en Argentina, y una en Nicaragua.
Amica pretende enseñar los conocimientos básicos a las personas discapacitadas a partir de los 16 años, los aprendizajes que se pretenden enseñar son los básicos como la lectura, la escritura o el cálculo para que se puedan defender en la vida y también se pretende que aprendan los conocimientos básicos de la sociedad para que puedan llevar una vida independiente.
Todo esto daría lugar a que estas personas podrían mantener relaciones de amistad y puedan vivir en pareja rigiéndose por unas normas básicas de convivencia y que también puedan realizar actividades de trabajo productivas. Esta actividad se realiza en Santander y en Torrelavega (en el Centro de Formación de Adultos).
En Amica también enseñas a las personas con algún tipo de discapacidad a utilizar el ordenador, como por ejemplo saber utilizar los programas básicos del ordenador o saber acceder fácilmente a redes de Internet para poder relacionarse socialmente y para que puedan desarrollar sus posibilidades formativas. Este programa al igual que el anterior del que hemos hablado también se desarrollara en Torrelavega y Santander. Para mejorar el rendimiento de los alumnos se realizaran evaluaciones para establecer nivel desde el que empezar y se harán evaluaciones de forma continuada.

Santander, una ciudad inteligente

Jorge Vellido.


Santander tiene enormes posibilidades para ocupar un lugar destacado en el ámbito de la innovación y del desarrollo tecnológico y éste proyecto, que ya está en marcha, es una muestra de ello. Se ha propuesto ser la primera Smart City, con ayuda de la Universidadde Cantabria y de otras grandes empresas multinacionales como IBM o Telefónica. También el gobierno cántabro, a través de su empresa SODERCÁN, incentiva con dinero a fondo perdido, a las empresas que quieran participar en éste proyecto.
Santander desembarca en la era tecnológica y lo hace siendo, además, referente internacional dentro de un proyecto pionero ,en el que colaboran numerosas instituciones y entidades del sector público y privado y no sólo españolas, sino de países como Francia, Alemania, Reino Unido, Grecia, Dinamarca, Japón y Australia.

Ha sido uno de los cinco grandes proyectos integrados que ha aprobado la Comisión Europeadentro de su séptimo programa de investigación, con un presupuesto de 8,6millones de euros.
El coordinador técnico de éste proyecto se llama Luis Muñoz y en la presentación del mismo, manifestó que su objetivo es conseguir “Convertir a la ciudad en un referente mundial en urbes inteligentes, contar con una gran plataforma de experimentación para investigadores y ofrecerla a las empresas que quieran desarrollar soluciones comerciales”.
El consejero de Industria y Desarrollo Tecnológico del Gobierno cántabro, Juan José Sota, ha hecho un llamamiento a las empresas de la región para que aprovechen las oportunidades que va a generar éste proyecto. Alrededor de 150 investigadores y empresarios cántabros analizaron las posibilidades de negocio real que ofrece ‘Smart City’.
Ejemplos de aplicaciones prácticas que tiene Smart Ciyty Santander:
1- con la colocación de 12.000 sensores en toda la ciudad, hará posible medir, entre otros parámetros, las condiciones ambientales o de tráfico, y aplicar medidas para corregir los posibles problemas, de tal manera que si se detecta una mayor intensidad de tráfico en alguna zona, se podrá regular de forma automática la frecuencia de los semáforos para que la circulación sea más fluida.
2- Los sensores que se van a colocar en las plazas de aparcamiento (similares a los que ya existen en los parking subterráneos para marcar las plazas libres y las ocupadas) van a hacer posible que podamos saber, a través de nuestro teléfono móvil, dónde hay una plaza de aparcamiento libre y evitarnos así tener que recorrer varias veces las mismas calles en busca de un sitio donde aparcar. Así se agilizará, además, el tráfico en la ciudad.
En definitiva, éste proyecto pretende diseñar, desplegar y validar en la capital de Cantabria y su entorno, una plataforma constituida por 12.000 dispositivos, entre sensores, captadores, actuadores, cámaras y terminales de móviles, capaces de ofrecer información que sea de utilidad a todos los ciudadanos de la ciudad.

