Voluntarios



El voluntariado es el trabajo de las personas que sirven a una comunidad por decisión propia y libre y que no cobran por su trabajo. Personalmente, creo que son personas que no buscan ningún tipo de beneficio, ni gratificación por su ayuda ante las necesidades reales. La participación voluntaria de los ciudadanos es una parte esencial de la sociedad civil, que a su vez es un factor clave para el desarrollo sostenible, derechos humanos, el buen gobierno y la justicia social. Los servicios que prestan los voluntarios pueden ser muy variados dependiendo del tipo de colaboración que lleven a cabo.

Los voluntarios declaran sentirse mejor ayudando a otros a sentirse mejor, ayudando a otros a sentirse bien o a tener mejor calidad de vida. No solo es una labor que desarrollan gentes con grandes convicciones religiosas, sino cualquier tipo de personas aún sin credo, pero que simplemente se sienten solidarios con el resto del mundo, a veces cercano y otras lejano y muy ajeno a sus propias existencias. Este tipo de cooperación se realiza desde los niveles más básicos, por ejemplo, a nivel de barrio, pueblo, ciudad o a niveles geográficos más amplios, como el nacional o internacional.
Tengo muy cerca a varias personas que desarrollan el llamado voluntariado social y que llevan a cabo visitando en días concretos a personas mayores en sus casas, en colaboración con el Ayuntamiento. Estas personas voluntarias, algunas también mayores, dicen sentirse muy recompensadas con estas visitas y además les ayuda a conocer a otra gente. Así en la mayoría de los casos la gratificación es mutua ya que no sólo las personas visitadas o atendidas por los voluntarios reciben los beneficios de de esta labor, sino que los voluntarios también se sienten realizados por poder ofrecer ayuda, y en muchas ocasiones sentirse útiles.
Hay otros tipos de voluntariado de cooperación desarrollando proyectos en una comunidad, normalmente atienden a necesidades de otros países, intentando asistir a personas con poco recursos, como en este colegio se hace el “bocadillo solidario” en colaboración con Manos Unidas, aportando un dinero para que estos voluntarios lo lleven a Mozambique. Otra organización muy importante a este nivel es Unicef, quizás la más conocida junto con la Cruz Roja Internacional, aunque hay miles de organizaciones, como las ONG´s repartidas por todo el mundo y miles de organizaciones anónimas o simplemente grupos de personas que sin llegar a constituirse en organización realizan importantes labores de ayuda.
Otro tipo de voluntariado es el de desarrollo de proyectos relacionados con el medio ambiente y los animales. Por ejemplo, este verano campus formados por voluntarios pretenden analizar la calidad de las aguas en los picos de Europa, también hacen limpiezas de ríos e intentan sensibilizar del respeto al medio ambiente y a los animales. En España conocimos un buen ejemplo cuando el 2002 el Prestige naufragó frente a las costas gallegas inundando sus costas de petroleo. Miles de voluntarios de toda España e incluso del extranjero se desplazaron a Galicia para ayudar desinteresadamente en las labores de limpiezas de playas y costa en general. Quizás este fue uno de los ejemplos en los que más personas se congregaron de forma espontánea para ayudar en un bien común o ajeno.
La Unión Europea ha designado el 2011 como Año Europeo del Voluntariado, con el fin de promover el voluntariado y agradecer a os casi 100 millones de voluntarios y voluntarias que hay en Europa el trabajo que realizan día a día. El compromiso de estas personas contribuye de una manera determinante a crear un mundo mejor, más solidario y comprometido.
El mismo Gobierno Español aprobó el pasado año la estrategia Estatal del Voluntariado 2010-2014, con el fin de potenciar la acción voluntaria en la sociedad española. Se pretende a través de esta estrategia dar respuesta a los nuevos retos de esta sociedad cambiante, profundizando en el conocimiento del voluntariado, concienciando e informando a la población de estas acciones sociales.
Este reconocimiento tanto a nivel europeo como nacional da idea de lo importante de esta labor y lo necesaria de la misma.
Marta Alonso
Estudiante de bachillerato, Torrelavega (Cantabria)
Imagen Pilar Barquín

THE IMPORTANCE OF ENGLISH IN TODAY´S SOCIETY



Today we often hear a lot from our parents, teachers, etc.. the typical sentence: “Learn English, which is very important for all” … well I must say that it’s true.
Our society is more modernized day by day, and English is becoming a strong base of this new society, in which the need to know this language to any work, study or other is essential.

