Guillermo Cánovas



Guillermo Cánovas, el director del observatorio para el uso saludable de la tecnología es una persona que lleva trabajando aproximadamente 20 años para niños y adolescentes, en el marco de la comunidad educativa para minimizar estos riesgos, y estudiar nuevos procesos de aprendizaje basados en la neurociencia y delimitar los efectos que sobre nuestro cerebro están provocando. Pero el avance tecnológico está dificultando nuestras capacidades para comprender estos procesos. “Cuando te crees que sabes algo, parte de lo que sabes ya no es válido, tienes que reciclarte y volver a empezar porque las herramientas cambian, los usos cambian y las personas cambian”.

Profesor y escritor, Cánovas es fundador de la organización de protección del menor PROTEGELES y ha recibido, entre otros reconocimientos, el Premio UNICEF 2013 ala Protección de la Infanciay la Cruz de la Orden del Mérito.
¿Es normal que las generaciones analógicas se preocupen más por los riesgos de internet que las jóvenes?
Yo creo que es lógico, porque las generaciones analógicas son las que temen lo digital, normalmente porque no lo conocen y no han vivido con ello desde pequeños. Entonces, les preocupa especialmente, pero cuando naces en ese entorno le tienes menos miedo y lo conoces mejor. Es normal que los que no han vivido y crecido de esta manera lo tengan más respeto. También hay otra cuestión, se trata normalmente de adultos, que tienen una experiencia vital que les permite anticiparse a determinados riesgos y situaciones conflictivas que a lo mejor cuando eres niño o adolescente no ves tan claro, y ellos sí pueden ver agujeros de seguridad que te cuesta cuando eres más joven.
¿Cómo podemos evitar el exceso de información y cómo podemos distinguir cuando la información es falsa?
Es complicado, porque requiere el conocimiento de técnicas de curación de contenidos, es decir, el principal problema de esta generación es el exceso de información. Ahora en Google se encuentran 50 o 60 millones de enlaces con cada búsqueda y ¿qué hacemos con todos ellos?.  Google no organiza la información por orden de importancia, entonces es necesario conocer y desarrollar técnicas que te permiten afinar las búsquedas. Hay muchos tipos: el uso de las comillas, el uso de ordenes específicas a Google para decirle que busque en sitios educativos, la búsqueda de documentos, la búsqueda de palabras eliminando determinados términos en la búsqueda o añadiendo términos nuevos dentro de esa búsqueda. Y las técnicas de  verificación de la información funcionan parecido. Hay sitios en internet donde se puede ver quién es el autor de una página y ver si tiene conocimientos o no, porque aparece referenciada en algún sitio como un catedrático o una persona que tiene información, un experto.



¿Las acciones e incoherencias de Trump son una anécdota o una tendencia? Refiriéndonos a manipular a la población por medio de internet
Ahora con el tema del big data, el uso y manejo de información personal con finalidades políticas va a ser algo habitual, es decir, se marca una tendencia que ya existía, pero ahora se agudiza en el uso de la información sobre los ciudadanos para lanzar mensajes determinados. Este es el resultado del manejo brutal de datos de la gente que hay en internet. Para mí, el problema es que una buena parte de la responsabilidad es nuestra pues nosotros estamos aceptando esas reglas de juego y estamos facilitando información nuestra. Entonces, necesitamos tener conciencia y un espíritu mucho más crítico a la hora de conectarnos a internet y poner nuestra vida a disposición de empresas, entidades de inteligencia, etc. Creo que aquí nos falta mucho por hacer en educación.
¿Cómo interfiere la comunicación digital en la gente? ¿Las personas se pueden entender igual hablando en persona que comunicándose por internet?
No se pueden comunicar igual porque en la comunicación cara a cara existe un factor muy importante que es la comunicación no verbal. A partir de su tono de voz, gestos, silencios… podemos deducir cosas sobre esa persona, es decir, desde la posición en la que se encuentra esa persona cuando está hablando contigo hasta la forma en la que te mira. Todo eso es comunicación. Esa comunicación no existe en internet, pero se puede aprender a utilizarlo para que la comunicación sea casi tan real como cara a cara. Para ello es necesario saber cómo funciona y ponerlo en práctica, por ejemplo, una de las cuestiones básicas con la que insistimos a la gente son los emoticonos, que te permiten tener clara la intencionalidad de la otra persona.
¿Cuál es la relación entre la tecnología y el cerebro?
La tecnología influye en la configuración del cerebro, desde tecnologías muy básicas como la máquina de escribir hasta las tecnologías actuales. Todas ellas tienen capacidad para cambiar la configuración del cerebro ya que es extremadamente plástico, es decir, tiene posibilidad de adaptarse a las circunstancias. Lo que no sabemos, porque no tenemos adultos que hayan pasado su infancia usando tecnologías de este tipo, es lo que puede provocar en los adultos del futuro. Así que tenemos que asumir que ahora se está experimentando ya que se están usando un montón de herramientas generalizadas con niños muy pequeños sin saber qué consecuencias tendrán a largo plazo. Aunque algunas sí que las vamos conociendo poco a poco. Tenemos un problema hoy de compresión lectora en internet en muchos casos. Sabemos que el tema de la multitarea está resultando muy conflictivo porque no es posible leer dos pantallas a la vez de tal forma que tú lo que haces es leer una y después otra. Si lo haces durante horas van a surgir una serie de problemas, el primero son los errores o la dificultad para centrarse durante mucho tiempo en un mismo tema, la sobrecarga cognitiva. Así tu cerebro no tiene tiempo de profundizar en un tema, memorizar y guardar esa información, sino que está saltando de un modo superficial. Luego, el cerebro tiene que reiniciar, es decir, tiene que acordarse de lo que ha estado haciendo en una pantalla, recordar por dónde iba y por qué y a partir de ahí, continuar. Es decir, hay procesos que sabemos que se están viendo realmente afectados por el uso de la tecnología. ¿Hasta dónde llegará? No sé sabe aún, lo que sabemos es que la tecnología influye y cambia la configuración del cerebro.



¿Qué efectos producen los likes de las redes sociales en el cerebro y cuando no tenemos la respuesta esperada que puede ocurrir?
Este es un tema apasionante porque nos llama mucho la atención como la gente más joven presta tanta atención a este tema. En realidad, es bastante lógico ya que un like no deja de ser la valoración de gente y, sobre todo, en la adolescencia la gente es muy sensible a lo que piensan y opinan los demás. De hecho, una buena parte de la autoestima se va configurando en función de lo que los demás te transmiten, entonces la influencia de los demás es verdaderamente importante en determinadas ocasiones. Lo que sucede hoy en día es que los  “me gusta” se han convertido en un método para determinar el nivel de popularidad, de tal manera que, ahora existe la tendencia de contar primero el número de seguidores, luego el número de likes y posteriormente el número de comentarios. Entonces, esto ya no responde solamente al tema de la autoestima, es una cuestión mucho más social. Además, se está estudiando cómo funciona cuando son recibidos e interpretados por el cerebro, ya que en la mayoría de los casos generan una sensación de satisfacción, e incluso de euforia.
¿Cree que la educación y la tecnología están muy ligadas?
La tecnología y la educación pueden y deben ir de la mano porque la tecnología puede favorecer muchísimo a la educación. La tecnología nos permite personalizar la formación, y dejar de considerar que todos los alumnos son exactamente iguales y que sus calificaciones deben ser iguales en el mismo, es decir, creo que la gente tienen distintos ritmos para entender las cosas,  para interiorizar conceptos, y la educación personalizada da muchos mejores resultados. Por otro lado, el trabajo colaborativo mejora el rendimiento ya que la repetición sistemática de conceptos que luego son olvidados no es un formato para evaluar a la gente. La memoria hay que trabajarla pero la educación no puede estar concebida toda ella entorno a la memorización de conceptos que se escupen en un examen y después se olvidan. Ahora mismo, el problema es que hemos dejado la tecnología relegada al entorno del ocio, entonces, la gente joven utiliza la tecnología para divertirse, cuando las mayores posibilidades de la tecnología no están ahí: cosas como interactuar con los alumnos con una app para saber si han entendido el contenido que acabas de explicar o también hay muchas personas que no pueden acceder a la universidades y están accediendo a la información y a carreras por medio de entornos digitales. Y desde luego la tecnología no es una moda, es una cosa que va a estar cada vez más presente en nuestras vidas.


