Los bostezos

Erika Uriona

Todo el mundo bosteza pero sin embargo poca gente sabe realmente definir la acción de bostezar, la pregunta que me hago yo es: ¿Qué son los bostezos?
Un bostezo es la acción incontrolada de abrir la boca, en la que se separan las mandíbulas, realizándose una inspiración profunda, seguida de una espiración de lo inhalado, cerrando la boca al final. Durante el bostezo se estiran los músculos faciales y se realizan diferentes acciones cardiovasculares, neuromusculares y respiratorias.

Se trata de una acción que realizan los mamíferos y la mayoría de animales que poseen columna vertebral.
En la mayoría de las especies de mamíferos, son los machos los que bostezan con mayor frecuencia; solo en la especie humana ocurre con igual frecuencia en ambos sexos.
El bostezo es una acción instintiva y todos son prácticamente iguales, salvo en la forma y duración. No existe el bostezo a medias, posee una intensidad característica y, por tanto, no se puede contener un bostezo. Llegan en tandadas y no hay relación entre la frecuencia y la duración de los bostezos.
El bostezo lanza un poderoso mensaje no verbal con distintos significados, según las circunstancias:
1. Puede indicar cansancio, estrés, aburrimiento, exceso de trabajo. 2. Indica relajación tras un estado de alerta.3. Expresión de emociones como aburrimiento, enfado o rechazo
Puede expresar un mensaje antisocial por lo que, en algunas culturas, las personas intentan disimularlo, poniendo una mano sobre la boca.
Los bostezos son contagiosos; si una persona bosteza, causará en la otra una respuesta al bostezo y, a veces, se producirá una cadena. La razón para que esto sea así es poco clara, pero se cree que es debido al “poder de sugestión”. Otra teoría presupone que sirve para sincronizar comportamientos en los animales, como por ejemplo sincronizar patrones de sueño y de actividad. Otra teoría sugiere que el contagio es algo psicológico, asociado a un “robo de aire”.
Hace tiempo no existía un lenguaje perfeccionado y los hombres se ayudaban de la mímica y los ademanes para comunicarse; muy útil para que una tribu tuviera un desarrollo común. Además, los humanos son capaces de compartir los sentimientos con sus congéneres. Por eso, cuando alguien bosteza, los demás lo imitamos.
Antiguamente, cumplía una finalidad social, pero actualmente, la ciencia no ha descubierto en el bostezo ninguna utilidad en la vida moderna.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s