Precarios, investigadores abandonados

Miguel Ángel Vargas, Francisco Sánchez Becerril
Llevan casi un cuarto de siglo pidiendo respeto para los jóvenes investigadores españoles. casi un cuarto de siglo pidiendo igualdad de trato de investigadores. Son los “precarios”, y Jose Mmanuel Fernández uno de sus portavoces, con el que hemos hablado en Madrid

¿En qué consiste la iniciativa Precarios?
Yo formo parte de la Organizaciónde Jóvenes Investigadores, que surgió de la iniciativa Precarios. Para saber como surgió esa organización hay que remontarse varios años atrás.
A finales de los años 90 había fundaciones que tenían unos métodos de investigación que yo calificaría de heterodoxas. No había seguridad social, no había paro. Tú estabas aquí realizando una tesis y de pronto te pagaban alguna cantidad. No solo era una cuestión de inseguridad total, sino de falta de motivación. A finales de los 90, una joven investigadora elaboró una carta y recogió firmas para solicitar que a los becarios se nos reconociera la seguridad social, algo básico para cualquier trabajador (de hecho si un trabajador no se ha dado de alta en la seguridad social, el estado le castiga) y a lo que nosotros no teníamos derecho. En ese proceso unos amigos suyos crearon una página web que se llamaba “Becarios Precarios” para difundir ese tema, y así fue surgiendo ese tema de “precario” y por toda España, en las universidades y en distintos lugares, empezaron a surgir grupos que comenzaban a solicitar sus derechos. En el año 2000, bajo una cierta fiebre por recuperar investigadores y talentos que estaban en el extranjero no se habló nada de la condición del becario, y esto revolucionó aún más este tema, e hizo que estas asociaciones decidieran agruparse en una federación a nivel nacional que es la federación llamada “jóvenes investigadores” y es también la que se conoce como “precarios”. Ahora hay una serie de asociaciones por provincias o por comunidades autónomas y después están todas agrupadas en esta federación.
En esta federación una cosa muy importante es que todos somos voluntarios, y no se cobra absolutamente nada por participar.
El fin que se sigue, es fomentar la cultura, la ciencia y la investigación en España. Además una de las cosas principales que reclama es un puesto de trabajo junto con un reconocimiento, llamando reconocimiento a considerarnos cómo trabajadores y conseguir un contrato laboral con sus derechos y sus deberes. Nosotros pagaremos el IRPF pues conocemos los deberes de cualquier contrato laboral, pero también queremos los derechos: un reconocimiento en la seguridad social y derecho a paro en el momento que nos quedemos desempleados. Esa es idea principal, defender los derechos de los jóvenes investigadores. ¿Qué más se consigue? Pues también apoyamos a los jóvenes investigadores en ayudas, becas y contratos.
Pedimos que se racionalicen las convocatorias, que se elimine la burocracia, que haya una estabilidad en la carrera investigadora y una continuidad, pues está llena de parones, como pueden corroborar los que trabajan en esto.
Demandamos una política de apoyo sostenido a la ciencia; esto quiere decir que cada año no debería cambiar los presupuestos destinados a la ciencia, pues ahora, depende del año, los presupuestos son unos u otros; debe haber un plan a largo plazo porque si depende de cada año, de cada político que está en el poder, es imposible progresar.
¿En relación a esto del dinero, cual es la opinión de la organización acerca de que el conjunto de becas de este año, que se tenía que haber resuelto ya, todavía no lo esté?
La federación se ha puesto en contacto con el ministerio varias veces y se ha intentado hacer todo lo posible para solucionarlo. Recientemente, el ministerio ha informado de que por fin están los últimos trámites para las becas, y van a salir publicadas en breve. Se espera que las personas que las obtengan puedan realizar el periodo de 8 meses que se especifica. Durante este tiempo ¿qué hacen? , pues muchos pueden estar trabajando sin cobrar en su laboratorio, muchos habrán perdido su oportunidad de trabajar, otros habrán tenido que buscar trabajo en otras cosas y tener que, a lo mejor, renunciar a otras becas. Esto es una situación lamentable, no se puede tener a la gente así; en mi opinión, hay que mejorar esta situación, hay que desarrollar el ministerio de ciencias, o el de economía, o el de educación.
