La generación Nocilla



El grupo de escritores de origen español que nacieron en los años 60 y 70, reciben el nombre de ¨Generación Nocilla¨.

Esta peculiar forma de denominar a una corriente literaria de tanta repercusión, es curioso que provenga de un conjunto de libros de Fernandez Mallo, la cual recibe el nombre de Nocilla project. Este escritor a su vez se basó en una canción del grupo Siniestro Total.
Este movimiento literario, cuenta con una serie de características que definen su calificación de literatura ¨Zapping¨ ya que intervienen gran cantidad de personajes, los cuales se entremezclan unos con otros sin tener un hilo narrativo claro.
También es característico de ellos la capacidad de uso de textos ya escritos, o líricamente denominado, “noble arte del reciclaje” así como sus estructuras abiertas en las cuales aparecen acontecimientos en los que hay un principio pero se desconoce un final, en muchos de ellos llega a no haber un desenlace, dejando en el aire las distintas posibilidades que el lector puede elegir.
Son frecuentes las intervenciones de estos escritores en distintos blogs en Internet, ya que desprecian la típica forma de escribir de la generación que les precede, llegando a renegar todo aquello que sea conformista con dicha generación anterior. Aludiendo a esto último son inconformistas con la sociedad que les ha tocado vivir, teniendo una idea sobre la eliminación del poder y el rechazo a una España única, así como de la aristocracia, y la nobleza.
Haciendo hincapié acerca de las múltiples características que hacen sorprendente este tipo de escribir, los ¨eruditos¨ sobre este tema coinciden en destacar cuatro principales características, a saber:
“La interdisciplinaridad, la fragmentación, el contraste con la denominada ¨alta cultura¨ y a su vez su mezcla con el Pop y el énfasis en la sobresaturación de inicios del siglo XXI de la cultura Pop de los jóvenes españoles.´´
Según un articulo realizado por Nuria Azacont, podría entenderse que los miembros que componen dicho movimiento llamado Generación Nocilla, son textualmente:
“Vicente Luis Mora, Jorge Carrión, Eloy Fernández Porta, Javier Fernández, Milo Krmpotic, Mario Cuenca Sandoval, Lolita Bosch, Javier Calvo, Domenico Chiappe, Gabi Martínez, Álvaro Colomer, Harkaitz Cano, Juan Francisco Ferré, Germán Sierra y Fernández Mallo. ´´
Desde mi punto de vista, me ha llamado especialmente la atención el escaso empleo de puntos, a lo largo de toda la novela así como entra directamente desde la primera pagina en la historia sin hacer una breve introducción previa.
Ernesto Diez Oti
Colegio La Paz, Torrelavega (Cantabria)
Imagen de Agustín Fernánde Mallo, uno de los máximos representantes, en el blog Zero Grados

Guillermo Cánovas



Guillermo Cánovas, el director del observatorio para el uso saludable de la tecnología es una persona que lleva trabajando aproximadamente 20 años para niños y adolescentes, en el marco de la comunidad educativa para minimizar estos riesgos, y estudiar nuevos procesos de aprendizaje basados en la neurociencia y delimitar los efectos que sobre nuestro cerebro están provocando. Pero el avance tecnológico está dificultando nuestras capacidades para comprender estos procesos. “Cuando te crees que sabes algo, parte de lo que sabes ya no es válido, tienes que reciclarte y volver a empezar porque las herramientas cambian, los usos cambian y las personas cambian”.

