Bulimia

Laura Arroyo

La bulimia es un desorden de comer, que es característico por episodios de comer excesivamente y después intentar compensar los alimentos ingeridos por métodos inapropiados para controlar el peso, forma parte de un trastorno psicológico y alimenticio. Es una forma de actuar en la cual el individuo se aleja de las pautas de alimentación saludables, consumiendo comida en exceso en periodos de tiempo muy cortos (lo que le genera una sensación de bienestar temporal), para luego eliminar el exceso de alimento a través de ayunos, vómitos, purgas o laxantes, o también un exceso de ejercicio.

Existen dos tipos de bulimia:
Tipo purgativo: La persona que padece este caso, utiliza como conducta compensatoria ante los alimentos ingeridos: el vómito, los laxantes, los diuréticos, enemas, jarabe de ipecacuana o incluso la teniasis, para eliminar lo más pronto posible el alimento ingerido del organismo. El tipo purgativo es la forma más corriente que utilizan las personas con esta enfermedad, ya que es la manera más rápida de eliminar ese sentimiento de culpabilidad que les produce estos atracones alimentarios.
Tipo no purgativo: Este tipo se da en un porcentaje de personas reducido, ya que es menos efectivo y se llevan a cabo otros tipos de conductas compensatorias para eliminar el alimento. Estas personas se someten por ejemplo a un ejercicio físico intenso, a no hacer nada o también en otros casos se someten a mucho ayuno.
Las causas comienzan cuando la persona se encuentra descontenta con su cuerpo. El enfermo de bulimia, siempre se ve gordo, aunque su peso sea normal, pero no puede evitar sus ansias de comer. Normalmente la bulimia se presenta después de haber realizado numerosas dietas dañinas y sin ningún control médico. La limitación de los alimentos, a la que se expone el propio enfermo le lleva a un fuerte estado de ansiedad y a la necesidad de tomar abundantes cantidades de alimentos de manera incontrolable.
En el origen de esta enfermedad intervienen factores biológicos, psicológicos y sociales, que alteran la visión del enfermo que tiene de sí mismo y les hace temer la posibilidad de engordar, por muy poco que sea.
Cada factor puede suceder por diferentes motivos:
Alteraciones hormonales por la edad, disgustarse por la propia genética, la burla de la gente hacía su persona, la presión a la que se someten por la necesidad de sentirse perfectas y queridas por el resto. La depresión y angustia también influyen en las causas que generan este problema. Tienen su imagen corporal equivocada, dado que se sienten feos y gordos, cuando puede que incluso estén con un aspecto esquelético y en estos casos según mi punto de vista siempre quieren verse como los modelos que se supone que a todo el mundo le gusta. La necesidad que sienten por pertenecer a un grupo, les hace pensar que una de las razones por las que están marginados es su físico.
Conocer la causa o causas por las que se ha producido la bulimia es necesario, para buscar una solución al respecto, un tratamiento que sea efectivo y así evitar las posibles complicaciones, producidas por la bulimia.
Yo pienso que vivimos en un mundo en el que la mayoría de los medios de comunicación nos ponen la perfección como algo necesario, y a muchas personas sobre todo a los adolescentes les afecta de tal manera que buscan esa ‘perfección’ por medios bastante peligrosos sin ser conscientes de ello.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s