A ocho mil metros sobre el suelo, Edurne Pasabán

M. Reguilón, A. Reguilón, E. Berrazueta, A. Gutierrez, E. Calleja
Tras protagonizar una de las mayores gestas del deporte femenino, superar todos los ocho miles del planeta, la escaladora vasca Edurne Pasaban se ha visto en el punto de mira de quienes han acusado a ella, y a Juanito Oyarzabal, de convertir este deporte en un show mediático. Pero ella no es así. En esta entrevista, concedidad a eolapaz en una reciente visita a Cantabria recuerda con nosotros una vida de sacrificios, y un futuro lleno de retos. Así es, de verdad, una frágil y gran mujer, Edurne Pasaban.




¿Quién es Edurne Pasaban?
¿Edurne Pasaban? Creo que una mujer sensible, familiar y amiga de sus amigos. Emotiva con todo lo que la rodea, impresionable y frágil, a pesar de la imagen que la gente que no me conoce profundamente pueda tener de mí. Transmito una sensación de mujer fría e insensible, pero es todo lo contrario. Soy una chica más, una chica normal que se desvive por su familia y todos aquellos que quiere y que la rodean en su vida, pero sin dejar de lado para ello su verdadera pasión, la montaña.
¿Qué se ve de uno mismo a 8.000 metros, que no se encuentra a ras de suelo?
Es una experiencia distinta. En ella se ve la resistencia que tiene uno mismo e incluso sirve como método para marcar una dirección a tu vida. Allí encuentras valores y sentimientos que a ras de suelo no tienes oportunidad de sentir.
¿Por qué hubo un primer reto, una primera escalada?
Mi inicio en la escalada fue con 14 años. Todo empezó debido a que tenia una personalidad tímida y gracias a la escalada descubrí un mundo que me abría otros campos en los que me encontré a gusto conmigo misma, en los que hice amigos y con lo que empezar a crecer como persona.
¿Cuál es el peor momento de un ascenso?
El descenso. Sabemos que nos podemos encontrar situaciones difíciles pero tenemos que enfrentarnos a ellas. Quizás una de las situaciones más complicadas y duras sea cuando te encuentras en el campamento base con mal tiempo; esto crea cierta desmotivación en el grupo al estar recluido allí sin poder avanzar. En esos casos se hace complicado ser el líder y tener que motivarles. Sin duda esa es para mí la peor parte. Lo demás, es deporte
Tu eres una mujer, alpinista y aventurera, ¿cuántas miradas de incomprensión, se te han cruzado?
La verdad, bastantes. El hecho de ser mujer en un mundo como este hace que no te vean igual y al principio se muestre cierta incomprensión. Por otro lado es un deporte difícil que necesita mucha dedicación y para llegar a ser profesional tienes que trabajarlo mucho. Además yo no empecé joven, he llegado a la cumbre de mi carrera con la treintena; una época en la que las mujeres supuestamente estamos volcadas en otra historia, tener hijos, formar una familia… Y en cambio para mí eso aún no ha sido posible. Mucha gente me llega a decir, “eres una persona afortunada, mira hasta donde has llegado”, pero no llegan a comprender que todo este esfuerzo hace que no hayas alcanzado cosas que también deseas.
Su próximo reto es ascender al Everest sin oxigeno, ¿cómo te estas preparando?
La preparación para un reto como este hace que se convierta en algo que requiere mucho esfuerzo y dedicación. Normalmente el entrenamiento que llevamos a cabo antes de este tipo de ascensos suele rondar los cuatro meses. Es un proceso que hemos de tomar muy en serio aunque en algunas ocasiones tienes que compaginarlo con tu vida diaria y ciertos compromisos con los que no cuentas de antemano. Esto hace que tengas que ser constante a la hora de entrenar y para ello terminas necesitando un preparador físico que te controle y te marque los tiempos.
¿Qué se ve en los ojos de los que más te quieren cada vez que te despides camino a una nueva aventura?