Profesor y escritor, Cánovas es fundador de la organización de protección del menor PROTEGELES y ha recibido, entre otros reconocimientos, el Premio UNICEF 2013 ala Protección de la Infanciay la Cruz de la Orden del Mérito.
¿Es normal que las generaciones analógicas se preocupen más por los riesgos de internet que las jóvenes?
Yo creo que es lógico, porque las generaciones analógicas son las que temen lo digital, normalmente porque no lo conocen y no han vivido con ello desde pequeños. Entonces, les preocupa especialmente, pero cuando naces en ese entorno le tienes menos miedo y lo conoces mejor. Es normal que los que no han vivido y crecido de esta manera lo tengan más respeto. También hay otra cuestión, se trata normalmente de adultos, que tienen una experiencia vital que les permite anticiparse a determinados riesgos y situaciones conflictivas que a lo mejor cuando eres niño o adolescente no ves tan claro, y ellos sí pueden ver agujeros de seguridad que te cuesta cuando eres más joven.
¿Cómo podemos evitar el exceso de información y cómo podemos distinguir cuando la información es falsa?
Es complicado, porque requiere el conocimiento de técnicas de curación de contenidos, es decir, el principal problema de esta generación es el exceso de información. Ahora en Google se encuentran 50 o 60 millones de enlaces con cada búsqueda y ¿qué hacemos con todos ellos?.  Google no organiza la información por orden de importancia, entonces es necesario conocer y desarrollar técnicas que te permiten afinar las búsquedas. Hay muchos tipos: el uso de las comillas, el uso de ordenes específicas a Google para decirle que busque en sitios educativos, la búsqueda de documentos, la búsqueda de palabras eliminando determinados términos en la búsqueda o añadiendo términos nuevos dentro de esa búsqueda. Y las técnicas de  verificación de la información funcionan parecido. Hay sitios en internet donde se puede ver quién es el autor de una página y ver si tiene conocimientos o no, porque aparece referenciada en algún sitio como un catedrático o una persona que tiene información, un experto.



¿Las acciones e incoherencias de Trump son una anécdota o una tendencia? Refiriéndonos a manipular a la población por medio de internet
Ahora con el tema del big data, el uso y manejo de información personal con finalidades políticas va a ser algo habitual, es decir, se marca una tendencia que ya existía, pero ahora se agudiza en el uso de la información sobre los ciudadanos para lanzar mensajes determinados. Este es el resultado del manejo brutal de datos de la gente que hay en internet. Para mí, el problema es que una buena parte de la responsabilidad es nuestra pues nosotros estamos aceptando esas reglas de juego y estamos facilitando información nuestra. Entonces, necesitamos tener conciencia y un espíritu mucho más crítico a la hora de conectarnos a internet y poner nuestra vida a disposición de empresas, entidades de inteligencia, etc. Creo que aquí nos falta mucho por hacer en educación.
¿Cómo interfiere la comunicación digital en la gente? ¿Las personas se pueden entender igual hablando en persona que comunicándose por internet?
No se pueden comunicar igual porque en la comunicación cara a cara existe un factor muy importante que es la comunicación no verbal. A partir de su tono de voz, gestos, silencios… podemos deducir cosas sobre esa persona, es decir, desde la posición en la que se encuentra esa persona cuando está hablando contigo hasta la forma en la que te mira. Todo eso es comunicación. Esa comunicación no existe en internet, pero se puede aprender a utilizarlo para que la comunicación sea casi tan real como cara a cara. Para ello es necesario saber cómo funciona y ponerlo en práctica, por ejemplo, una de las cuestiones básicas con la que insistimos a la gente son los emoticonos, que te permiten tener clara la intencionalidad de la otra persona.
¿Cuál es la relación entre la tecnología y el cerebro?
La tecnología influye en la configuración del cerebro, desde tecnologías muy básicas como la máquina de escribir hasta las tecnologías actuales. Todas ellas tienen capacidad para cambiar la configuración del cerebro ya que es extremadamente plástico, es decir, tiene posibilidad de adaptarse a las circunstancias. Lo que no sabemos, porque no tenemos adultos que hayan pasado su infancia usando tecnologías de este tipo, es lo que puede provocar en los adultos del futuro. Así que tenemos que asumir que ahora se está experimentando ya que se están usando un montón de herramientas generalizadas con niños muy pequeños sin saber qué consecuencias tendrán a largo plazo. Aunque algunas sí que las vamos conociendo poco a poco. Tenemos un problema hoy de compresión lectora en internet en muchos casos. Sabemos que el tema de la multitarea está resultando muy conflictivo porque no es posible leer dos pantallas a la vez de tal forma que tú lo que haces es leer una y después otra. Si lo haces durante horas van a surgir una serie de problemas, el primero son los errores o la dificultad para centrarse durante mucho tiempo en un mismo tema, la sobrecarga cognitiva. Así tu cerebro no tiene tiempo de profundizar en un tema, memorizar y guardar esa información, sino que está saltando de un modo superficial. Luego, el cerebro tiene que reiniciar, es decir, tiene que acordarse de lo que ha estado haciendo en una pantalla, recordar por dónde iba y por qué y a partir de ahí, continuar. Es decir, hay procesos que sabemos que se están viendo realmente afectados por el uso de la tecnología. ¿Hasta dónde llegará? No sé sabe aún, lo que sabemos es que la tecnología influye y cambia la configuración del cerebro.



