Modificaciones corporales

Patricia Miñambres

Hoy en día, es muy normal ir caminando por la calle y cruzarte con alguien que tenga un piercing o un tatuaje, puesto que actualmente han conseguido tal popularidad y aceptación, que han dejado de llamar nuestra atención como podrían haberlo hecho antes. 
Pero, aunque no estén generalizadas, hay muchas más formas de modificar el cuerpo humano, y no todas son tan convencionales como un simple pendiente. Pero antes de nada: ¿Qué es exactamente una modificación corporal? Es muy simple, se basa en realizar un cambio permanente (o semipermanente) en el cuerpo humano, siempre y cuando no sea por motivos médicos.

Existen muchos tipos: Piercings, tatuajes, Escarificaciones, Brandings, dilataciones, implantes… Y aunque nos parezcan términos modernos, han nacido de las culturas más tradicionales (como los Masái), las cuales utilizan las modificaciones como símbolos, ya sean de madurez, religiosos…

Poco a poco, éstas costumbres han emigrado hacia culturas modernas, y se han utilizado solo por la estética, aunque hace años eran símbolos de rebeldía, inconformismo…
Por supuesto, no todas las modificaciones se dan con la misma frecuencia. La más típica es el piercing en el lóbulo de la oreja en las mujeres, quienes lo tienen desde la infancia, aunque cada vez se hace más típico en hombres. 
Ésta es una de las razones por las que el piercing (o pirsin) es el más utilizado. Consiste en perforar una parte del cuerpo para colocar una joya. Aquí existen decenas de variantes, dependiendo del lugar y el tipo de perforación, las cuales incluso se llegan a ensanchar poco a poco, convirtiéndose en otro tipo: Una dilatación.
Compitiendo con el piercing se encuentra el tatuaje, el cuál goza de mucha popularidad, seguramente por la belleza que pueden alcanzar. En este caso la modificación se basa en alterar el color de la piel con algún pigmento o tinta. Gracias a técnicas recientes, se puede llegar a eliminar un tatuaje con láser, pero es un proceso muy doloroso y costoso, aún más que hacer el propio dibujo en la piel. 
Por supuesto, quedan tipos de modificaciones que se salen de lo común, como son las escarificaciones y brandings, que cambian el color o la forma de la piel por medio de cortes o quemaduras. Son métodos más agresivos y peligrosos, que se utilizan muy poco dado el dolor que causan y el peligro que conllevan. Se dan en igual medida los implantes, en los que por medio de una operación se colocan tornillos (para sujetar más tarde un cuerno, por ejemplo) o soluciones salinas o de silicona, que crean formas o bultos. Como en el caso anterior, también tienen un mayor peligro (ya que se recurre a la cirugía, aunque sea menor). 
Existe un último tipo en el que no se añade nada al cuerpo, sino que se juega con la forma original, adaptándola al gusto del cliente, por eso no está del todo claro si es una modificación o cirugía estética. En esta categoría entran las orejas en punta, las lenguas bífidas… 
Como ya he mencionado anteriormente, es típico ver a alguien con alguna modificación, pero a cada día que pasa, más gente se une a ésta práctica, que poco a poco se está transformando en una subcultura, en la que se busca innovar y llevar al límite las modificaciones, haciendo que cada vez sean más elaboradas e impresionantes. Cada vez existe más gente que está completamente tatuada, o tiene una cantidad de piercings llamativa, convirtiendo su cuerpo en una verdadera obra de arte que muestran en las numerosas convenciones que se realizan en todo el mundo, buscando enseñar algo que para ellos, sin duda, es algo más que un signo de rebeldía, un icono religioso, o una moda pasajera. 
Lo que algunos han tachado de locura y tortura al cuerpo, otros lo han considerado una forma distinta de arte y expresión. Siempre existirá una lucha entre ambas opiniones, pero gane quien gane, el mundo de la modificación corporal es cada día más extenso, y no parece que vaya a parar ni a dejar de sorprendernos, ya sea por su originalidad, su peligro, o su belleza.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s