Examples of this are the people who want to enter university, because they require a minimum level B2 of the official examinations of Cambridge, having studied six years at the Official School of Languages (although this title is not international) or a test access to college in this area.
Another example is at work, a person with English studies may find a job easier and faster than one that does not have them … it opens many doors in this area, without knowing a language that helps you to communicate with many people and to take on any problem that you raise, namely the world personally speak fluently without problems of understanding, because as an international language know many people speak it.
In short, knowledge of languages, mainly English, is very important and beneficial for our future.
Ángela Ruiz
Estudiante de bachillerato, Torrelavega

Imagen sidioms.com

Cristina Sanz Mendiola, subdirectora de Repsol


La economía española comienza a crecer. Una situación que, más allá de una solución a muchos de nuestros problemas, abre retos importantes en la adaptación de las empresas españolas a l nuevo escenario internacional. Una de las responsables de ese cambio que se cierne es Cristina Sanz Mendiola, directora general de personal y Organización de Repsol.

LEER ENTREVISTA COMPLETA

Ingeniera Industrial Superior por la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de Madrid está especializada en organización Industrial. Comenzó su vida profesional en Estados Unidos en grandes siderúrgicas de Pittsburg. Tras su ingreso por oposición en el Cuerpo de Ingenieros Industriales del Ministerio de Industria y Energía, desempeñó el puesto de Subdirectora General de Relaciones Industriales Internacionales. Durante este tiempo estuvo a cargo de las relaciones industriales internacionales bilaterales, así como con la Unión Europea, participando en las negociaciones para la incorporación de España a las Comunidades Económicas Europeas.
Desde 1994 trabaja en el Grupo Repsol como Directora de Medio Ambiente de Repsol, pasando a ocupar posteriormente la Direcciónde Medio Ambiente, Seguridad y Calidad.
Su filosofía es que las personas y las organizaciones son fruto de lo que vamos haciendo en cada momento y de los valores y los principios que vamos construyendo.


¿Quién es Cristina Sanz Mendiola?
Me defino en primer lugar y sobre todo como persona. He sido siempre yo misma, he ido evolucionando, aprendiendo del resto y de lo que tengo a mí alrededor. No es tanto el ámbito profesional mi definición,  sino la evolución como persona que he experimentado en los sitios donde he ido trabajando ya que han sido lo que me ha dado la oportunidad de ir evolucionando y de ir aportando al entono que tenía alrededor.  Soy fruto de mi misma, cada uno somos fruto de lo que vamos haciendo, en todo ello hay una componente muy importante que son los valores y los principios; esto ha hecho que lo que soy yo siempre se haya mantenido, esto lo recibes en una época de tu vida y a partir de ahí te configuras como persona, con los principios con los que vas a regir tu vida, vas creciendo como persona y vas evolucionando. Muchas veces comento en Repsol que tengo la sensación –a pesar de haber pasado por varios trabajos- de no haber cambiado mucho de sitio, esto me pasa porque el componente fundamental que he ido llevando, ha sido la relación con las personas, el trabajo en equipo y la gestión, esos han sido los componentes en todo este tiempo que han ayudado a mi evolución como persona.


¿Cómo se llega a entrar en una compañía como Repsol?
Bueno, mi caso no tiene porque ser válido para otros, pero os lo cuento, en primer lugar uno llega a entrar a cualquier sitio partiendo de la voluntad de uno mismo, no llegas si no dices “yo quiero entrar aquí”, tienes que preguntarte por qué y tener claro que buscas; tiene que ser un acto consciente. Lo que es ya la puerta de entrada es distinto, mi caso: estudié ingeniería industrial; trabajé en la empresa privada -en el sector metalúrgico-; luego estuve un año en Estados Unidos donde trabajé en la universidad; después hice las oposiciones al cuerpo de Ingenieros Superiores y me incorporé a la Administración, estuve trabajando en Relaciones Internaciones y planificación energética en el Ministerio de Industria. Durante todo ese tiempo siempre tuve un equilibrio entre lo que aprendía y lo que aportaba, creo que siempre debe existir este equilibrio, es lo que te permite seguir adelante. En un determinado momento vi, que aunque me aportaba mucho la Administración ya que me daba una visión amplia, una visión macro de todo, necesitaba ya cambiar a la esfera privada, el ámbito de la Administracióntiene un componente asociado a la política, necesitaba poder tocar más el terreno de las cosas. Me planteé cambiar y contacté de forma bastante informal con mis ámbitos naturales,   -el industrial y el energético-, y a partir de ahí tuve diferentes opciones. En el momento que me iba a cambiar desde la Administración me pidieron que me ocupase de otras cuestiones, pero ya tenía la decisión tomada y me incorporé a Repsol, a un área que creía que podría aportar, el Medio Ambiente ya que había estado trabajando en esos ámbitos.
En Repsol apostamos mucho por la carrera interna de la gente, de profesionales, de gente joven que acaba sus carreras y entran en la compañía para formar la empresa, a partir de ahí la gente desarrolla su carrera. Lo primero es plantearte “¿por qué quiero entrar en Repsol?”, si tu respuesta es “porque yo quiero formar parte y construir Repsol”, ya tienes algo ganado, si tu respuesta es “porque en algo tendré que trabajar” ahí igual no nos entendemos dela misma manera.