Mario González, Mario Pisano
Colegio La Paz, Torrelavega (Cantabria)

Imagen de portada La Voz de Galicia, imágenes interiores Lucas Criado
Anuncios

Rosa María Calaf, periodista



“Curiosa, inquieta e insaciable”, así se definió al entrar en la facultad de periodismo Rosa María Calaf, y así lo sigue haciendo 50 años y 183 países después.

“Siento un interés extraordinario por todo, tengo una curiosidad enorme, una inquietud tremenda por conocer y por hablar con la gente, por moverme, entender qué pasa. Y aún soy incansable, es decir, que aún tengo una energía extraordinaria. Todo esto te conduce a desarrollar una capacidad de comprender lo diferente, a acercarte a lo distinto. Y esto te da una personalidad dada a absorber todo lo que tienes alrededor”. Es Rosa María Calaf. Periodista, casi diplomática, doctora honoris causa por dos universidades, más de veinte premios a sus espaldas y una mujer con ansia de seguir viviendo aventuras.
Pregunta. ¿Cuándo le vino su vocación?
Respuesta. Fue una casualidad total, porque realmente no tengo ningún antecedente familiar que tenga que ver con comunicación o periodismo. Y, realmente, mi voluntad era hacer una carrera diplomática. Lo que pasa es que tuve la enorme suerte de nacer en una familia que en aquel momento era una suerte.
En los años 50, cuando yo tenía 13 años en España nadie viajaba, y mis padres sí. Así que, siendo una adolescente, me enviaron a estudiar francés primero, en la Escuela Internacionalen Francia. A los años siguientes, a Inglaterra, y al año siguiente, con 17, fui a EE.UU. Todo muy inusual en aquella época y, en una niña, muchísimo más. Eso despertó en mí una tremenda curiosidad en una España cerrada con cero libertades.
Para satisfacer esa curiosidad y esa fascinación por el exterior, decidí junto con mi padre, hacer una carrera diplomática y me decanté por derecho. En radio Barcelona nos dejaban una hora a la semana para que los estudiantes hablásemos, y yo hablaba sobre el cine, algo que me encanta. Terminé la carrera de derecho y me fui a EE.UU. a hacer lo que ahora sería el master, y me fui ya con el gusanillo de la radio.
Estuve durante tres meses en unos cursos para entrar a la escuela diplomática, no me gustaba nada el ambiente, era tremendamente sexista y elitista. Para que te hagas una idea, en la facultad, cuando mi profesor de canónico hablaba de las causas sexuales, nos mandaba a las pocas chicas que estábamos allí, salir fuera de clase.
Eso me hizo ver que yo quería ser periodista internacional. Yo hablaba francés e inglés, eso era algo que en este país no hablaba nadie, además también había viajado. Y empecé.
P. ¿Cómo es la vida de un corresponsal?
R. Es un médico de guardia informativo, tienes que estar siempre en permanente seguimiento y alerta. Es alguien que esta instalado en una zona del mundo con los ojos abiertos. Aunque todo ha cambiado. Cuando yo estuve en Nueva York, éramos 14, había un periodista, un corresponsal, documentalistas, cámaras, técnico iluminador…. Todo esto ha desaparecido, con una o dos personas tienes toda una oficina.
P. ¿Dónde queda el papel del periodismo, en una sociedad donde cualquiera puede colgar información?
R. Eso es muy peligroso, porque se ha hecho creer a la ciudadanía que se puede estar informado en cualquier momento, y que cualquier información vale. La gente cree que está informada, pero en realidad está entretenida, eso en el mejor de los casos, ya que muchas veces se intenta desinformar, se intentan vender falsas ideas.
Si alguien está enfermo va a un médico, no busca en Internet el remedio. Los datos que aportan los ciudadanos son muy importantes, pero hay que comprobarlos, hay que verificarlos, hay que contrastarlos, hay que construir el significado de ese dato. Esa es la utilidad del periodismo y la necesidad de que volvamos a tener el control de la información. Lo contrario es pretender que leemos y estamos comunicados sin comprobar, sin confirmar. Eso es lo que está ocurriendo, sobre todo, desde la crisis en 2008.
Es una situación parecida a la de las tertulias, tan de moda, en las que se hace creer que se informa y se debate, algo que es mentira. Un periodista está para preguntar, no para debatir con los políticos. Un periodista no tiene que discutir con nadie, solo hacer preguntas y esperar la respuesta.
P. ¿Los informativos actuales informan o solo se dedican a entretener?
R. Con excepciones la tendencia es a crear información y no dar información, es decir, no se busca la información. En estos momentos, hay más periodistas trabajando en gabinetes de comunicación creando información que periodistas buscándola. Esto es como si hubiera más médicos dando charlas que cuidando a gente o investigando para curar.
Esto es una distorsión. En general, hay una tendencia a querer conformar un modelo de sociedad que se ajuste a un pensamiento único que dice que lo que hay ahora es lo mejor que puede haber y eso no es verdad. Cuando dices esto, te acusan de anti sistema, que quieres cargarte el sistema, aunque tu intención para nada es hacer eso.
Creo sinceramente que el sistema capitalista y el democrático son los menos malos, pero no son perfectos y el periodista debe velar para que se desarrollen con garantías y eso es lo que se ha perdido. No es el sistema lo que hay que cambiar, hay que reformar lo que ha hecho que el sistema se deteriore, que la democracia se esté vaciando de contenido. Porque da igual que se vote cada cuatro años si no sabemos lo que votamos, si votamos cosas que después no se cumplen.
Esto significa que hay que reconsiderar todo lo que estamos haciendo y pensar qué tipo de mundo que estamos construyendo. Debemos hacernos preguntas ante una noticia, como quién lo manda, quién está detrás de eso y una pregunta clave en la vida en general, a quién le beneficia esto.
El caso típico en la actualidad, es el tema de las armas químicas, el incidente de Asad. Por sentido común, a Asad es al último al que le interesa usar armas químicas para matar porque sabe que esto le va a dar el pretexto a Estados Unidos y a Rusia para aumentar la presión.
Es el único que no tiene ningún motivo para hacerlo, entonces para que va a hacer esa chorrada. Eso es lo primero que hay que preguntarse, ¿a quién ha beneficiado? A Estados Unidos mucho, y a Rusia también, el que más se ha beneficiado, de manera inmediata, ha sido Estados Unidos, o mejor dicho, Trump, porque le ha dado la excusa para atacar y ha distraído a la gente de lo que ocurre en su país, como el muro de México o los inmigrantes que no pueden entrar. Ha hecho también algo que, supuestamente, no iba a hacer, intervenir en el exterior. Por último, ha hecho algo de manual, cuando tienes un enemigo en el exterior, la gente se une en el interior del país, los que están a favor tuyo y los que no lo están, porque si no, no eres patriota. Son mecanismos emocionales. ¿Todo eso por qué no se cuenta?
No se puede categóricamente decir que todos entretienen todo el tiempo, porque no es cierto. Pero lo que está claro es que la tendencia es más a entretener que a informar y, por lo tanto que la sociedad de hoy en día crea que está informada, cuando realmente no lo está. Y eso la hace más dócil y manipulable.
P. En este sistema en el que cada vez los medios están más vinculados al poder político, ¿un buen periodista es aquel que se rebela ante esta situación?
R. Una de las características básicas de un periodista es ser rebelde, ser escéptico. Hacer visible lo que es invisible. Ir a donde está el silencio. Saber por qué algo se calla, por qué no se quiere que algo se vea.
Así que en este mundo en el que el poder político ha sido fagotizado por el poder económico y ya prácticamente es lo mismo, se trata de dar a la sociedad lo necesario para que las personas sepan tomar una opinión y tomar decisiones. Cuando hacemos eso quiere decir que lo hacemos en busca del bien común, no que se sepa solo una parte, que a ti o a tu grupo conviene y, probablemente, no al ciudadano.
Algunos ejemplos muy claros son el Brexit o Trump, temas en los que ha habido una manipulación enorme de las personas importantes hacia la ciudadanía. Hay republicanos que votaron a Trump porque es su partido, pero también hay una gran masa de votantes a los que se convenció de que él iba a luchar contra el sistema, ese sistema que había provocado la crisis, los cierres de las fábricas, la deslocalización, la desregularización de la economía. Sin embargo, esta masa de gente no se para a pensar qué ha hecho o quién es Trump. Un producto de ese sistema, el zorro al que hemos puesto a cuidar el gallinero. En definitiva, eso es a lo que los periodistas tienen que dedicarse, a buscar y desvelar.
P. ¿Cuál es el mayor reto del periodismo actual, la defensa de la igualdad de género en la profesión o el mayor compromiso en la defensa de los derechos civiles?
R. Las dos cosas. La clave esta en volver a poner a las personas en el centro de interés. Debemos contribuir a crear mundo más justo, un mundo con una mejor distribución de la riqueza y un mundo donde, efectivamente, el sistema capitalista y la democracia funcionen al servicio de las personas, no al servicio de determinados intereses. Ese es el gran reto.
El gran reto es, para los periodistas, recuperar el control de la información, acercarse lo máximo el oyente y darle los elementos de conocimiento que le permitan tomar decisiones. Explicarle de una manera objetiva la información, acercarse a la verdad con todo el esmero en contrastar la información y verificarla y toda la honestidad y la imparcialidad posible.
Rosa Mª Calaf junto a nuestra compañera Gabriela Abascal, presente en la entrevista
P. Nos ha dicho que el periodismo tiene que ser honestidad y acercarse a la verdad, ¿entonces por qué existe la posverdad?
R. La posverdad es la mentira y existe por lo que hemos hablado, porque en este periodismo que se hace ahora hay quienes tratan de confundir a la gente y claro las redes lo propician muchísimo. El mentir a la ciudadanía y el uso de los eufemismos no es inocente, el cambio en el sentido de las palabras busca manipular las ideas.
Lo más grave es que estamos aceptando que nos están mintiendo, así de sencillo. Y hay muchos medios para que triunfe. Periodistas que no comprueban y solo transmiten, contenidos curados en los medios, confianza en las redes sociales o algoritmos que te dirigen a aquellas informaciones que interesa que leas y no otras que te podían facilitar crear criterio. Las grandes compañías de Internet son capaces de evitar que veas a un niño refugiado desnudo en una playa. Si el sistema tiene capacidad para eso, ¿por qué no se aplica para que no entren esos vídeos de propaganda del estado islámico o las columnas de opinión manipuladas para apoyar a una empresa? ¿Por qué no se hace lo mismo? ¿Por qué no utilizar todo el progreso informático para este propósito? Los avances de la inteligencia artificial tienen que estar a disposición de las personas, no de intereses limitados.
Todos los engaños que abundan en nuestros días deben estar sobre la mesa del debate y el periodismo debe contribuir a ese debate. El reto es recuperar la esencia del periodismo, servir a la sociedad y que el periodista pueda recuperar la esencia de su función que es tener la responsabilidad del compromiso social, manejar ese bien tan frágil que es la información para que la ciudadanía tenga la mejor información posible y de mejor calidad de manera que se construya una democracia consolidada y no vacía de contenido y un mundo mucho más justo.
La igualdad de género es otra de las falacias que la gente dice que ya está conseguida y es mentira. De hecho, no solo hay que hacer algo, sino mucho más, porque se está retrocediendo porque hay unas encuestas tremendas que indican que en edades jóvenes hay un retroceso brutal. Y hay que pelear por contar la verdad, no la posverdad ni el posmachismo, que es el machismo mejor hecho, porque es más sutil, más difícil de detectar, porque ha tomado la forma viscosa del micromachismo, que te va penetrando y, cuando te quieres dar cuenta, ya estás pringada. Es muy grave el querer vender la idea para desacreditar la lucha feminista, decir que el feminismo quiere atacar a los hombres y echarlos. Todo eso es incorrecto, el feminismo lo que hace es defender los derechos de la mitad de la población que son las mujeres. Pero no a favor de las mujeres, sino construir una sociedad mejor para todos, no solo para las mujeres. Lo que ocurre es que tenemos los derechos, pero no las opciones. Si tan iguales son los derechos, ¿por qué hay diferentes salarios? Como ese hay muchos datos objetivos, por lo que no es justa la distribución de poder en el mundo y, para eso, no tiene que contar el género, sino las capacidades, los talentos los esfuerzos y ya está. ¿Eso quiere decir que tenemos que ser?
Pero para extender una mentira muchas veces no es necesario extenderla, basta con desprestigiar a quien dice la verdad. ¿Por qué el PP ha facilitado la caída de TVE? Para privatizarla. Y qué mejor para defender esa idea que desacreditarla, luego se defiende que no se puede gastar dinero en algo sin valor y se deja el campo libre a manipuladores.
Ocurre igual con la UE. Desprestigiar a la Unión Europea es una manera de servir a los que no quieren a una Europa fuerte, a los que no quieren una Europa tal y como tiene que ser, que es la que legisla y protege los intereses de los ciudadanos europeos. ¿Eso a quién no le interesa? Los chinos, Estados Unidos, es decir, los grandes bloques económicos y las corporaciones no quieren eso para nada. Entonces, ¿qué pueden hacer? Pues vamos a ir colocando caballos de Troya, es decir, políticos que van a ir en contra de la Unión Europea.Vamos a hacer que la UEfuncione mal y entonces la propia ciudadanía va a pedir que nos la carguemos.