Tú, como investigador que eres, no sé si conocerás el caso de una investigadora que estuvo mucho tiempo trabajando junto a su equipo sin poder cobrar nada, ganaron un premio, y gracias a ese premio compró probetas y pago al equipo; con el dinero del premio pagó los sueldos que debían haber sido pagados por medio de becas o por medio del estado. ¿Qué opinión te merece esto?
Mi opinión personal es que es una acción muy noble, que además denota la situación que hay ahora en España en muchos casos. Además, nunca debería suceder una situación así, si necesitamos que una persona dé su premio, o done un dinero para seguir investigando es que algo va mal. Todas esas acciones son muy nobles pero refiriéndose a la investigación es el estado quien debe invertir y debe ser capaz de racionalizar sus recursos para que se haga una política sostenible. Es necesario algo sostenible en el tiempo, porque si se depende de que alguien done, no se puede hacer nada; y uno no puede tirar a la basura un experimento en el que lleva investigando 3 años.
Si haces una política de inversión, sabes con el dinero que puedes contar todos los años, pero una donación, la puedes recibir o no. Pero es que además esto es un deber del estado, el estado debe elegir si fomentar la ciencia en este país o no; si quieres fomentar la ciencia, la investigación en este país, tendrás que apoyarla.

Dados todos los recortes en investigación anunciados recientemente, ¿Creen y esperan que el año que viene se convoquen becas?
Si va a haber becas, pero también recortes. Ahora mismo, las becas FPU y las FPI, parecen que se van a mantener en los mismos números, las becas por parte del estado han sufrido una reducción bastante fuerte; los contratos de retorno van a sufrir un recorte importante que se va a fijar en un 40%. Luego por otra parte tenemos las comunidades autónomas, las universidades y los “OPI”, están también sufriendo los recortes. De cara al año que viene, realmente no sé lo que va a pasar, pues todavía el gobierno no se ha definido ni anunciado un plan.
El planteamiento de una nueva ley universitaria abre una gran incertidumbre acerca de qué pasará con los fondos destinados a investigación, ¿Cuál sería la opinión de la organización?
No tenemos una opinión porque todavía no hay una propuesta sobre la mesa ni algo formal, así de sencillo y así de triste.
¿En que va a consistir el estatuto del investigador?
Según la nueva ley de la Ciencia, hay un estatuto del investigador que hay que desarrollar. Ahora existe uno, el EPIF (el Estatuto del Personal Investigador en Formación) y hay otro que según la nueva ley de la Cienciahay que hacer. Pero de este nuevo estatuto del EPIF es responsable el consejo de Política Científica Tecnológica y de Innovación. El consejo no está montado todavía con lo cual, el estatuto tampoco se puede poner en marcha.
Sabemos que una de las prioridades del ministerio de educación y del de economía es nombrar a este consejo, y poner en marcha la ley de la Ciencia, pero todavía quedan muchos pasos que dar antes de que este estatuto s empiece a redactar.
Lo que podemos decir es que esperamos que incluya algunos aspectos, como los becarios asociados a proyectos, que el anterior estatuto no incluyó, a pesar de estar entre nuestras demandas.
También hay que decir que, aunque el estatuto no esté aprobado esperamos que a partir de este mes a todos los becarios doctorales sí que les dé un modelo de contrato, una modalidad de contrato que antes se llamaba doctoral, y ahora se llama de introducción al sistema; pues esa, aunque no haya estatuto, es una modalidad de contrato que ya se ha empezado a aplicar.
¿Podemos decir que es el propio estado el que está frenando la implementación de este estatuto?
No, no podemos decir eso principalmente porque no es la intención del estado hacer eso, la ley se acaba de aprobar hace poco y hay que poner en marcha esa ley a través de distintos órganos, y todo eso lleva un proceso, puesto que falta que esté aprobado ese órgano, y todo esto lleva un largo proceso. Tan largo como que habrá que esperar hasta 2 años para que se ponga en marcha todo.
Según nos has contado vienes de Estados Unidos, de investigar allí durante un tiempo, ¿Qué diferencias prácticas hay entre la investigación de un país como Estados Unidos y España?
Hay muchas diferencias, hay diferencias sociales, diferencias políticas, pero una de las más importantes es que allí la ciencia es un campo destacado; allí la ciencia es muy importante y todo el mundo la valora. Aquí también sabemos todos que la ciencia es importante, pero otra cosa es que te lo creas y pongas los medios y el dinero para llevar a cabo una investigación.