A parte de ser miembro del Comité de Dirección de Repsol, es la Directora Generalde Personas y Organización de esta empresa. ¿En qué consiste el último puesto?

Para responder esto me remito un poco en el tiempo, la Dirección Generalque llevaba antes –Dirección General de Medios-  es la que agrupaba todos los recursos técnicos, ingeniería, tecnología, sistemas de información, compras,… en todas estas áreas, incluso cuando estaba en la de Medio Ambiente cuando empecé, la componente es evolucionar. Esa función de evolución de los trabajadores, con una visión de empresa y gestionar los equipos ha sido una constante en todos los temas que he ido llevando, esto me ha llevado gran parte de mis esfuerzos. Relacionado con la Dirección de Medio Ambiente debemos incorporar el respeto al entorno, el respeto al Medio Ambiente es crítico, al igual que el respeto a la seguridad de las personas es lo primero, porque lo último que te puede pasar es que una persona tenga un accidente en tu compañía, un accidente trabajando. El respeto, está muy presente incluso en un trabajo que podría parecer muy técnico, se encontraba en todas esas áreas. Todas esas áreas me han permitido tener una visión global de la empresa, queríamos ir evolucionando, ser una empresa abierta, flexible, innovadora, con respeto y visibilidad de nuestros valores. Como ya tenía esa visión global de la que hablaba, el presidente pensó que podría ser la persona adecuada para liderar todo este ámbito y toda la evolución de todo lo que antes se llamaba Recursos Humanos; y lo más importante  ¿quién hace todo ese cambio y la evolución? Las personas, y ¿qué Dirección parece la adecuada para esta evolución? La que lleva la gestión de la persona.
La Dirección General antes era la Dirección de Recurso Humanos, era la de siempre, la histórica, básicamente se encarga de los procesos de gestión administrativo y todo lo que hace al desarrollo de las personas, por ellos hago tanto hincapié en esto. Desde esta dirección se entendía que era la más adecuada para liderar esta evolución. La visión de la Compañía es la de que las personas somos las que hacemos la empresa, las que construimos la compañía, las que hacemos que la empresa siga el camino que tenemos por delante, siendo importantísimos cada individuo dentro de cada equipo.
La palabra persona y organización tienen el sentido de que somos personas que merecemos todo el respeto como personas individualmente, que tenemos que saber trabajar en equipo y al servicio de una visión común. Por lo tanto las personas y la organización, consiguiendo generar las estructuras organizativas, los procesos de trabajo, la forma de trabajar, las herramientas para ello, todo esto responde al que hacemos en esta Dirección para conseguir las metas que nos vamos poniendo.
La otra pieza importante son los sistemas de información -aunque no vengan en el nombre de la Dirección-,ya que están presentes en todo los trabajos que hacemos, son una pieza muy importante para ir construyendo la forma de trabajar, la movilidad, la apertura, las nuevas tecnologías,… todo esto tiene que acompañar a la empresa. Es decir, personas, organización, procesos y sistemas de información, son los contenidos que hacemos aquí. De lo que nos encargamos es toda la gestión relacionada con las personas de la empresa, reclutamiento, instrucción, búsqueda del puesto de trabajo más adecuado para cada uno, que cada mes cobren -que no es ninguna tontería- y no es fácil cuando tenemos 24.000 empleados en casi 100 países, cuando decimos cobrar no solo nos referimos a eso, las personas necesitan certificados, necesitan asistencias a formación,… toda esa gestión es lo que llevamos.
Lo más importante de todo es equilibrar dos variables de la ecuación, el desarrollo profesional y personal de las personas, encajarlo con la aspiración de desarrollo y expectativas de carrera de cada uno y hacerlas casar con lo que necesita la compañía, poder desarrollar su carrera personal y sus expectativas personales y empresariales. Esto nunca se hace solo, necesitas ver.
que tienes que hacer, planificarlo, gestionarlo, hacer que las cosas ocurran, conocer a las personas, sus expectativas, sus capacidades, que formación necesitan para ver a donde quieren llegar, ir casando las necesidades de la empresa con sus expectativas, todo ello con una orientación muy clara hacia la persona. Yo me pongo en el plano de la persona porque es muy importante en la empresa, por lo que tengo que anticiparme para que todo funcione.
Es un Dirección General preciosa, puede tener un impacto y una trascendencia fundamental en la compañía por lo que haces o no haces. Estamos metidos en 20.000 guerras y todas son bonitas. No es gestión desde el punto de vista operativo; las políticas que aquí se llevan a cabo son las que hacen que una noche o una mañana te acuestes o despiertes sonriendo o no.