Mª Carmen Cerro, Mario Pisano

estudiante de bachillerato, Colegio La Paz, Torrelavega (Cantabria)

Hablamos con Jesús Maraña



El leonés Jesús Maraña es uno de los periodistas españoles más conocidos. Ex director del diario Público y redactor de medios como Tribuna (revista de la que fue fundador), El Mundo, Tiempo o Interviú, es en la actualidad director editorial del portal independiente infolibre y comentarista habitual en los programas de actualidad de la Sexta.

LEER ARTICULO COMPLETO

Su trayectoria y compromiso con la información libre nos han llevado a mantener con él una charla sobre la ética periodística, las tendencias de la información y el papel de los periodistas en los tiempos que vivimos. Es un trabajo de David Sanjuán y María Campero, realizado en la sede de infolibre, en Madrid


Blogueras de aquí



Hoy en día, consultar un blog de moda diariamente a la hora de vestirte se ha convertido en algo  común, sobre todo entre adolescentes. Siempre ha habido iconos, referencias en el mundo de la moda, y cada día son más cercanos a nosotros gracias al fenómeno de internet.

Son muchas las marcas y  diseñadores que desean aparecer en blogs conocidos, y cada vez somos más los que confiamos en gente cotidiana y nos dejamos influenciar para saber qué ponernos y cómo hacerlo. Para conocer este tema desde la perspectiva de una blogger, hablamos con María, conocida en internet como “La petite blonde”.
María o, Mery para sus cercanos, es una chica de 23 años, licenciada en Administración y Dirección de empresas. Vive en Torrelavega y tras ver el éxito de su blog, decidió abrir una tienda online de complementos que hace ella misma junto a su madre. María tiene un garaje convertido en pequeño taller, donde confecciona sus colecciones. Nunca se esperó que sus complementos fuesen a salir de España, pero ha recibido pedidos de países cercanos, como Portugal.
Crear un blog es algo fácil, pero tener éxito entre los lectores es más complicado. Le pedimos consejo, ya que muchas jóvenes desearían estar detrás de la pantalla de un ordenador influyendo a otras. “La clave es  que lo abres sin esperar nada, simplemente porque te gusta”, Mery opina que el secreto está en mantenerlo como un hobbie, sin esperar nada a cambio, ni siquiera fama o seguidores. Creó su blog sin apenas esperanza, “bah lo abro y nadie lo va a ver”, pasó de ser una lectora, a ser leída.