Allí hay mucho dinero invertido en la ciencia y aplicaciones prácticas, pero también hay mucho dinero en investigaciones de base. Se sabe que los países que invierten en investigación, a la larga, mejoran su calidad de vida y su economía. También hay que contar que en Estados Unidos, hay una buena comunicación entre universidad y empresa, favorecen el traslado de personal de un lado a otro, la entrada de personas de universidades a la empresa y también personas que hay en la empresa desde hace 20 años vuelven a la universidad.
Ser doctor está considerado socialmente, económica y laboralmente, y una empresa eso lo valora, y los contratos se rigen de manera distinta para estas personas; además según vayas adquiriendo más experiencia, se va aumentado el sueldo.
Lo que se conoce como fuga de cerebros, ¿está relacionado con las condiciones personales de trabajo o con el afán de nuevas experiencias?
El término fuga de cerebros no me gusta, porque da la sensación de que huimos, pero va hacia otra dirección, porque si aquí no puedo realizar el trabajo que quiero, o no tengo contrato y me hacen esperar ocho meses, o no tengo fondos para realizar mi investigación, tendré que buscar algún lugar en el que trabajar, y si me dicen que en Estados Unidos puedo realizar mis investigaciones, y aquí simplemente no puedo, no tengo más opciones que irme allí.
Es preferible irse a otro lado e investigar que quedarse aquí y no hacer nada. Este país ha realizado su inversión en educación, en universidades públicas, colegios públicos, pero si ahora no podemos encontrar trabajo tendremos que irnos a otro lugar.
Se podría decir que es una profesión dura porque tiene muchos altibajos, por ejemplo, yo he estado en total 5 años fuera, lejos de mi familia; es una experiencia personal buena, pero es duro, y no poder realizar el trabajo en tu país es duro, y por intentar hacerlo en su propio país se pierden mucha gente por el camino.
¿Existe alguna ley que controle si una empresa privada decidiese actuar como mecenas de investigación?
Con lo que me han dicho y he podido ver, en la ley de ciencias hay un apartado en el que se habla del mecenazgo y se está haciendo una modificación para que las empresas puedan hacer también mecenazgo en temas de investigación.
Hay un artículo en la ley de la Ciencia que habla sobre esto, y el gobierno le da voz prioritaria, para activar todo el tema del mecenazgo, pero en la práctica, y lo vimos con los problemas en CNIO, algo falla que no hace atractiva la inversión empresarial en ese mecenazgo, cuestiones fiscales y de derechos sobre patentes, principalmente.
¿Cuál cree que sería la mejor forma para incentivar el mecenazgo por parte de las empresas privadas?
Hay programas que favorecen y fomentan la inclusión de doctores en las empresas; si la empresa contrata a un doctor durante un tiempo, el estado le financia parte del sueldo de esta persona.
La Secretaria de Estado de Investigación, desarrollo e innovación, actualmente dependiente del Ministerio de Economía y Desarrollo, y antes vunculada al Ministerio de Educación tenía una línea de crédito abierto para empresas que quieran realizar I+D, darles créditos para este tipo de actividades.
Casi todos los años, este crédito se queda sin repartir porque nadie lo pide, no sé hasta qué punto las empresas quieren entrar en I+D en aplicaciones muy especificas que pueden dar beneficios a corto plazo. No sé muy bien como deciros como se está fomentando eso, el gobierno se está rebanando los sesos para fomentarlo.
A pesar de los recortes del gobierno ¿ustedes ven una intención positiva de fomentarlo en el gobierno?
No, la intención del gobierno es suplir el hueco presupuestario, fomentando que las empresas privadas financien el I+D.
Por otra parte un investigador se quiere dedicar a esto ¿necesita más que becas?
Lo primero que necesita es estabilidad y es poder realizar su trabajo de una manera adecuada, contar con los recursos necesarios para poder realizar su trabajo, eso es lo primero que necesita un investigador. Eso no significa que sea un funcionario, pero sí que sepa que hay una regularidad en las convocatorias, que me van a evaluar y una serie de cosas por las que a cambio me den dinero para realizar mis experimentos. Y también haría falta un cambio de mentalidad en la sociedad sobre que es la investigación y también sería bueno que en los colegios se fomente la cultura de la investigación y lo importante de tener una sociedad tecnológicamente avanzada.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s