Sagrados Corazones: Manuel García Ripado

Nerea Díaz, Rocio García


Cuando le propusimos a Manuel (Manuel García Ripado, Boñar 1941) realizarle esta entrevista no dudó ni un instante en prestarse gustoso. Manuel es una persona afable y de fácil conversación. Esto hace que la terea del entrevistador sea más llevadera.
En esta entrevista conoceréis un poquito más a una persona cercana y que vive intensamente nuestros problemas.

Buenos días Manuel.
Buenos días.
¿Por qué decidió a ser sacerdote?
No hay ningún por qué. Yo, desde pequeño lo sentí y me deje llevar.
¿A qué edad decidió ser sacerdote?
La decisión más importante la tomé cuando entré en el noviciado a los 18 años. Aunque entré en el seminario a los 10.Pero todavía estás en otro mundo y ya cuando llegas al noviciado, tomas el hábito y a los 19 años empiezas con la profesión .Y en ese momento ya decides si tienes claro que quieres serlo. Pero todo esto es para ser cura. Fue cuando tenía 24 años cuando me ordené Sacerdote.
Además de sacerdote ¿estudió alguna carrera más?
Bueno, para ser sacerdote hay que estudiar Filosofía y Teología, pero así todo, me quedé a la mitad de la carrera de Historia.
¿Ha sido profesor? ¿De qué asignaturas?
Pues yo he dado historia, historia del arte y religión y una asignatura que vendría bien hoy en día, que es degustación de la lectura.
¿Y qué se hacía en esta clase? Porque antes se leía más que ahora ¿no?
Muchas cosas .Lo que se pretendía era que el profesor animara a los alumnos a que leyeran. Sí, antes se leía más que ahora, pero así y todo, había que animar a los alumnos y enseñarles a valorar lo que leían.
¿Qué le impulsó a escribir el libro “La mano misericordiosa de Dios”?
Lo primero fue la admiración por el Padre Damián y lo segundo porque yo, entre otras cosas, tengo veta de escritor. Me gusta mucho escribir y he escrito mucho para la revista del colegio, libros, artículos…
Hablando de escribir, ¿Qué le llevó a escribir el libro “Boñar”?
Principalmente el amor a mi pueblo, a mi tierra, a las raíces. Me gusta mucho mi pueblo y he escrito mucho sobre la historia de mi pueblo y he sacado muchas fotos y eso me impulsó a escribir este libro para la gente mi pueblo.
De todos los libros que ha escrito, ¿Cuál es el que más le ha gustado?
Bueno, claro, el de mi pueblo. Por el tiempo que me ha llevado, por lo que significa y por lo que ha supuesto para la gente de mi pueblo, interesarse por la cultura…etc
¿Cree que la religión tendría que ser asignatura obligatoria?
Bueno, ahí ya me ponéis en un aprieto. Siendo un poco atópico yo creo que no debería ser asignatura obligatoria, pero dada la tradición de España, pues de momento sí. Depende cómo se enfoque y cómo se dé la asignatura; que para mí tiene que tener un sentido cultural más que catequético.
Ha estado en otros países ¿Pero por mucho tiempo?
No. He estado de visita. He estado en Paraguay porque era consejero aquí en nuestra provincia y tuve que ir de visita, que se llama canónica. A Brasil porque está mi hermano gemelo como misionero y he ido en varias ocasiones a estar con él. Y en Cuba, de vacaciones.