Una de las partes más importantes de un blog, sin duda, son las fotos que cuelgas en él, la calidad, el paisaje de fondo, y que se vea bien tu conjunto es elemental. Nunca hay que olvidar lo que hay detrás, el tener un blog ocupa tiempo en tu vida, pero no debería influir en tus estudios y vida personal.
También lo ve como una forma de expresarse, a María siempre le ha gustado la moda, saber vestirse, sentirse bien consigo misma a la hora de mirarse al espejo. “En vez de hacer otras cosas, comparto mi día a día con otras chicas”, piensa que si estás contenta con cómo vistes, ¿por qué no compartirlo? Le encanta saber que con su blog ayuda a muchas chicas. Nos cuenta que una de las mejores partes de tener un blog es que te permite acudir a eventos y actos, y conocer gente nueva, a la que también le gusta la moda y se expresa igual que tú.
 Al preguntarle sobre proyectos de futuro nos cuenta que las cosas van surgiendo poco a poco, inesperadamente, Mery es un claro ejemplo, ella no esperaba tener tanto éxito con su tienda online, pero son puertas que se van abriendo a medida que avanzas con la fama de tu blog.
Hablamos con ella sobre tendencias. Está claro que cada chica tiene su propio estilo, y algo que influye a la hora de elegir conjunto, es sin duda tu estado de ánimo o tu humor de cada día.
Siguiendo estos consejos, con ánimo, confianza en ti misma y originalidad, quién sabe, a lo mejor llegas a ser tú misma una referencia en este pequeño mundo de los blogs de moda.
Pilar Barquín
Estudiante de bachillerato, Colegio La Paz, Torrelavega (Cantabria)
Imagen Le Petit Blonde y eolapaz

Los monos y su música

El grupo “Los Monos” es un grupo español, creado en Torrelavega en el año 2000. Anteriormente eran conocidos como Elvis Strauss, creado en 1990, que según ellos, antes eran más “blanditos”. El grupo esta formado por cinco personas, que son: Rodol Palacio (bajo y coros), Iván Bueno (guitarra y coros), Aris (guitarra y coros), Charly García (batería) y Cesar (voz y guitarra).

 
A lo largo de todos estos años, “Los Monos” han sacado dos discos: 
 
“De hacerlo suave nada”, creado en 2007, compuesto por 4 temas y además y en cuyo concierto acudieron 1.500 personas.
 
Y el segundo es “Ardiendo”, compuesto de 14 temas muy elaborados y sonidos contundentes y directos, que según ellos es: “100%” de Los Monos, compuesto, interpretado y por ellos. Su música es más “power-pop” más potente y afinado que en el disco anterior. Este disco fue creado a mediados del 2009, exactamente en Junio y además remasterizado por Boris Alarcón, ganador de algunos premios Grammy y sobretodo, técnico de sonido de grupos como: El Canto del Loco o La Orejade Van Gogh.
 
Últimamente “Los Monos” tocan en canales de televisión como: los 40 principales, Sol música y cadena 100.



¿Cómo os conocisteis y surgió la idea de uniros para formar un grupo musical? 

 
Los Monos se forman en el 2000 y son un poco la continuación de Elvis Strauss, que nos juntamos siendo compañeros todavía en el colegio y llevamos muchos años tocando….actualmente en Los Monos, de aquella época, quedan Rodolfo e Iván, y se fueron incorporando a partir del 2006, Aris, Carlos y Cesar.
 
¿Cómo se presenta la gira para este año?
 
Este año en comparación con el año pasado respecto a concierto estamos mas tranquilos, estamos trabajando más en montar una discográfica propia y grabando algún video para la televisión, así todo ya hemos tocado o tocaremos a parte de Santander, en Logroño, Madrid, Soria, Valencia, Valladolid y algún sitio mas por confirmar.
 
¿Qué balance hacéis de estos años que lleváis tocando juntos?
 
Aunque ya nos ha tocado sentir en nuestras propias carnes a los tiburones y especuladores de esta industria, el balance general es muy positivo, seguimos teniendo la ilusión intacta, cada vez estamos dando un pasito más hacia delante.
 
¿Creéis que es difícil hacerse un hueco en el panorama musical español?

 

Dificilísimo, a parte de unas buenas canciones que gusten, tienes que tener un respaldo tremendo, y mil ojos, intentar que nadie te engañe y se aproveche de ti, nosotros tenemos la gran suerte de contar como manager, productor ejecutivo y gran amigo a Fernando Velasco Magali, si él, este proyecto a nivel nacional hubiera sido imposible.
 
Habéis tocado en sitios importantes en Madrid como la sala Orange y con artistas de la talla de Pereza o Taxi ¿Qué supone esto para vosotros?

La verdad que en estos tres últimos años todo a pasado tan rápido que casi no somos conscientes que muchas de las cosas que vamos consiguiendo, pero supongo que hace años nos hubiera parecido mentira, tocar con gente como Pereza, Taxi, Quique González, actuar en salas tan importante como la Honky Tonk, Sala Sol, Sala Orange…o ver tus videos en las principales cadenas musicales de televisión. Hace poco actuamos en el programa de Angels Barceló para la Cadena Ser., en el teatro Concha Espina y fue una experiencia muy gratificante.

 

¿Qué os incito a sacar vuestro primer disco?

 

 Bueno ,fue un amigo con el que tenemos amistad desde el verano del 2007 que compartimos escenario en un par de conciertos, y mas que animarnos a sacar lo que fue nuestro primer disco, el simplemente nos dijo que nos lo creyéramos, ya que él veía que teníamos mucha calidad y que hiciéramos de Los Monos un proyecto mas ambicioso de lo que era por aquella época…desde luego le hicimos caso…jajaja…pero realmente lo poco o mucho que hemos conseguido es sólo por nuestras canciones, trabajo y tesón, el de la banda y el de nuestro manager, a Fernando se lo debemos prácticamente todo. 

 

¿Qué supone para vosotros haber tocado en las fiestas de la semana grande de Santander? Porque al ser cántabros me imagino que sea importante para vosotros.

 

Genial, la mayoría de nuestros conciertos son fuera de la región así que volver a la tierruca siempre esta muy bien, ya tocamos en Santander en marzo en un concierto benéfico a favor de los niños autistas, por cierto una experiencia muy linda para nosotros.

 

¿Cuál es vuestro referente musical? Algún grupo o artista que os guste

 

Bueno, cuando nos hacen esta pregunta en alguna radio o televisión y estamos los cinco nos extendemos durante horas, resumiendo nos gusta todo tipo de música, nombrar a unos pocos es imposible, a partir de los referentes como Chuck Berry, Elvis, Beatles o los Rolling todo esta bien.

 

¿Cómo definiríais vuestro estilo musical?

 

Pop Rock o si quieres dale la vuelta. La verdad que el sonido en disco en mas pop y en directo muchísimo mas rockero, lo que tratamos es animar a la gente en el concierto, que se lo pasen bien a base de guitarrazos y mucha energía en el escenario, el bajo y batería son un cañón y Cesar nuestro vocalista entra en trance fácilmente..jajaja.

 

¿Qué te incito a meterte a este mundo?

 

Pues veras ya desde pequeño mis hermanos, tíos , primos, etc estaban en este rollo y bueno eso puede que allá influido algo 

 

Y por último ¿Cuáles son vuestros proyectos de futuro? Sé que recientemente vais a grabar un videoclip y que poco a poco vais apareciendo por importantes cadenas musicales, así que me gustaría saber cuáles son vuestros retos de futuro. 

 

Lo más reciente es auto editar nuestro nuevo disco, y este mes se estrena en 40, nuestro nuevo video y single “Ardiendo”

 

Ernesto Bueno



Aquí algunos de sus temas:

 
 
 
 
 
 


Con el presidente del Congreso Patxi López

La legislatura más breve de la democracia española ha tenido como presidente de las Cortes a uno de los políticos más apasionados con el diálogo y el consenso. Así es Patxi López
Patxi López nos recibe en el Congreso de los Diputados. Llueve en Madrid y todo parece indicar que comienza la cuenta atrás para la convocatoria de elecciones el próximo mes de junio. Afectuoso y cercano, nos confiesa que la más corta legislatura de nuestra democracia es, sin duda, un fracaso político colectivo, “pero de unos más que de otros”, pese a lo cual, votar “no es ningún drama”.

LEER ENTREVISTA COMPLETA
A punto de decir adiós a la tarea de los últimos meses, defiende el papel responsable de Pedro Sánchez al intentar buscar la suma para un gobierno en una situación absolutamente inédita y entiende el “cabreo” de los españoles ante la falta de entendimiento de los líderes políticos. “Pactar no es traicionar nada”, defiende con vehemencia el presidente del Congreso. Para el que fuera Lehendakari de 2009 a2012 “dialogar, negociar y pactar son palabras viejas necesarias para la nueva política”. De su experiencia al frente del gobierno vasco guarda como un tesoro el valor de estas palabras.