Entre las lágrimas, miedo y alegría. Miedo, porque la gente que te quiere, como son tus padres, no quieren que te pase nada en la montaña, porque cuando tu te vas es duro pensar, que cuando te despiden en un aeropuerto, cuando ves a tu hija irse, no sabes si habrá un regreso. Pero también hay alegría, porque al final los padres quieren lo mejor para sus hijos y aunque en ocasiones tú mismo puedas llegar a pensar que lo que haces no les gusta, una vez que te ven feliz aunque sientan cierto temor, van a compartir contigo esos mismos sentimientos. En mi caso, yo estudié ingeniería, guiada en parte por el ambiente familiar y me dedique junto a mi padre a ello tras terminar mis estudios hasta que finalmente decidí dedicarme por completo a la escalada, mi gran pasión. Creo que fue en este momento cuando yo sentí esto que os relato, y es donde he visto que a pesar del miedo que les puede causar mis aventuras, se sienten felices por mí.
¿Alguna vez has tenido deseos de estrangular a una coreana?
No, que va. Mira, cada uno, tiene que tener claro que lo que vayas a hacer, hazlo para ti, no lo hagas para los demás, ni en contra de ellos, ni para ser el primero o el segundo, porque sino, no te va a salir nada bien en la vida, sino vas a estar lleno de ansiedad y de ganas de matar a alguien. Es mucho más sano que todo lo que hagas, sea para que tu te superes a ti. Yo termine los catorce ochomiles y fui la primera, pues que bien, genial, la primera ¿no?, yo voy a salir en todos los libros de historia. Pero primero he intentado, que todas las cosas las haga para mi, porque yo ya he sufrido mucho por mi, ahora no voy a sufrir por cosas añadidas que me vengan, que tengo que competir con una coreana, o tengo que decir A o B a un periodista. Sé tu, y cuando lo seas, todo lo demás no importa.
Climatología, montañas, rivales, ¿dónde has encontrado el mayor enemigo estos años?
El mayor enemigo, esta en uno mismo, en no creer que vayas a ser capaz de hacer eso. En 2005-2006 caí enferma, en una depresión muy grave, estuve en el hospital y tomando antidepresivos hasta no hace tanto.Pero todo, todas las cosas tienen solución, seguro. El no controlar tus sentimientos, tu confianza, tu autoestima… hace que esto se convierta en tu peor enemigo o por lo menos en mi caso.
Y después de la montaña, ¿qué habrá?
No lo sé, yo creo que la montaña nunca terminará, bajará el ritmo, pero nunca desaparecerá de mi vida. Ahora, me he dedicado durante diez años a la escalada de más alto nivel, pero ¿quién va estar cuidándome y queriéndome cuando esto caiga?¿A quién voy a poder dar todo mi cariño?. La realidad es que he tenido que dejar mi vida personal de lado, no tengo pareja, no tengo novio, no tengo hijos… Tengo 37 años y quiero tenerlo; quiero que me cuiden y me quieran, y yo también quiero hacer lo mismo. Por lo tanto se que para que esto ocurra, tendré que bajar mi nivel y compaginar mi amor por la montaña con el amor por mi familia, pero nunca como ya os he dicho abandonaré una cosa por la otra.
Y tras el último reto, ¿qué nuevos desafíos tiene en mente?
Pues mira, tengo muchas cosas en mente, una deportiva, quizás el Everest, en el año 2011. De entre los Catorce ochomiles, fue el único que subí con oxígeno artificial, en 2001. Fue mi primer ochomil y por aquel entonces no conocía como funcionaba y creo que es una de las razones que me anima a hacerlo. Pero tengo muchos más sueños y aspiraciones en mi vida.
Actualmente estoy dando un gran número de conferencias en lugares diversos sobre motivación, liderazgo, trabajo en equipo… Me gustan las personas, hablar con ellas y creo que en un futuro no muy lejano me dedicaré al trabajo como entrenadora personal de manera que pueda trasmitir todo aquello que he aprendido a lo largo de mi vida y de mis experiencias a muchos otros.




Publicado en el número 420 de eolapaz, el 4 de junio de 2011, esta entrevista formó parte “enredados” 2011, finalista regional del concurso de periodismo de El País. La entrevista se realizó en el Palacio de Festivales de Santander tras una conferencia organizada por la Consejeriade Cultura de Cantabria