Ibiza

Carolina Cortina , Aurora Revuelta , Andrea García Arozamena

La capital de la isla posee una inconfundible personalidad arquitectónica y humana . La población aparece divida en dos núcleos urbanos perfectamente diferenciados: La Marina o parte baja de la ciudad y la parte alta denominada Dalt Vila que es la más antigua y ocupa el recinto amurallado que data del siglo XVI .

Los ibicencos parecen no conceder la menor importancia a la pintoresca coexistencia de indumentarias decididamente contrapuestas, ni al hecho de que en la ciudad confluyan costumbres acusadamente variadas , también tienen un carácter en el que predomina entre otros ingredientes humanos de menor entidad cadena psicológica y una civilizada y filosófica serenidad y comprensión .
Se diría que el pueblo ibicenco está ya de vuelta histórica, a consecuencia de los numerosos contactos tenidos en el pasado con otros pueblos, como para que pueda producirle sorpresa ningún fenómeno ajeno. 
+DALT VILA
La parte amurallada de la ciudad , denominada Dalt Vila , puede accederse por el Portal de las Tablas , por la llamada Puerta Nueva situada cerca de la vía romana , o por la Portella , pasadizo ubicado en la calle del obispo “Torres” . Las murallas datan del siglo XVI fueron construidas en 1554 por orden de Carlos V , sobre los antiguos cimientos árabes y su conjunto configura una especie de regular heptágono defendido por siete baluartes , que se alza sobre un estratégico promontorio desde el cual se domina en el mar y la llanura circundante.
Dalt Vila ofrece un perfil urbano inconfundible, sus calles desiguales y empinadas , sus plazas recoletas entre las que destacan no obstante , por su amplitud y privilegiada situación de cara al mar , la plaza de la catedral y la de España y sus blancas casas , en algunas de las cuales se mantiene todavía , en toda su pureza el estilo gótico catalán. Toda la ciudad amurallada ha sido declarada monumento Histórico Nacional .
+PASEO DE VARA DEL REY
Se trata de una de las vías más amplias y populares de la ciudad que se extiende por fuera del recinto amurallado. El paseo está dedicado a la memoria del general ibicenco Vara del Rey, muerto heroicamente en el año 1898, cuando participaba en la defensa de El Caney, en Cuba. La estatua del ilustre ibicenco se yergue en el centro del paseo que lleva su nombre, habiendo inaugurado en monumento Alfonso XIII en 1904. 
La parte central del paseo está vedado al tránsito de vehículos, y aparece flanqueado por dos avenidas. En la de la izquierda, yendo hacia el puerto, se insertan varios cafés con sus concurridas, y la de la derecha aparece ocupada por diversos establecimientos comerciales y por la Delegación Insular del Ministerio de Información y Turismo.
El paseo del Vara del Rey es, aparte de su dinámica personalidad y su aire señorial, una arteria de capital importancia dentro del ordenamiento urbano de Ibiza. Allí está, además, instalado el Museo Étnico , con su interesante acervo ibicenco.
+ SANTA EULALIA DEL RÍO
Situada a unos 15 kilómetros de Ibiza, Santa Eulalia del Río es, sin duda alguna, una de las localidades más interesantes de la isla. Ofrece la particularidad de que la naturaleza ha dotado a Santa Eulalia del único río que existe en todo el archipiélago Balear. Su caudal es modesto pero el río, nacido cerca de Santa Gertrudis, se extienden a lo largo de unos 11 kilómetros y sus aguas, inteligentemente aprovechadas, fertilizan las tierras ribereñas y han convertido a Santa Eulalia en un atractivo jardín y en el centro agrícola de más importancia de toda la gran Pitiusa.
La villa, rodeada de pinos y ubérrimas huertas , destaca del paisaje circundante por la inmaculada blancura de su perfil. 
Goza de un clima sumamente benigno y agradable, debido a estar resguardada de los vientos norteños por el Puig d´ En Ribas, y esta propicia circunstancia, unida a su belleza plástica, ha hecho de Santa Eulalia el rincón urbano especialmente preferido por los pintores.
El núcleo de la población aparece dividido en dos zonas perfectamente diferenciadas: Puig de Missa y Sa Vila. Las primeras zonas urbanas se caracterizan por estar ubicada en la cumbre de un cerro, agrupándose las pintorescas casas blancas entorno a una iglesia-fortaleza construida en el año 1577. La estructura morisca del caserío contrasta con la reciedumbre del templo-fortaleza que lo señorea.
La otra zona urbana de Santa Eulalia, Sa Vila, se ordenan alrededor de las Casa consistoriales. En esta parte de la villa están situados los organismo oficiales de la misma y aparecen literalmente invadida de hoteles, restaurantes y bares. Viene a ser el sector cosmopolita de Santa Eulalia. 
La población se ordena por medio de la carretera que cruza el resto de las calles, constando con un bellísimo paseo decorado de adelfas por ambos flancos que desemboca en el mar.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s