Pregunta: ¿Es muy distinto el Patxi López que entrevistamos en 2011 al de hoy?
Respuesta: Aunque entonces era Lehendakari y ahora me entrevistáis como presidente del Congreso, íntima y personalmente no he cambiado mucho. Más edad y poco más, aunque con más experiencia porque todos los días aprendes algo que suma.
P: ¿Y ve diferente la sociedad ahora desde su despacho del Congreso?
R: En aquel momento la política vasca estaba definida por una confrontación permanente y una división en la sociedad. Cuando llegué a la lehendakaritza existía una banda terrorista como ETA que asesinaba a los que no pensaban como ellos y comenzaba a golpearnos la crisis. Las políticas entonces iban encaminadas a unir a la sociedad vasca alejando los conflictos identitarios e intentar hacer frente a la crisis con los recursos que tenías. Ahora estamos también en una situación inédita en la política española, con decisiones inéditas y nuevas. Nunca había habido plenos con un gobierno en funciones, ni un gobierno en funciones que no quisiera venir al Congreso a someterse al control de la cámara. Cosas distintas pero, en el fondo, lo que uno ve es que la sociedad sigue queriendo implicarse, ve una sociedad que exige más limpieza, transparencia y participación. Hay que abrir todos los canales para poder hacerlo.
P: ¿Cómo se entiende que siendo entonces las circunstancias tan difíciles en Euskadi, fuese posible gobernar con el PP y llegar a acuerdos y ahora no haya sido posible?
R: Entonces fue muy fácil ponerse de acuerdo atendiendo a tres puntos fundamentales. Primero, dejar atrás el conflicto en el que se quiere clasificar a los vascos pues había quien decía cómo se era buen vasco o no. Después, utilizar todos los mecanismos para combatir el terrorismo, recuperar las calles para los demócratas y en tercer lugar , defender lo público, la red de políticas sociales para no dejar a nadie en la cuneta. Ahora no son las mismas circunstancias. El Partido Socialista pretende dejar atrás el tiempo de Mariano Rajoy, su reforma laboral de salarios de miseria y contratos de explotación, la LOMCE, los copagos sanitarios, la privatización de los servicios públicos. Es difícil ponerse de acuerdo con quien lo ha hecho posible y lo sigue manteniendo. Por otro lado, hay formaciones que podrían haberse puesto de acuerdo para sumar, para un gobierno de cambio. Pero creo que hay quien no ha entendido que pactar no es traicionar nada, que para pactar siempre hay que ceder y que uno no puede imponer el cien por cien de sus pretensiones. Dialogar, negociar, pactar son palabras viejas pero muy necesarias en la nueva política.
P: Respecto al problema catalán, ¿estamos ante el mismo desafío que en Euskadi pero quizá llevado a un estadio superior?
R: Desde luego, hay que defender la Constitución. La ley es lo que garantiza nuestra libertad y la igualdad de la ciudadanía, pero, además de eso, hay que hacer una propuesta política en Cataluña, no para contentar a los independentistas, sino para decirle a la sociedad catalana, que aquí hay un proyecto de España en el que todos podemos sentirnos más o menos cómodos, convivir y progresar juntos. El PP esgrime la ley y solo la ley. Los socialistas, además proponemos la evolución hacia un modelo federal y un sistema de financiación más justo, equitativo, equilibrado, que tenga como base la igualdad y la solidaridad. Y queremos que en un país tan descentralizado como el nuestro, haya una lealtad en las competencias, una verdadera cámara territorial, un Senado, en la que definamos entre todos la política del conjunto. Eso es política, no solo ley.
P: ¿Qué siente el ciudadano López al haber asumido esta responsabilidad como Presidente del Congreso y ver que tan rápidamente va a llegar a su final sin conseguir sus objetivos?
R: Asumí la responsabilidad con la satisfacción y el orgullo de que los tuyos te propongan y también con una gran responsabilidad cuando te subes ahí arriba. Ahí están 350 personas que representan la soberanía de todos los españoles y españolas. Esta cámara es el epicentro de la política y me ha tocado dirigirla en un momento totalmente nuevo y no fácil, con una mesa más plural. Para mí esta etapa ha sido muy enriquecedora. Corta pero muy intensa.
P: Sin duda, la hubiese preferido más larga…
R: Sí, pero no por lo que a mí se refiere, sino por lo que significaría que hubiera sido posible un gobierno, que es lo que necesita la gente de este país.
P: ¿Fue temerario que se iniciara un debate de investidura sin que Pedro Sánchez tuviera garantías para salir elegido?
R: No, al revés. Rajoy, nada más ganar las elecciones el 20 de Diciembre, tenía que haberse puesto a trabajar en busca de acuerdos. No lo hizo, declinó el encargo del Rey y entramos en un vacío absoluto, pues no está previsto en la Constitución que no haya candidato. De hecho, si no llega a producirse la primera votación de investidura, no habríamos puesto en marcha el reloj y podríamos haber estado hasta el infinito con esta cámara y con un gobierno en funciones. Pedro Sánchez lo intentó y llegó a un acuerdo con Ciudadanos, el único sobre la mesa, con 200 medidas, ni exclusivo ni excluyente, sino la base a la que se podían ir sumando otro tipo de iniciativas. No fue posible que otros se sumaran, por lo tanto, no solo me parece que no fue temerario, sino que fue muy responsable con la democracia. Creo que supo leer bien lo que habían dicho los ciudadanos en las elecciones.


P: ¿Piensa que esto ha podido contribuir al desencanto de los españoles con la política, o al contrario?
R: No sé si al desencanto, pero al cabreo, seguro. Entiendo que no se puede decir a los ciudadanos, “os habéis equivocado”, que tenéis que volver a votar a ver si acertáis. Los ciudadanos nos pidieron gestionar esta pluralidad, buscar la suma para un gobierno. En el fondo, la nueva convocatoria es un fracaso de los políticos pero es verdad que más de unos que de otros. Unos lo han intentado, con un acuerdo sobre la mesa, y otros nada. Entiendo que la gente se cabree si no se ha sabido gestionar su voto. No sé si eso se traducirá en más abstención. La política debe saber gestionar también los sentimientos de la gente y, en este momento, hay cierto cabreo.
P: Ha utilizado la palabra fracaso para referirse a esta legislatura. ¿Le pondría el nombre de alguien a este fracaso?
R: No, es un fracaso colectivo, pero tendrá menos responsabilidad el que lo ha intentado, el que se puso a la cabeza para buscar un gobierno, el que ha hablado con unos y con otros, y tendrá más responsabilidad el que no se ha movido del sillón o el que, en lugar de buscar como sumar, ponía líneas rojas. ¿Parece evidente, no?
P: ¿Se ha perdido para siempre el espíritu de consenso de la Transición?
R: En España hemos perdido la costumbre de lo que significa pactar y acordar. Lo hicimos extraordinariamente bien entonces. Pactaron no solo adversarios políticos sino gente que había sido enemiga hasta hacía dos días. Por encima de sus pretensiones particulares pusieron el valor del consenso y el de construir país. Pero, a partir de entonces, no hemos necesitado en España esos acuerdos. Ahora, después de tantos años, es la primera vez que se nos ha puesto encima de la mesa esa necesidad de recuperar el diálogo y el pacto y es posible que hayamos perdido la costumbre.
P: Ha calificado la repetición de las elecciones como un fracaso. ¿qué efectos cree que tendrá en nuestro sistema democrático teniendo en cuenta que, según las encuestas, no habría grandes cambios en el sentido del voto?
R: Es un cierto fracaso de la política pero nunca es un drama votar. Es la esencia de la democracia, por tanto, tampoco lo llevemos más allá de lo que significa. Seguramente los resultados, con algunas variaciones en cada partido, nos van a decir lo mismo: tienen que sumar. Espero que pongamos toda la voluntad política al servicio de buscar un pacto y no al servicio de buscar otra vez votos porque entonces sí que no habremos entendido nada.
P: Considera que la denominada “nueva política” está muy mediatizada y que sus líderes puedan considerarse “políticos probeta”?
R: No sé si probeta o no, pero mediatizada sí que está y, sobre todo, televisada. Hay una mezcla entre lo mediático y el adanismo de mucha gente que aparece como si fuera nueva. Nos quieren descubrir el mundo como si fueran Adán, como si nada hubiera existido antes que ellos, nos quieren enseñar cuál es la verdadera democracia y cuál no. Un poco de respeto por nuestros abuelos y padres, que construyeron un país para que estemos hoy aquí. Por otra parte, todo lo que es escenografía me gusta poco, me suena muy poco natural. Cuando uno se besa en la cámara porque le sale espontáneamente pues me parece muy bien, pero si está buscado para la foto me parece un horror.
P: Recientemente, en el programa de Jordi Évole, Arnaldo Otegui confesó haberse reunido con usted…
R: Sí, y de hecho, fuí a los tribunales. En aquel momento de tregua había que decir a la izquierda abertzale que había que aprovechar el momento para asumir los valores, principios y reglas de la democracia, abandonar la connivencia con la violencia y dejar de ser la tapadera de una banda terrorista. Por eso fui llevado a los tribunales por el Partido Popular y luego, por cierto, fue Manos Limpias quien, tras retirarse el PP, mantuvo la acusación.
P: ¿Fue un encuentro público, nunca privado?
R: Una reunión fue privada y otra pública. Me da igual. El objetivo era el mismo y era en aquel momento. Nunca con ETA.  Lo que en más me preocupa de Otegui y de ese mundo es la falta de asunción de responsabilidad con lo que ha pasado en este país. Si se pasa página de lo que ha sucedido sin leer, el asesino deja de ser asesino y la víctima deja de ser víctima y eso no puede ser. La memoria sirve como un muro para impedir volver atrás, para que no vuelva a haber gente joven que coja una pistola y mata al que piensa diferente y se cree un héroe. Eso es lo que me preocupa de verdad.