¿Qué efectos producen los likes de las redes sociales en el cerebro y cuando no tenemos la respuesta esperada que puede ocurrir?
Este es un tema apasionante porque nos llama mucho la atención como la gente más joven presta tanta atención a este tema. En realidad, es bastante lógico ya que un like no deja de ser la valoración de gente y, sobre todo, en la adolescencia la gente es muy sensible a lo que piensan y opinan los demás. De hecho, una buena parte de la autoestima se va configurando en función de lo que los demás te transmiten, entonces la influencia de los demás es verdaderamente importante en determinadas ocasiones. Lo que sucede hoy en día es que los  “me gusta” se han convertido en un método para determinar el nivel de popularidad, de tal manera que, ahora existe la tendencia de contar primero el número de seguidores, luego el número de likes y posteriormente el número de comentarios. Entonces, esto ya no responde solamente al tema de la autoestima, es una cuestión mucho más social. Además, se está estudiando cómo funciona cuando son recibidos e interpretados por el cerebro, ya que en la mayoría de los casos generan una sensación de satisfacción, e incluso de euforia.
¿Cree que la educación y la tecnología están muy ligadas?
La tecnología y la educación pueden y deben ir de la mano porque la tecnología puede favorecer muchísimo a la educación. La tecnología nos permite personalizar la formación, y dejar de considerar que todos los alumnos son exactamente iguales y que sus calificaciones deben ser iguales en el mismo, es decir, creo que la gente tienen distintos ritmos para entender las cosas,  para interiorizar conceptos, y la educación personalizada da muchos mejores resultados. Por otro lado, el trabajo colaborativo mejora el rendimiento ya que la repetición sistemática de conceptos que luego son olvidados no es un formato para evaluar a la gente. La memoria hay que trabajarla pero la educación no puede estar concebida toda ella entorno a la memorización de conceptos que se escupen en un examen y después se olvidan. Ahora mismo, el problema es que hemos dejado la tecnología relegada al entorno del ocio, entonces, la gente joven utiliza la tecnología para divertirse, cuando las mayores posibilidades de la tecnología no están ahí: cosas como interactuar con los alumnos con una app para saber si han entendido el contenido que acabas de explicar o también hay muchas personas que no pueden acceder a la universidades y están accediendo a la información y a carreras por medio de entornos digitales. Y desde luego la tecnología no es una moda, es una cosa que va a estar cada vez más presente en nuestras vidas.


Mario González, Mario Pisano
Colegio La Paz, Torrelavega (Cantabria)

Imagen de portada La Voz de Galicia, imágenes interiores Lucas Criado

La fiebre del oro



La fiebre del oro es un periodo de la historia americana muy importantes y a su vez bastante reciente. Este periodo consistió en una peregrinación hacia el oeste de Norteamérica para extraer el oro de las orillas de los ríos.