Y en Chile ¿Qué hizo?
Fui para hacer un curso con la congregación y nos juntamos frailes y monjas de Latinoamérica.
¿Qué diferencias ve entre la gente de aquí y la gente de los países donde ha estado?
Bastantes diferencias. Las veo en que ellos son menos materialistas, viven más sencillamente que aquí. Tienen menos consumismo en ese sentido. Religiosamente son mucho más practicantes, participantes y culturalmente más atrasados, aunque hay de todo. Claro que hay mucha diferencia de los países donde he estado a aquí.
¿Qué cambios nota en la enseñanza?
Cambios también, muchísimos y variados y sustanciales. Cada plan de estudios se adapta a la gente. Es que es una forma de estudiar distinta. En otros tiempos no había todos los medios que hay ahora, por eso funcionaba mucho la memoria, el estudio personal, el hablar, exámenes en los que te jugabas casi la nota final a un examen .No había facilidades como hoy en día que si suspendes tienes una recuperación. No había nada más que una oportunidad, nada de esto de trabajos… Allí se iba a estudiar; un libro y apuntes y ya estaba.
¿Qué modelo educativo propone?
Uh eso es… Del modelo educativo siempre se dice lo mismo, vamos yo creo que coger lo bueno de los anteriores porque siempre hay algo bueno y lo bueno de ahora e ir conjugando todos los avances que ha habido en la didáctica de las asignaturas pero también coger el trabajo personal, el dar cancha a la memoria… todas esas cosas.
Has estado en Madrid bastante tiempo ¿Qué hacía allí?
He estado como veinte años y alguno más con la congregación. Allí empecé en un colegio que luego se cerró porque donde estaba no podía estar según la nueva ley; tras él estuve en dos más y luego en la parroquia. Ha sido el lugar que, en distintas fases, he estado más años; porque también he estado aquí y en Extremadura.
¿Qué le hizo volver aquí?
La última venida, en concreto, fue por la obediencia a mi provincial, que me pidió venir aquí para reforzar nuestro trabajo y nuestra presencia. Normalmente a los frailes nos mandan a otros lugares pero siempre tras un diálogo en el que se pregunta y se habla, aunque normalmente es el provincial el que tiene la responsabilidad de mandarnos a un lado u otro y de distribuirnos.
¿Cuál es su objetivo al hablar con los adolescentes?
Pues en principio hay un elemento en la vida del adolescente que la psicología dice que es importante: la carga a la que estáis sometidos. Necesitáis descargar tensiones, problemas. Hablar viene bien, por esto, porque es una oportunidad para el adolescente de sacar hacia fuera toda la adrenalina que lleva, o los problemas. Segundo, pienso que es un momento estupendo para transmitir experiencias, ayudar en situaciones que pueda vivir, dar consejos que tampoco está mal. Y en tercer lugar, desde el punto de vista pastoral, transmitir una fe, ayudar también a que el adolescente descubra otros aspectos de la fe, pero en definitiva es acompañar, es una palabra que a mí me gusta, acompañar al adolescente en su itinerario.
¿Qué peligros ve en la adolescencia actual?
Peligros ¡uh! .En la adolescencia actual los peligros son los de toda la vida y de todos los adolescentes .Que se crean ya mayores y entonces traten de vivir autónomamente. Peligros de dejarse llevar por otras personas o cosas así. Un poco, como lo diría, deslumbrantes. Pero eso no es un peligro del adolescente sino que es un peligro de la sociedad misma. Otro peligro es el de la libertad no responsable: que uno quiera hacer lo que quiera sin más. Y por supuesto ahí viene el tema del alcohol, drogas…que no son problemas solo del adolescente, pero se deja llevar.
¿Tuvo una escuela de padres? ¿En qué consistía?
Sí. Yo la llevé con Inmaculada y tratábamos sobre temas pedagógicos sobre todo. También educativos. Soy partidario de crear una nueva escuela de padres Incluso hice un pequeño cuaderno sobre artículos de temas adolescentes y que me servían de base para charlas.
¿Cree que se quedará aquí para siempre?
¡Ah! De momento sí. ¿Cuánto tiempo? Eso no lo sé porque uno sabe cuando viene. Cuando marche, ya depende de muchas cosas. O igual nos echáis; qué sé yo. Quizás os hartáis y nos cambiáis por otros.
Muchas gracias Manuel
Nos despedimos de Manuel agradecidas por su colaboración y con la sensación de que podíamos haber estado charlando con él infinitamente.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s