P: ¿Cómo es sentarse cara a cara con alguien que ha estado encarcelado por su relación con ETA?
R: Tenso, tenso, pero para mí ya es un capítulo pasado.
P: ¿Ha sacrificado muchas cosas en su vida por ser un servidor público?
R: Sobre todo, viéndolo desde Euskadi. La mayor parte de la gente que se ha dedicado a la política allí, sobre todo del PP y el PSOE, han sacrificado su libertad personal. Cuando era secretario general del partido e iba donde un chaval de 18 o 20 años a decirle si quería ser concejal de su pueblo, lo que le estaba diciendo, y además se lo decía directamente, es que si aceptaba que le iba a joder la vida porque le iban a poner dos escoltas, no podría los viernes o los sábados tomarse unas copas en el mismo bar con sus amigos, o que no íba a poder coger el autobús para ir a la uni a la misma hora todos los días o que no podría pasear por las mismas calles, que tendría que cambiar de rutinas… y, sin embargo, aceptaban. Por tanto, renuncias a la libertad, a partes importantes de tu vida, a estar con los amigos, a veces son la familia…Pero es voluntario y te da la satisfacción de hacer cosas por la gente y para la gente. Es una mezcla.




P: ¿Qué sueños que tuvo de niño en el País Vasco cree que no ha alcanzado? ¿Le queda algo que le gustaría hacer?
R: Puede que sueños personales y tontos, como tocar en un grupo de rock… Pero, por lo que respecta a los colectivos, he ido alcanzado bastantes de ellos. Yo procedo de una familia humilde de Portugalete, veo la explotación en el trabajo, la falta de libertad, las detenciones de mis padres, su destierro, la represión de la dictadura… Todo eso hace que el primer sueño sea el de la libertad, y ese lo hemos conseguido. Después empalmamos la dictadura con el terrorismo. Otro sueño, de otra libertad plena y que también hemos conseguido. Yo estoy en política por valores como la igualdad, la justicia social, que te hacen avanzar. Bueno, hemos recorrido un camino muy importante desde que yo era niño. Ahora me gustaría que todo esto que hemos ido conquistando nadie nos lo pudiese quitar. La sanidad, la educación, las pensiones, la red social de protección. En la reforma de la Constitución estas cuestiones deberíamos blindarlas y avanzar en otras.
P: Hay un desencanto en la sociedad porque muchos entienden la política como una profesión. ¿Debe ser enfocada como un servicio público transitorio o realmente se puede ver como una profesión?

R: Se puede ver como quieras. Lo primero es una vocación porque es voluntario. Es verdad que mucha gente puede quererlo como profesión, pero ahí te ponen los ciudadanos. Sí debiéramos buscar la limitación de mandatos en ciertos puestos y debiéramos ir haciendo nuestra democracia cada vez más abierta, participativa y transparente en el manejo de los recursos públicos. En todo esto tenemos que ir avanzando y estoy seguro que en la próxima legislatura damos un salto en todo esto. Pero, desde luego, la política tiene que ser en primer lugar una vocación. A mí me repugnan los que van a ella para enriquecerse porque nosotros hemos ido a arriesgar la vida.


CANDELA MARCOS / GABRIELA ABASCAL / MIGUEL SATURIO / CARLOS EDILLA / PAULA ANAYA 2º de bachillerato
Coordina Fran Sánchez Becerril, La Paz – UCM 3º de periodismo. Edición de vídeo Raquel, 3º de periodismo. Imagen Miguel Saturio, 2º de bachillerato  

Cristina Sanz Mendiola, subdirectora de Repsol


La economía española comienza a crecer. Una situación que, más allá de una solución a muchos de nuestros problemas, abre retos importantes en la adaptación de las empresas españolas a l nuevo escenario internacional. Una de las responsables de ese cambio que se cierne es Cristina Sanz Mendiola, directora general de personal y Organización de Repsol.

LEER ENTREVISTA COMPLETA

Ingeniera Industrial Superior por la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de Madrid está especializada en organización Industrial. Comenzó su vida profesional en Estados Unidos en grandes siderúrgicas de Pittsburg. Tras su ingreso por oposición en el Cuerpo de Ingenieros Industriales del Ministerio de Industria y Energía, desempeñó el puesto de Subdirectora General de Relaciones Industriales Internacionales. Durante este tiempo estuvo a cargo de las relaciones industriales internacionales bilaterales, así como con la Unión Europea, participando en las negociaciones para la incorporación de España a las Comunidades Económicas Europeas.
Desde 1994 trabaja en el Grupo Repsol como Directora de Medio Ambiente de Repsol, pasando a ocupar posteriormente la Direcciónde Medio Ambiente, Seguridad y Calidad.
Su filosofía es que las personas y las organizaciones son fruto de lo que vamos haciendo en cada momento y de los valores y los principios que vamos construyendo.


¿Quién es Cristina Sanz Mendiola?
Me defino en primer lugar y sobre todo como persona. He sido siempre yo misma, he ido evolucionando, aprendiendo del resto y de lo que tengo a mí alrededor. No es tanto el ámbito profesional mi definición,  sino la evolución como persona que he experimentado en los sitios donde he ido trabajando ya que han sido lo que me ha dado la oportunidad de ir evolucionando y de ir aportando al entono que tenía alrededor.  Soy fruto de mi misma, cada uno somos fruto de lo que vamos haciendo, en todo ello hay una componente muy importante que son los valores y los principios; esto ha hecho que lo que soy yo siempre se haya mantenido, esto lo recibes en una época de tu vida y a partir de ahí te configuras como persona, con los principios con los que vas a regir tu vida, vas creciendo como persona y vas evolucionando. Muchas veces comento en Repsol que tengo la sensación –a pesar de haber pasado por varios trabajos- de no haber cambiado mucho de sitio, esto me pasa porque el componente fundamental que he ido llevando, ha sido la relación con las personas, el trabajo en equipo y la gestión, esos han sido los componentes en todo este tiempo que han ayudado a mi evolución como persona.