¿Cuáles son los pilares de la empresa española del futuro?
El componente clave es evolucionar. Lo primero los trabajadores, hacia una visión de empresa y gestión de equipos. Otra clave es incorporar el respeto al entorno. El respeto al Medio Ambiente es crítico, al igual que el respeto a la seguridad de las personas es lo primero.
La palabra persona y organización tienen el sentido de que somos personas que merecemos todo el respeto como personas individualmente, que tenemos que saber trabajar en equipo y al servicio de una visión común. Por lo tanto las personas y la organización, consiguiendo generar las estructuras organizativas, los procesos de trabajo, la forma de trabajar, las herramientas para ello, todo esto responde al que hacemos en esta Dirección para conseguir las metas que nos vamos poniendo.
Lo más importante de todo es equilibrar dos variables de la ecuación, el desarrollo profesional y personal de las personas, encajarlo con la aspiración de desarrollo y expectativas de carrera de cada uno y hacerlas casar con lo que necesita la compañía, poder desarrollar su carrera personal y sus expectativas personales y empresariales.
En el año 1994 se incorporó a Repsol como Directora de Medio Ambiente, en esa época la conciencia ecológica comenzó a instaurarse más en nuestro país ¿se preserva este espíritu de respeto al Medio Ambiente?
Ha aumentado, porque entendemos que lo importante no es que el trabajo ocurra mientras que tú estés, lo importante es que lo que haces y la huella que dejas.
La empresa la hacemos todos, tiene cara y ojos, la ética es la de las personas que componemos la empresa, la forma de concebir la relación de la compañía, es una equiparación con la sociedad y como funcionamos, ya que al final somos un reflejo de la sociedad. El Medio Ambiente ha ido evolucionando en la sociedad y en nuestra propia empresa con una toma de conciencia que no teníamos como individuos hace años, pero que hemos ido adquiriendo esa toma de conciencia como ciudadanos de que lo que tenemos a nuestro alrededor lo tenemos que respetar;  pues es lo mismo en una compañía.
Una empresa no puede ir a remolque de la sociedad, sino que tiene que ir por delante, tiene que ser motor,  las empresas debemos ayudar a construir la sociedad. En el fondo estamos reflejando como un colectivo de personas actúan, vamos en una dirección y por tanto no puede simplemente estar para cumplir la ley en lo que a términos ambientales se refiere, tú tienes que ir prescribiendo la sociedad que quieres, la empresa también tiene que ir construyendo la sociedad que queremos. Este mundo es en el que van a vivir los jóvenes y todos los que vienen detrás. Las empresas estamos evolucionando mucho en materia de anticipación y respeto, no se puede concebir de otra manera.