Comenzó en 1849 época en la que Estados Unidos estaba sumida en una gran crisis, que había azotado al país durante los últimos años. Debido al estado de desesperación en el que se encontraron muchos de los  ciudadanos de Estados Unidos en esos años facilitó que cuando James Wilson Marshall encontró oro en “American river” todas estas personas desesperadas por no poder ni siquiera alimentar a sus familias se arriesgasen para ir al oeste de Estados Unidos, la recién adquirida California, a tratar de conseguir oro. Sin embargo muchos de estos mineros fueron engañados por las industrias que se “alimentaban” de la industria de la minería como pueden ser las industrias que fabricaban los picos, estos difundían una idea equivocada sobre lo que era la búsqueda de oro insinuando que todos los que lo intentaban lo conseguían, sin embargo esto no es verdad y muchos se arruinaron. Este movimiento de personas hacia el oeste tuvo un gran impacto en la economía, debido a que la industria del oro necesitaba de muchísima mano de obra además de que dependía de otras industrias que apoyaran a la minería lo que abrió un amplio mercado y reactivó la economía, además de poblar el oeste de Norteamérica.
La ciudad de San Francisco fue el centro de la operación, por así decirlo. San Francisco fue el lugar en la que se asentaron todos los buscadores de oro que venían del este de Estados Unidos.  Los salarios en la zona llegaron a quintuplicarse y la demanda de mano de obra no cesaba de crecer.
Las técnicas de extracción de oro variaron a lo largo del tiempo, al comienzo de este fenómeno se utilizó la extracción manual del río, y su posterior cribado para separar el oro de los materiales no deseados, lo que era un trabajo muy costoso a nivel físico. Sin embargo se fueron implementando nuevas técnicas, una de las primeras consistía en un canalón por el que fluían el oro y el resto de minerales este estaba escalonado y gracias a la alta densidad del oro este se quedaba estancado en los canalones y el resto de minerales y rocas se los llevaba el agua.
La fiebre del oro impulsó la integración política y económica de California a Estados Unidos. A finales de 1849, California solicitó la admisión a la Unión con una Constitución en contra de la esclavitud. La labor intensa en las minas igualaba a los dueños con sus esclavos, y desarrolló una mentalidad antiesclavista. A finales de la fiebre del oro los yacimientos estaban controlados por una sola persona pero gracias a que california se convirtió en el 31 estado de Estados Unidos los yacimientos fueron puestos en subasta.
La explotación del oro tuvo su clímax en 1852, cuando $81 millones fueron extraídos de las minas. Luego comenzó a declinar gradualmente para alcanzar unos $45 millones anuales hasta 1857. En la actualidad la explotación del oro sigue en estados unidos pero en menor medida, principalmente se explotan lugares como el Yukon, los buscadores de oro en la actualidad utilizan técnicad de extracción mucho más avanzadas y se están trasladando a lugares que nunca han sido explotados y que tienen mucho oro tanto en Sudamérica (Guyana francesa, por ejemplo) como en África (Ghana).
Ángel Alonso
Colegio La Paz, Torrelavega (Cantabria)

Imagen de explotaciones en California de Todoporhacer.com

Rosa María Calaf, periodista



“Curiosa, inquieta e insaciable”, así se definió al entrar en la facultad de periodismo Rosa María Calaf, y así lo sigue haciendo 50 años y 183 países después.