¿Cómo se llega a entrar en una compañía como Repsol?
Bueno, mi caso no tiene porque ser válido para otros, pero os lo cuento, en primer lugar uno llega a entrar a cualquier sitio partiendo de la voluntad de uno mismo, no llegas si no dices “yo quiero entrar aquí”, tienes que preguntarte por qué y tener claro que buscas; tiene que ser un acto consciente. Lo que es ya la puerta de entrada es distinto, mi caso: estudié ingeniería industrial; trabajé en la empresa privada -en el sector metalúrgico-; luego estuve un año en Estados Unidos donde trabajé en la universidad; después hice las oposiciones al cuerpo de Ingenieros Superiores y me incorporé a la Administración, estuve trabajando en Relaciones Internaciones y planificación energética en el Ministerio de Industria. Durante todo ese tiempo siempre tuve un equilibrio entre lo que aprendía y lo que aportaba, creo que siempre debe existir este equilibrio, es lo que te permite seguir adelante. En un determinado momento vi, que aunque me aportaba mucho la Administración ya que me daba una visión amplia, una visión macro de todo, necesitaba ya cambiar a la esfera privada, el ámbito de la Administracióntiene un componente asociado a la política, necesitaba poder tocar más el terreno de las cosas. Me planteé cambiar y contacté de forma bastante informal con mis ámbitos naturales,   -el industrial y el energético-, y a partir de ahí tuve diferentes opciones. En el momento que me iba a cambiar desde la Administración me pidieron que me ocupase de otras cuestiones, pero ya tenía la decisión tomada y me incorporé a Repsol, a un área que creía que podría aportar, el Medio Ambiente ya que había estado trabajando en esos ámbitos.
En Repsol apostamos mucho por la carrera interna de la gente, de profesionales, de gente joven que acaba sus carreras y entran en la compañía para formar la empresa, a partir de ahí la gente desarrolla su carrera. Lo primero es plantearte “¿por qué quiero entrar en Repsol?”, si tu respuesta es “porque yo quiero formar parte y construir Repsol”, ya tienes algo ganado, si tu respuesta es “porque en algo tendré que trabajar” ahí igual no nos entendemos dela misma manera.

A parte de ser miembro del Comité de Dirección de Repsol, es la Directora Generalde Personas y Organización de esta empresa. ¿En qué consiste el último puesto?

Para responder esto me remito un poco en el tiempo, la Dirección Generalque llevaba antes –Dirección General de Medios-  es la que agrupaba todos los recursos técnicos, ingeniería, tecnología, sistemas de información, compras,… en todas estas áreas, incluso cuando estaba en la de Medio Ambiente cuando empecé, la componente es evolucionar. Esa función de evolución de los trabajadores, con una visión de empresa y gestionar los equipos ha sido una constante en todos los temas que he ido llevando, esto me ha llevado gran parte de mis esfuerzos. Relacionado con la Dirección de Medio Ambiente debemos incorporar el respeto al entorno, el respeto al Medio Ambiente es crítico, al igual que el respeto a la seguridad de las personas es lo primero, porque lo último que te puede pasar es que una persona tenga un accidente en tu compañía, un accidente trabajando. El respeto, está muy presente incluso en un trabajo que podría parecer muy técnico, se encontraba en todas esas áreas. Todas esas áreas me han permitido tener una visión global de la empresa, queríamos ir evolucionando, ser una empresa abierta, flexible, innovadora, con respeto y visibilidad de nuestros valores. Como ya tenía esa visión global de la que hablaba, el presidente pensó que podría ser la persona adecuada para liderar todo este ámbito y toda la evolución de todo lo que antes se llamaba Recursos Humanos; y lo más importante  ¿quién hace todo ese cambio y la evolución? Las personas, y ¿qué Dirección parece la adecuada para esta evolución? La que lleva la gestión de la persona.
La Dirección General antes era la Dirección de Recurso Humanos, era la de siempre, la histórica, básicamente se encarga de los procesos de gestión administrativo y todo lo que hace al desarrollo de las personas, por ellos hago tanto hincapié en esto. Desde esta dirección se entendía que era la más adecuada para liderar esta evolución. La visión de la Compañía es la de que las personas somos las que hacemos la empresa, las que construimos la compañía, las que hacemos que la empresa siga el camino que tenemos por delante, siendo importantísimos cada individuo dentro de cada equipo.
La palabra persona y organización tienen el sentido de que somos personas que merecemos todo el respeto como personas individualmente, que tenemos que saber trabajar en equipo y al servicio de una visión común. Por lo tanto las personas y la organización, consiguiendo generar las estructuras organizativas, los procesos de trabajo, la forma de trabajar, las herramientas para ello, todo esto responde al que hacemos en esta Dirección para conseguir las metas que nos vamos poniendo.
La otra pieza importante son los sistemas de información -aunque no vengan en el nombre de la Dirección-,ya que están presentes en todo los trabajos que hacemos, son una pieza muy importante para ir construyendo la forma de trabajar, la movilidad, la apertura, las nuevas tecnologías,… todo esto tiene que acompañar a la empresa. Es decir, personas, organización, procesos y sistemas de información, son los contenidos que hacemos aquí. De lo que nos encargamos es toda la gestión relacionada con las personas de la empresa, reclutamiento, instrucción, búsqueda del puesto de trabajo más adecuado para cada uno, que cada mes cobren -que no es ninguna tontería- y no es fácil cuando tenemos 24.000 empleados en casi 100 países, cuando decimos cobrar no solo nos referimos a eso, las personas necesitan certificados, necesitan asistencias a formación,… toda esa gestión es lo que llevamos.
Lo más importante de todo es equilibrar dos variables de la ecuación, el desarrollo profesional y personal de las personas, encajarlo con la aspiración de desarrollo y expectativas de carrera de cada uno y hacerlas casar con lo que necesita la compañía, poder desarrollar su carrera personal y sus expectativas personales y empresariales. Esto nunca se hace solo, necesitas ver.
que tienes que hacer, planificarlo, gestionarlo, hacer que las cosas ocurran, conocer a las personas, sus expectativas, sus capacidades, que formación necesitan para ver a donde quieren llegar, ir casando las necesidades de la empresa con sus expectativas, todo ello con una orientación muy clara hacia la persona. Yo me pongo en el plano de la persona porque es muy importante en la empresa, por lo que tengo que anticiparme para que todo funcione.
Es un Dirección General preciosa, puede tener un impacto y una trascendencia fundamental en la compañía por lo que haces o no haces. Estamos metidos en 20.000 guerras y todas son bonitas. No es gestión desde el punto de vista operativo; las políticas que aquí se llevan a cabo son las que hacen que una noche o una mañana te acuestes o despiertes sonriendo o no.


¿Cuáles son los pilares de la empresa española del futuro?
El componente clave es evolucionar. Lo primero los trabajadores, hacia una visión de empresa y gestión de equipos. Otra clave es incorporar el respeto al entorno. El respeto al Medio Ambiente es crítico, al igual que el respeto a la seguridad de las personas es lo primero.
La palabra persona y organización tienen el sentido de que somos personas que merecemos todo el respeto como personas individualmente, que tenemos que saber trabajar en equipo y al servicio de una visión común. Por lo tanto las personas y la organización, consiguiendo generar las estructuras organizativas, los procesos de trabajo, la forma de trabajar, las herramientas para ello, todo esto responde al que hacemos en esta Dirección para conseguir las metas que nos vamos poniendo.
Lo más importante de todo es equilibrar dos variables de la ecuación, el desarrollo profesional y personal de las personas, encajarlo con la aspiración de desarrollo y expectativas de carrera de cada uno y hacerlas casar con lo que necesita la compañía, poder desarrollar su carrera personal y sus expectativas personales y empresariales.
En el año 1994 se incorporó a Repsol como Directora de Medio Ambiente, en esa época la conciencia ecológica comenzó a instaurarse más en nuestro país ¿se preserva este espíritu de respeto al Medio Ambiente?
Ha aumentado, porque entendemos que lo importante no es que el trabajo ocurra mientras que tú estés, lo importante es que lo que haces y la huella que dejas.
La empresa la hacemos todos, tiene cara y ojos, la ética es la de las personas que componemos la empresa, la forma de concebir la relación de la compañía, es una equiparación con la sociedad y como funcionamos, ya que al final somos un reflejo de la sociedad. El Medio Ambiente ha ido evolucionando en la sociedad y en nuestra propia empresa con una toma de conciencia que no teníamos como individuos hace años, pero que hemos ido adquiriendo esa toma de conciencia como ciudadanos de que lo que tenemos a nuestro alrededor lo tenemos que respetar;  pues es lo mismo en una compañía.
Una empresa no puede ir a remolque de la sociedad, sino que tiene que ir por delante, tiene que ser motor,  las empresas debemos ayudar a construir la sociedad. En el fondo estamos reflejando como un colectivo de personas actúan, vamos en una dirección y por tanto no puede simplemente estar para cumplir la ley en lo que a términos ambientales se refiere, tú tienes que ir prescribiendo la sociedad que quieres, la empresa también tiene que ir construyendo la sociedad que queremos. Este mundo es en el que van a vivir los jóvenes y todos los que vienen detrás. Las empresas estamos evolucionando mucho en materia de anticipación y respeto, no se puede concebir de otra manera.