En el año 2012 como responsable de la Dirección General de Personas, recogió el premio Reina Sofía a la Inserción Laboral de Personas con Discapacidad. ¿Cuál es el papel y la responsabilidad de las empresas en este ámbito?
Nosotros respetamos a la persona. Cada uno tenemos unas capacidades distintas, en las empresas lo que tenemos es que dar la posibilidad y construir el entorno. Para que todas las personas que construimos la compañía, cada uno con sus capacidades, aporten todo lo que puedan aportar,  hay que darle un espacio y un ambiente para que puedan demostrar lo que pueden aportar. Los discapacitados tienen más desarrolladas otras capacidades que aparentemente no tenemos los que no tenemos ninguna discapacidad, por ejemplo una persona ciega tiene más desarrollado que tú el oído, además los que aparentemente tenemos todas las capacidades no las usamos. Las personas con capacidades diferentes, tienen todo el derecho para poder aportar en las compañías.
De nuevo volvemos a que somos reflejo de la sociedad, ese mismo derecho y ese mismo respeto que yo entiendo que tiene que tener una persona con una discapacidad fuera, lo tiene que tener dentro. ¿Qué tenemos que hacer las empresas? Poner unos medios para que estas personas puedan desarrollar sus capacidades, hay que hacer un esfuerzo para buscar las posiciones, los sitios,… para que esas personas puedan aportar todo lo que pueden aportar, ese esfuerzo es el que tenemos que hacer. Realmente el esfuerzo mayor no es el de las personas que se integran con capacidades diferentes, sino el que hemos tenido que hacer con las personas que iban a ser sus compañeros, para romper las barreras de prejuicios que todos tenemos, muchas veces no prejuicios mal intencionados, sino que nacen del desconocimiento, sin querer nos montamos nuestros propios prejuicios, porque la sociedad muchas veces no nos enseña y te aproximas a esas personas con un prejuicio basado muchas veces en la ignorancia. En la empresa todo eso lo tienes que trabajar para que sus compañeros sepan cómo tratarle y que la persona pueda aportar todo lo que pueda. Tenemos un papel fundamental en hacer normal todo lo que es normal. La sociedad cada vez es más abierta y sobre todo las compañías tenemos que ir por delante.


¿Cree que otras empresas deberían fijarse en Repsol en este ámbito?
En Repsol, hemos sido pioneros. Tenemos un libro blanco en el volcamos todos nuestras experiencias en este ámbito, tanto lo que hacemos bien, como lo que hacemos mal. Lo que hacemos bien para que otras tengan ya el trabajo de base, el camino hecho digamos; y lo que hacemos mal para que otros no cometan los mismos errores. El compartir forma parte de nuestra cultura, en este sentido hicimos este libro blanco. Para trabajar en este ámbito tenemos una colaboración muy estrecha con la ONCE, nos vino muy bien que existiese una organización como esta, en otros países que no existe tanto esta cultura social, nos cuesta más implantarlo.
Estuvo muy implicada en la entrada de España en la Unión Europea desde el Ministerio de Industria, por ello probablemente sea la más adecuada para contestar esta pregunta. ¿Cómo cree que afectó a Repsol y al resto de empresas españolas que estaban antes y después, la entrada de España en la Unión Europea?
Cada empresa, dependiendo del Sector, ha tenido más o menos dificultades para ir adaptándose dependiendo del plano en el que estuvieran, seguro que ha habido sectores más afectados que otros dependiendo de su posición competitiva, su grado de madurez para abrirse a las fronteras, cada sector y cada empresa ha tenido sus dificultades. Todo lo que se negoció fue la transición de cómo hacerlo para favorecer el camino para que todas las empresa españolas pudieran hacer esa transición sacándole el mayor partido posible con el menor coste.
Hay que verlo más del plano de cómo han podido hacer la transición y la evolución natural, aunque tu estés en una empresa pequeña concreta que te parece que solo opera en un pueblo, no es así, hasta a esa empresa pequeña le acaba influyendo el plano global, mucho más de lo que parece, no hay más que ver cómo han evolucionado las empresas locales y las artesanas, en esta apertura global, todas las empresas están afectadas. Esta cultura ha venido bien a todas las compañías y a toda la sociedad.