“Siento un interés extraordinario por todo, tengo una curiosidad enorme, una inquietud tremenda por conocer y por hablar con la gente, por moverme, entender qué pasa. Y aún soy incansable, es decir, que aún tengo una energía extraordinaria. Todo esto te conduce a desarrollar una capacidad de comprender lo diferente, a acercarte a lo distinto. Y esto te da una personalidad dada a absorber todo lo que tienes alrededor”. Es Rosa María Calaf. Periodista, casi diplomática, doctora honoris causa por dos universidades, más de veinte premios a sus espaldas y una mujer con ansia de seguir viviendo aventuras.
Pregunta. ¿Cuándo le vino su vocación?
Respuesta. Fue una casualidad total, porque realmente no tengo ningún antecedente familiar que tenga que ver con comunicación o periodismo. Y, realmente, mi voluntad era hacer una carrera diplomática. Lo que pasa es que tuve la enorme suerte de nacer en una familia que en aquel momento era una suerte.
En los años 50, cuando yo tenía 13 años en España nadie viajaba, y mis padres sí. Así que, siendo una adolescente, me enviaron a estudiar francés primero, en la Escuela Internacionalen Francia. A los años siguientes, a Inglaterra, y al año siguiente, con 17, fui a EE.UU. Todo muy inusual en aquella época y, en una niña, muchísimo más. Eso despertó en mí una tremenda curiosidad en una España cerrada con cero libertades.
Para satisfacer esa curiosidad y esa fascinación por el exterior, decidí junto con mi padre, hacer una carrera diplomática y me decanté por derecho. En radio Barcelona nos dejaban una hora a la semana para que los estudiantes hablásemos, y yo hablaba sobre el cine, algo que me encanta. Terminé la carrera de derecho y me fui a EE.UU. a hacer lo que ahora sería el master, y me fui ya con el gusanillo de la radio.
Estuve durante tres meses en unos cursos para entrar a la escuela diplomática, no me gustaba nada el ambiente, era tremendamente sexista y elitista. Para que te hagas una idea, en la facultad, cuando mi profesor de canónico hablaba de las causas sexuales, nos mandaba a las pocas chicas que estábamos allí, salir fuera de clase.
Eso me hizo ver que yo quería ser periodista internacional. Yo hablaba francés e inglés, eso era algo que en este país no hablaba nadie, además también había viajado. Y empecé.
P. ¿Cómo es la vida de un corresponsal?
R. Es un médico de guardia informativo, tienes que estar siempre en permanente seguimiento y alerta. Es alguien que esta instalado en una zona del mundo con los ojos abiertos. Aunque todo ha cambiado. Cuando yo estuve en Nueva York, éramos 14, había un periodista, un corresponsal, documentalistas, cámaras, técnico iluminador…. Todo esto ha desaparecido, con una o dos personas tienes toda una oficina.
P. ¿Dónde queda el papel del periodismo, en una sociedad donde cualquiera puede colgar información?
R. Eso es muy peligroso, porque se ha hecho creer a la ciudadanía que se puede estar informado en cualquier momento, y que cualquier información vale. La gente cree que está informada, pero en realidad está entretenida, eso en el mejor de los casos, ya que muchas veces se intenta desinformar, se intentan vender falsas ideas.
Si alguien está enfermo va a un médico, no busca en Internet el remedio. Los datos que aportan los ciudadanos son muy importantes, pero hay que comprobarlos, hay que verificarlos, hay que contrastarlos, hay que construir el significado de ese dato. Esa es la utilidad del periodismo y la necesidad de que volvamos a tener el control de la información. Lo contrario es pretender que leemos y estamos comunicados sin comprobar, sin confirmar. Eso es lo que está ocurriendo, sobre todo, desde la crisis en 2008.
Es una situación parecida a la de las tertulias, tan de moda, en las que se hace creer que se informa y se debate, algo que es mentira. Un periodista está para preguntar, no para debatir con los políticos. Un periodista no tiene que discutir con nadie, solo hacer preguntas y esperar la respuesta.
P. ¿Los informativos actuales informan o solo se dedican a entretener?
R. Con excepciones la tendencia es a crear información y no dar información, es decir, no se busca la información. En estos momentos, hay más periodistas trabajando en gabinetes de comunicación creando información que periodistas buscándola. Esto es como si hubiera más médicos dando charlas que cuidando a gente o investigando para curar.
Esto es una distorsión. En general, hay una tendencia a querer conformar un modelo de sociedad que se ajuste a un pensamiento único que dice que lo que hay ahora es lo mejor que puede haber y eso no es verdad. Cuando dices esto, te acusan de anti sistema, que quieres cargarte el sistema, aunque tu intención para nada es hacer eso.
Creo sinceramente que el sistema capitalista y el democrático son los menos malos, pero no son perfectos y el periodista debe velar para que se desarrollen con garantías y eso es lo que se ha perdido. No es el sistema lo que hay que cambiar, hay que reformar lo que ha hecho que el sistema se deteriore, que la democracia se esté vaciando de contenido. Porque da igual que se vote cada cuatro años si no sabemos lo que votamos, si votamos cosas que después no se cumplen.
Esto significa que hay que reconsiderar todo lo que estamos haciendo y pensar qué tipo de mundo que estamos construyendo. Debemos hacernos preguntas ante una noticia, como quién lo manda, quién está detrás de eso y una pregunta clave en la vida en general, a quién le beneficia esto.
El caso típico en la actualidad, es el tema de las armas químicas, el incidente de Asad. Por sentido común, a Asad es al último al que le interesa usar armas químicas para matar porque sabe que esto le va a dar el pretexto a Estados Unidos y a Rusia para aumentar la presión.
Es el único que no tiene ningún motivo para hacerlo, entonces para que va a hacer esa chorrada. Eso es lo primero que hay que preguntarse, ¿a quién ha beneficiado? A Estados Unidos mucho, y a Rusia también, el que más se ha beneficiado, de manera inmediata, ha sido Estados Unidos, o mejor dicho, Trump, porque le ha dado la excusa para atacar y ha distraído a la gente de lo que ocurre en su país, como el muro de México o los inmigrantes que no pueden entrar. Ha hecho también algo que, supuestamente, no iba a hacer, intervenir en el exterior. Por último, ha hecho algo de manual, cuando tienes un enemigo en el exterior, la gente se une en el interior del país, los que están a favor tuyo y los que no lo están, porque si no, no eres patriota. Son mecanismos emocionales. ¿Todo eso por qué no se cuenta?
No se puede categóricamente decir que todos entretienen todo el tiempo, porque no es cierto. Pero lo que está claro es que la tendencia es más a entretener que a informar y, por lo tanto que la sociedad de hoy en día crea que está informada, cuando realmente no lo está. Y eso la hace más dócil y manipulable.