En el año 2012 como responsable de la Dirección General de Personas, recogió el premio Reina Sofía a la Inserción Laboral de Personas con Discapacidad. ¿Cuál es el papel y la responsabilidad de las empresas en este ámbito?
Nosotros respetamos a la persona. Cada uno tenemos unas capacidades distintas, en las empresas lo que tenemos es que dar la posibilidad y construir el entorno. Para que todas las personas que construimos la compañía, cada uno con sus capacidades, aporten todo lo que puedan aportar,  hay que darle un espacio y un ambiente para que puedan demostrar lo que pueden aportar. Los discapacitados tienen más desarrolladas otras capacidades que aparentemente no tenemos los que no tenemos ninguna discapacidad, por ejemplo una persona ciega tiene más desarrollado que tú el oído, además los que aparentemente tenemos todas las capacidades no las usamos. Las personas con capacidades diferentes, tienen todo el derecho para poder aportar en las compañías.
De nuevo volvemos a que somos reflejo de la sociedad, ese mismo derecho y ese mismo respeto que yo entiendo que tiene que tener una persona con una discapacidad fuera, lo tiene que tener dentro. ¿Qué tenemos que hacer las empresas? Poner unos medios para que estas personas puedan desarrollar sus capacidades, hay que hacer un esfuerzo para buscar las posiciones, los sitios,… para que esas personas puedan aportar todo lo que pueden aportar, ese esfuerzo es el que tenemos que hacer. Realmente el esfuerzo mayor no es el de las personas que se integran con capacidades diferentes, sino el que hemos tenido que hacer con las personas que iban a ser sus compañeros, para romper las barreras de prejuicios que todos tenemos, muchas veces no prejuicios mal intencionados, sino que nacen del desconocimiento, sin querer nos montamos nuestros propios prejuicios, porque la sociedad muchas veces no nos enseña y te aproximas a esas personas con un prejuicio basado muchas veces en la ignorancia. En la empresa todo eso lo tienes que trabajar para que sus compañeros sepan cómo tratarle y que la persona pueda aportar todo lo que pueda. Tenemos un papel fundamental en hacer normal todo lo que es normal. La sociedad cada vez es más abierta y sobre todo las compañías tenemos que ir por delante.


¿Cree que otras empresas deberían fijarse en Repsol en este ámbito?
En Repsol, hemos sido pioneros. Tenemos un libro blanco en el volcamos todos nuestras experiencias en este ámbito, tanto lo que hacemos bien, como lo que hacemos mal. Lo que hacemos bien para que otras tengan ya el trabajo de base, el camino hecho digamos; y lo que hacemos mal para que otros no cometan los mismos errores. El compartir forma parte de nuestra cultura, en este sentido hicimos este libro blanco. Para trabajar en este ámbito tenemos una colaboración muy estrecha con la ONCE, nos vino muy bien que existiese una organización como esta, en otros países que no existe tanto esta cultura social, nos cuesta más implantarlo.
Estuvo muy implicada en la entrada de España en la Unión Europea desde el Ministerio de Industria, por ello probablemente sea la más adecuada para contestar esta pregunta. ¿Cómo cree que afectó a Repsol y al resto de empresas españolas que estaban antes y después, la entrada de España en la Unión Europea?
Cada empresa, dependiendo del Sector, ha tenido más o menos dificultades para ir adaptándose dependiendo del plano en el que estuvieran, seguro que ha habido sectores más afectados que otros dependiendo de su posición competitiva, su grado de madurez para abrirse a las fronteras, cada sector y cada empresa ha tenido sus dificultades. Todo lo que se negoció fue la transición de cómo hacerlo para favorecer el camino para que todas las empresa españolas pudieran hacer esa transición sacándole el mayor partido posible con el menor coste.
Hay que verlo más del plano de cómo han podido hacer la transición y la evolución natural, aunque tu estés en una empresa pequeña concreta que te parece que solo opera en un pueblo, no es así, hasta a esa empresa pequeña le acaba influyendo el plano global, mucho más de lo que parece, no hay más que ver cómo han evolucionado las empresas locales y las artesanas, en esta apertura global, todas las empresas están afectadas. Esta cultura ha venido bien a todas las compañías y a toda la sociedad.


Digamos que durante años el mundo de las direcciones de empresas ha estado ocupado por hombres, como pionera en este ámbito ¿Cree que las mujeres están ya completamente integradas en este mundo?
Como yo lo he vivido como persona… He tenido magníficos amigos en la carrera, no he tenido nunca ningún mal momento, siempre me he visto acompañada de todos ellos, me sentía normal, era yo. Ahora que estoy en la Dirección Generalme toda asegurar y gestionar que se dan todas las condiciones para que las carreras de las mujeres se desarrollen, lo veo de otra forma, todavía hay muchos condicionantes que seguimos poniendo, ahora digo ya que he cambiado cosas que en mi carrera he tenido presente. Y desde esta responsabilidad si ves que estamos en una sociedad que todavía no está del todo construida, es cosa de la historia, todo ha ido teniendo su evolución, y ahora por estadística vemos que no hay tantas mujeres como hombres con carreras técnicas, y eso puede ser porque muchas mujeres pueden tener la percepción de “para que estudiar esta carrera si luego la voy a poder ejercer o no” es decir, hay muchos condicionantes ocultos que quizás no somos conscientes como empresa o como sociedad.
Independientemente del punto de vista de talento y capacidades, las mujeres y los hombres somos iguales, tendremos luego ya cada uno sus cosas distintas. Primero por respeto a la persona tenemos que tener absolutamente las mismas oportunidades; segundo porque una sociedad no puede permitirse el lujo de cargarse la mitad del talento, ni una compañía puede dejar de captar el talento esté donde esté. De todas esas barreras que parece que no están, pero están, y que pueden impedir que la mujer avance e incluso que de forma inconsciente la propia mujer se auto limite, que suele ocurrir muchas veces, tenemos que hacer todo para que eso no ocurra, no vale que una mujer diga “es mi capacidad para elegir no voy a hacer este trabajo porque me requiere este nivel de responsabilidad u horas” y es ella la que decide que no, porque quiere tener un tiempo más equilibrado con sus hijos, y dices no pasa nada porque es ella la que elige, ¡pues no señor! tú tienes que crear todo para que eso sea compatible, con que la mujer esté exactamente igual que el hombre y pueda hacerlo compatible con la familia, hijos, amigos,… tu equilibrio como persona. Con los hombres tenemos que hacer lo mismo, para que puedan disfrutar de su familia, de ver crecer a sus hijos, hay muchas de esas cosas, que las mujeres hemos interiorizado como normal, y no deben serlo.



Hay mucho por lo que trabajar y tenemos que ir cambiando e ir andando; hay que gestionarlo, seguimos toda la evolución de las mujeres, es fácil que la incorporación sea paritaria, el tema no es tanto en la incorporación, el problema viene luego, a la hora de desarrollar la carrera, los mecanismo de gestión de la empresa tienen que garantizar que la mujer vaya avanzando igual e ir generando esas oportunidades de desarrollo, teniendo cuidado con esas barreras invisibles e ir desmontándolas, para que de verdad la mujer pueda desarrollar su carrera profesional con su carrera profesional y la vida personal.
Entrevista Francisco Sánchez Becerril

Estudiante de periodismo UCM

Imagen Julia Molina

Estudiante de periodismo UCM

Coordinación Rocío García Manuz

Estudiante de medicina UCM
Coordinación María Muñiz

Estudiante de ingeniería UPM