Digamos que durante años el mundo de las direcciones de empresas ha estado ocupado por hombres, como pionera en este ámbito ¿Cree que las mujeres están ya completamente integradas en este mundo?
Como yo lo he vivido como persona… He tenido magníficos amigos en la carrera, no he tenido nunca ningún mal momento, siempre me he visto acompañada de todos ellos, me sentía normal, era yo. Ahora que estoy en la Dirección Generalme toda asegurar y gestionar que se dan todas las condiciones para que las carreras de las mujeres se desarrollen, lo veo de otra forma, todavía hay muchos condicionantes que seguimos poniendo, ahora digo ya que he cambiado cosas que en mi carrera he tenido presente. Y desde esta responsabilidad si ves que estamos en una sociedad que todavía no está del todo construida, es cosa de la historia, todo ha ido teniendo su evolución, y ahora por estadística vemos que no hay tantas mujeres como hombres con carreras técnicas, y eso puede ser porque muchas mujeres pueden tener la percepción de “para que estudiar esta carrera si luego la voy a poder ejercer o no” es decir, hay muchos condicionantes ocultos que quizás no somos conscientes como empresa o como sociedad.
Independientemente del punto de vista de talento y capacidades, las mujeres y los hombres somos iguales, tendremos luego ya cada uno sus cosas distintas. Primero por respeto a la persona tenemos que tener absolutamente las mismas oportunidades; segundo porque una sociedad no puede permitirse el lujo de cargarse la mitad del talento, ni una compañía puede dejar de captar el talento esté donde esté. De todas esas barreras que parece que no están, pero están, y que pueden impedir que la mujer avance e incluso que de forma inconsciente la propia mujer se auto limite, que suele ocurrir muchas veces, tenemos que hacer todo para que eso no ocurra, no vale que una mujer diga “es mi capacidad para elegir no voy a hacer este trabajo porque me requiere este nivel de responsabilidad u horas” y es ella la que decide que no, porque quiere tener un tiempo más equilibrado con sus hijos, y dices no pasa nada porque es ella la que elige, ¡pues no señor! tú tienes que crear todo para que eso sea compatible, con que la mujer esté exactamente igual que el hombre y pueda hacerlo compatible con la familia, hijos, amigos,… tu equilibrio como persona. Con los hombres tenemos que hacer lo mismo, para que puedan disfrutar de su familia, de ver crecer a sus hijos, hay muchas de esas cosas, que las mujeres hemos interiorizado como normal, y no deben serlo.



Hay mucho por lo que trabajar y tenemos que ir cambiando e ir andando; hay que gestionarlo, seguimos toda la evolución de las mujeres, es fácil que la incorporación sea paritaria, el tema no es tanto en la incorporación, el problema viene luego, a la hora de desarrollar la carrera, los mecanismo de gestión de la empresa tienen que garantizar que la mujer vaya avanzando igual e ir generando esas oportunidades de desarrollo, teniendo cuidado con esas barreras invisibles e ir desmontándolas, para que de verdad la mujer pueda desarrollar su carrera profesional con su carrera profesional y la vida personal.
Entrevista Francisco Sánchez Becerril

Estudiante de periodismo UCM

Imagen Julia Molina

Estudiante de periodismo UCM

Coordinación Rocío García Manuz

Estudiante de medicina UCM
Coordinación María Muñiz

Estudiante de ingeniería UPM


Las puertas del infierno


Si mañana se acabara el mundo, ¿acaso tendría sentido seguir luchando? Esta es la pregunta a la que se enfrentan cada día los enfermos con cáncer.

La realidad de las personas que sufren cáncer  es muy dura. La quimioterapia es muy agresiva y produce efectos secundarios, a  veces incluso peores que la propia enfermedad.  Y es que no solo tu vida se ve afectada, sino tu integración social porque el físico llega a importar demasiado. Por eso personas tan encomiables como María  García se dedican a conseguir que la gente no tenga miedo de mostrarse en su estado. Esta joven peluquera colabora con “Mechones Solidarios”, un proyecto que dona pelucas, aumentando la autoestima de los pacientes y ayudándoles a sobrellevar la enfermedad con más optimismo.
Es tranquilizante pensar que la conciencia social ha aumentado y que hay mucha gente ahí fuera que se preocupa por todos aquellos que sufren en el silencio. Y es que cada vez somos más los que estamos dispuestos a correr una maratón en nombre de los que no conocemos, y además recordamos guardar cada mañana en una bolsita el tapón del brik de leche.
Gracias al esfuerzo de tanta gente, existe una escalera que aguantará los pasos de los enfermos de cáncer hacia la salida del infierno. En realidad nadie sabe por qué estamos aquí pero, tras la eterna incertidumbre y la dolorosa espera, quizá lleguemos juntos a entenderlo.
Gabriela Abascal
Estudiante de bachillerato. Colegio La Paz, Torrelavega (Cantabria)

Imagen eolapaz