P. En este sistema en el que cada vez los medios están más vinculados al poder político, ¿un buen periodista es aquel que se rebela ante esta situación?
R. Una de las características básicas de un periodista es ser rebelde, ser escéptico. Hacer visible lo que es invisible. Ir a donde está el silencio. Saber por qué algo se calla, por qué no se quiere que algo se vea.
Así que en este mundo en el que el poder político ha sido fagotizado por el poder económico y ya prácticamente es lo mismo, se trata de dar a la sociedad lo necesario para que las personas sepan tomar una opinión y tomar decisiones. Cuando hacemos eso quiere decir que lo hacemos en busca del bien común, no que se sepa solo una parte, que a ti o a tu grupo conviene y, probablemente, no al ciudadano.
Algunos ejemplos muy claros son el Brexit o Trump, temas en los que ha habido una manipulación enorme de las personas importantes hacia la ciudadanía. Hay republicanos que votaron a Trump porque es su partido, pero también hay una gran masa de votantes a los que se convenció de que él iba a luchar contra el sistema, ese sistema que había provocado la crisis, los cierres de las fábricas, la deslocalización, la desregularización de la economía. Sin embargo, esta masa de gente no se para a pensar qué ha hecho o quién es Trump. Un producto de ese sistema, el zorro al que hemos puesto a cuidar el gallinero. En definitiva, eso es a lo que los periodistas tienen que dedicarse, a buscar y desvelar.
P. ¿Cuál es el mayor reto del periodismo actual, la defensa de la igualdad de género en la profesión o el mayor compromiso en la defensa de los derechos civiles?
R. Las dos cosas. La clave esta en volver a poner a las personas en el centro de interés. Debemos contribuir a crear mundo más justo, un mundo con una mejor distribución de la riqueza y un mundo donde, efectivamente, el sistema capitalista y la democracia funcionen al servicio de las personas, no al servicio de determinados intereses. Ese es el gran reto.
El gran reto es, para los periodistas, recuperar el control de la información, acercarse lo máximo el oyente y darle los elementos de conocimiento que le permitan tomar decisiones. Explicarle de una manera objetiva la información, acercarse a la verdad con todo el esmero en contrastar la información y verificarla y toda la honestidad y la imparcialidad posible.
Rosa Mª Calaf junto a nuestra compañera Gabriela Abascal, presente en la entrevista
P. Nos ha dicho que el periodismo tiene que ser honestidad y acercarse a la verdad, ¿entonces por qué existe la posverdad?
R. La posverdad es la mentira y existe por lo que hemos hablado, porque en este periodismo que se hace ahora hay quienes tratan de confundir a la gente y claro las redes lo propician muchísimo. El mentir a la ciudadanía y el uso de los eufemismos no es inocente, el cambio en el sentido de las palabras busca manipular las ideas.
Lo más grave es que estamos aceptando que nos están mintiendo, así de sencillo. Y hay muchos medios para que triunfe. Periodistas que no comprueban y solo transmiten, contenidos curados en los medios, confianza en las redes sociales o algoritmos que te dirigen a aquellas informaciones que interesa que leas y no otras que te podían facilitar crear criterio. Las grandes compañías de Internet son capaces de evitar que veas a un niño refugiado desnudo en una playa. Si el sistema tiene capacidad para eso, ¿por qué no se aplica para que no entren esos vídeos de propaganda del estado islámico o las columnas de opinión manipuladas para apoyar a una empresa? ¿Por qué no se hace lo mismo? ¿Por qué no utilizar todo el progreso informático para este propósito? Los avances de la inteligencia artificial tienen que estar a disposición de las personas, no de intereses limitados.
Todos los engaños que abundan en nuestros días deben estar sobre la mesa del debate y el periodismo debe contribuir a ese debate. El reto es recuperar la esencia del periodismo, servir a la sociedad y que el periodista pueda recuperar la esencia de su función que es tener la responsabilidad del compromiso social, manejar ese bien tan frágil que es la información para que la ciudadanía tenga la mejor información posible y de mejor calidad de manera que se construya una democracia consolidada y no vacía de contenido y un mundo mucho más justo.
La igualdad de género es otra de las falacias que la gente dice que ya está conseguida y es mentira. De hecho, no solo hay que hacer algo, sino mucho más, porque se está retrocediendo porque hay unas encuestas tremendas que indican que en edades jóvenes hay un retroceso brutal. Y hay que pelear por contar la verdad, no la posverdad ni el posmachismo, que es el machismo mejor hecho, porque es más sutil, más difícil de detectar, porque ha tomado la forma viscosa del micromachismo, que te va penetrando y, cuando te quieres dar cuenta, ya estás pringada. Es muy grave el querer vender la idea para desacreditar la lucha feminista, decir que el feminismo quiere atacar a los hombres y echarlos. Todo eso es incorrecto, el feminismo lo que hace es defender los derechos de la mitad de la población que son las mujeres. Pero no a favor de las mujeres, sino construir una sociedad mejor para todos, no solo para las mujeres. Lo que ocurre es que tenemos los derechos, pero no las opciones. Si tan iguales son los derechos, ¿por qué hay diferentes salarios? Como ese hay muchos datos objetivos, por lo que no es justa la distribución de poder en el mundo y, para eso, no tiene que contar el género, sino las capacidades, los talentos los esfuerzos y ya está. ¿Eso quiere decir que tenemos que ser?
Pero para extender una mentira muchas veces no es necesario extenderla, basta con desprestigiar a quien dice la verdad. ¿Por qué el PP ha facilitado la caída de TVE? Para privatizarla. Y qué mejor para defender esa idea que desacreditarla, luego se defiende que no se puede gastar dinero en algo sin valor y se deja el campo libre a manipuladores.
Ocurre igual con la UE. Desprestigiar a la Unión Europea es una manera de servir a los que no quieren a una Europa fuerte, a los que no quieren una Europa tal y como tiene que ser, que es la que legisla y protege los intereses de los ciudadanos europeos. ¿Eso a quién no le interesa? Los chinos, Estados Unidos, es decir, los grandes bloques económicos y las corporaciones no quieren eso para nada. Entonces, ¿qué pueden hacer? Pues vamos a ir colocando caballos de Troya, es decir, políticos que van a ir en contra de la Unión Europea.Vamos a hacer que la UEfuncione mal y entonces la propia ciudadanía va a pedir que nos la carguemos.


Mª Carmen Cerro, Mario Pisano

estudiante de bachillerato, Colegio La Paz, Torrelavega (Cantabria)

EBAU: Sorpresa, sorpresa


El desmantelamiento a pedazos de LOMCE se ha convertido en una carrera improvisada para definir una nueva prueba de acceso a la universidad que es aun una incógnita.

12 de Septiembre. El primer día del curso más importante antes de convertirnos en universitarios. En la puerta del cole, reencuentros y abrazos, muchos abrazos. Estábamos preparándonos para un nuevo ciclo, para un nuevo, y cuanto menos estresante, curso.
Nuestros antiguos compañeros siempre nos habían contado, recordando, que el primer día de segundo de bachiller consistía en que los profesores, a medida que las manecillas del reloj avanzaban, nos repitiesen todas las veces que les era posible, demasiadas, que todo el curso está centrado, enfocado, orientado a la PAU.
Sin embargo, cuando nosotros llegamos, y aunque nerviosos, ya estábamos preparados para escuchar aquellas siglas una y otra vez, nuestros profesores no hacían más que repetir reválida, prueba externa, selectividad, a veces nombraban PAU, pero tampoco con mucha convicción. Con nuestra consiguiente confusión, ¿qué es todo esto? ¿Por qué los profesores no sabían, una vez empezando el curso, a que prueba nos tendríamos que enfrentar? Sí, esa que determina todo nuestro futuro.
Cuando el curso anterior estábamos desorientados, perdidos en el proceso de elección de optativas, nos aseguraron que, aunque por aquel entonces aún no se sabía nada, una vez acabado el verano, estaría todo claro, y trabajaríamos en base a esa novedad. No fue así…
Con el tiempo, nos dimos cuenta de que no era culpa de los profesores, ellos estaban igual de confundidos, de nerviosos, que nosotros. Aún así, el curso debía continuar, y eso hicimos, continuar estudiando cosas sin sentido, materia que, finalmente, no era necesaria para aquella prueba final. 
12 de Febrero. 5 meses después de empezar el curso y 4 meses antes de EBAU. EBAU, ese el nombre de la nueva prueba. Después de varios meses, comenzaba la cuenta atrás, y cada vez se acercaba más el día D, pero nosotros suspirábamos aliviados al saber que, por lo menos, las fechas, los temarios, las materias, las ponderaciones…, todo lo relacionado con la prueba estaba finalmente decidido, después de muchas horas de esfuerzo y consenso por parte de nuestros profesores. Eso sí, a pesar de sus buenas intenciones, los cambios de la ley habían modificado, en ocasiones, mínimamente, las estructuras y los contenidos de cada examen. Vuelta a empezar.
12 de Junio. Acabamos de salir de los últimos exámenes de EBAU, biología y dibujo. Necesitamos nota para entrar a medicina, enfermería, bioquímica, ingeniería… Esperemos que un curso completo de trabajo, esfuerzo y determinación dé sus frutos a pesar de la incertidumbre, desinformación, estrés a los que hemos estado sometidos.


Araceli Barategui

Campos magnéticos



Los campos magnéticos tienen una fuerza relacionada con la cantidad de voltaje que tienen. Hay campos magnéticos por todas partes, pero no son perceptibles por el ojo humano.

El campo magnético terrestre presente en el planeta Tierra tiene un tipo de magnetismo especial distinto a los otros.
Este campo funciona de la siguiente manera:
Se extiende desde el núcleo atenuándose progresivamente en el espacio exterior, este proceso tiene efectos electromagnéticos denominados como magnetosfera, esta magnetosfera nos protege del viento solar.
El campo magnético de la Tierracambia su curso depende de la era geológica en la que estemos, esto se llama variación secular. Se han hecho análisis que demuestran que las partículas de hierro contenidos tienden a alinearse con el campo magnético terrestre.
El estudio de los sedimentos del fondo marino demuestra que el campo magnético estuvo inactivo durante 10 o 20 mil años.
Pero eso hace 1 millón de años aproximadamente, esto se produce con las inversiones del campo magnético, según cálculos científicos se estima que dentro de 1500 años el campo magnético terrestre se desactivará.
El magnetismo es un fenómeno extendido a todos los átomos con desequilibrio magnético. La agrupación de dichos átomos produce los fenómenos magnéticos.
El campo magnético es una región del espacio en la cual una carga eléctrica puntual de valor que se desplaza a una velocidad v, sufre una fuerza perpendicular proporcional a la velocidad del campo magnético esto es denominado inducción.
Un campo magnético se puede originar de dos formas:
1º una corriente eléctrica de conducción da lugar a un campo magnético estático,
2º una corriente de desplazamiento origina un campo magnético variante en el tiempo.
Los campos magnéticos tienen 2 unidades del sistema internacional una es la tesla equivale a Weber por metro cuadrado o a voltio por metro cuadrado, y también el amperio.
Luis Arnaiz

Imagen Diario Las Américas

La dieta mediterránea



En España y en otros países bañados por el mediterráneo se han practicado, tradicionalmente, una serie de hábitos alimentarios que se conocen como dieta mediterránea. Esta dieta se considera saludable y equilibrada.
Alto consumo de frutas y verduras. Es una garantía para la salud, ya que se trata de alimentos bajos en calorías que aportan vitaminas, minerales y fibra.

Uso exclusivo de aceite de oliva como grasa culinaria. Las poblaciones que consumen habitualmente este aceite registran menor incidencia de enfermedades cardiovasculares que otras que no lo usan; esto se debe a su composición rica en ácidos grasos insaturados y vitamina E.
Consumo habitual de legumbres y cereales. Los cereales son alimentos ricos en hidratos de carbono complejos (como almidón), de asimilación lenta, y poseen una gran cantidad de fibra alimentaría. Las legumbres, además, aportan proteínas vegetales libres de grasas.
Consumo preferente de pescado frente a carnes o derivados. El pescado contiene proteínas de la misma calidad que la carne. El pescado es una fuente importante de calcio, fósforo y yodo así como vitaminas A y D.
Las propiedades saludables que se le atribuyen se basan en la constatación de que, aunque en los países mediterráneos se consume más grasa que en los Estados Unidos, la incidencia de enfermedades cardiovasculares es mucho menor. Las causas de tales propiedades parecen estar en el mayor consumo de productos ricos en ácidos grasos, que están presentes en el aceite de oliva (que reduce el nivel de colesterol en la sangre). También se atribuye al consumo de pescado, rico en ácidos grasos omega 3 y, finalmente, al consumo moderado de vino tinto.
Pedro Casado
Colegio La Paz, Torrelavega (Cantabria)

Imagen de Edmundo.es